Lo que debe tener en cuenta si va a comprar vivienda por primera vez

Para los jóvenes una de las principales dificultades es no tener un ahorro, aseguran expertos.

Compra de vivienda

Al decidir comprar vivienda nueva o usada se debe revisar con detenimiento el tema de los subsidios.

Foto:123rf

POR:
Portafolio
mayo 17 de 2019 - 10:03 a.m.
2019-05-17

La independencia y hacer una inversión son algunos de las motivaciones que tienen los jóvenes para comprar vivienda. Sin embargo, algunos aunque tienen la intención de hacerlo se ven estancados en este plan por falta de recursos u oportunidades para hacerlo.

Pero no hay que tener una visión tan desalentadora a la hora de planear esta compra, ya que según expertos existen formas de hacerlo siendo joven.

Para Jairo Coronado, docente de la facultad de ciencias del hábitat de la Universidad de La Salle, tomar la decisión de comprar un inmueble a temprana edad es una decisión muy buena ya que “se genera una conciencia patrimonial y de respaldo económico. Además el hecho de tener su propio espacio abre otras visiones desde lo social, lo cultural, lo económico, la responsabilidad, el gusto, el confort, etc.”.

(Lea: Colombianos buscan más apartamentos que casas para vivir

Según el experto, una persona entre los 20 y 24 años que tenga entre sus planes adquirir una vivienda, bien sea casa o apartamento, debe evaluar el costo del inmueble y los ingresos con los que cuenta para iniciar el proceso.

“Es importante una base económica para iniciar. Se puede ayudar con subsidios a nivel privado o público, o en su defecto adquirir una vivienda sobre planos e ir amortizando la cuota inicial en el periodo de la construcción para proyectos nuevos, y luego adquirir un crédito a mediano o largo plazo”, afirmó Coronado.

(Lea: ¿Qué buscan los colombianos al comprar vivienda?

Al respecto, Juan Sebastián Pardo, presidente de Credifamilia, aseguró que una de las dificultades que tienen los jóvenes para comprar vivienda es precisamente el no tener un ahorro debido a su situación laboral y a sus ingresos. “Nosotros tenemos compradores que están más o menos entre los 25 y 35 años, y el factor número uno que deben evaluar es el tema del ahorro porque al final siempre se necesitará tener unos recursos para poder pagar la cuota inicial”, explicó Pardo.

OTROS FACTORES A TENER EN CUENTA


De acuerdo con Pardo, cuando se es joven y se piensa en adquirir un inmueble es importante programarse y saber lo que realmente se quiere. “Es vital entender muy bien cómo va a ser su flujo de caja y tener claros sus planes, porque puede pasar que la persona está muy entusiasmada con la compra, decide meterse en un préstamo y después decide hacer un posgrado, y es aquí en donde se enfrentará a elegir entre tener una u otra cosa”, recalcó el presidente de Credifamilia.

(Lea: Así puede remodelar su vivienda con poco dinero

Al tener claros sus planes y si opta por la vivienda debe evaluar otros factores a la hora de elegirla. Según el docente de la Universidad de La Salle estos son la localización, las expectativas frente al diseño y el espacio que se necesita, la funcionalidad frente a su entorno en situación de trabajo, familia, amistades, etc.

Así mismo, según Coronado, es importante tener en cuenta otros factores como la iluminación y la asolación, la vista, las relaciones con servicios urbanos y la movilidad, el respaldo del constructor y la calidad de la construcción.

¿NUEVA O USADA?

Otra de las decisiones que se deben pensar a la hora de comprar vivienda es si será nueva o usada. Esto se debe realizar con cuidado porque según el tipo de inmueble tendrá algunos beneficios.

Según Pardo, en este sentido se debe revisar con detenimiento el tema de los subsidios. “Según el nivel de ingresos se tiene derecho o no a un subsidio de vivienda, y estos solo aplican para compra de vivienda nueva”.

Así el experto señala que en el caso de optar por una vivienda usada, los jóvenes deben saber lo siguiente:

Si es vivienda usada la recibirán de inmediato, son precios flexibles y además sujetos de negociación.

• El área de vivienda usada frente a la nueva es mayor y permite realizar ampliaciones y adecuar el lugar para teletrabajo, un espacio privado para la bicicleta.

• En algunos casos las cuotas de administración son más bajas, ya que las zonas comunales de los edificios antiguos son menores y generan menos gastos de mantenimiento.

En el caso de querer una vivienda nueva, Pardo asegura que se debe tener en cuenta lo siguiente:

Se tiene acceso a subsidios: para vivienda de interés social nueva tiene acceso a un subsidio de hasta 23 millones para la cuota inicial y a un subsidio a la tasa de interés de hasta 5% anual. Para vivienda por encima de interés social y de hasta de 300 millones de pesos, existe un subsidio a la tasa de interés del crédito hipotecario que puede llegar a ser el 2,5%. Para viviendas de más de 300 millones de pesos, no hay subsidios.

• Si no tiene un ahorro listo, los constructores usualmente dan un plazo para el pago de la cuota inicial. Puede ser de uno a dos años.

• Este tipo de vivienda brinda beneficios como parques para niños, gimnasios, parqueaderos de visitantes, etc.

• Cumplen con los códigos actuales de sismo resistencia y normatividad de construcción.

¿ARRENDAR O HABITAR?

Aunque el principal objetivo de comprar vivienda es habitarla, puede pasar que algunas personas al obtener el inmueble consideren la posibilidad de alquilarlo. Y esta opción no está mal tenerla, ya que los ingresos obtenidos del arriendo pueden ayudar a solventar la deuda de la compra o algún gasto extra que tenga la persona.

Sin embargo, para Coronado, en el caso de ser la primera vivienda es mejor pensar en habitarla un tiempo y, en caso de ser necesario, ponerla en arriendo. “Considero que, si es por primera vez, el sueño es habitarlo. Pero, si está pasando por alguna situación especial en la que implique arrendar, lo puede hacer”, indicó el docente.

El presidente de Credifamilia concuerda con Pardo en que la primera vivienda debería ser para habitarla, pero según los planes de la persona se puede destinar para el alquiler. “Lo que sí recomiendo es comprar la vivienda pensando en que en un futuro le vaya a servir. Suena muy obvio, pero hay casos en los que compran en ciudades donde no están ubicados o no tienen ninguna conexión y termina convirtiéndose en un problema”, indicó Pardo.

ALGUNOS CONSEJOS

Finalmente, Pardo asegura que, teniendo en cuenta la ley 546 de 1999, se deben tener en cuenta los siguientes tips a la hora de comprar vivienda:

• Un aspecto básico del crédito hipotecario, es que la primera cuota NO puede superar el 30% de los ingresos del núcleo familiar.

• De acuerdo a la norma "para solicitar un préstamo, una persona solo podrá considerar ingresos con el cónyuge, compañero permanente o parientes hasta segundo grado de consanguinidad, primero de afinidad y único civil."

• Hay que tener en mente gastos adicionales que NO están relacionados con la cuota inicial ni la financiación como el avalúo del inmueble, gastos notariales y beneficencia y registro.

• Realice un ejercicio de presupuesto familiar para revisar cuánto pagan de arriendo versus lo que pagarían de cuota hipotecaria. Se pueden llevar muy buenas sorpresas al ver que podrían lograr una cuota similar o más baja que el arriendo.

• Si usted tiene dos o más tarjetas de crédito, considere la posibilidad de devolver a lo menos una al banco. No es suficiente con tenerlas en ceros ya que el cupo disponible le puede afectar su capacidad de pago.

• Recuerde que los créditos que se tengan con los fondos de empleados, serán tomados en el endeudamiento total.

Siga bajando para encontrar más contenido