close
close

Vivienda

Crisis del acero frena ritmo y viabilidad de obras de vivienda

Constructoras alertan por sobrecostos en los que están incurriendo por alto precio de este material. Dicen que proyectos VIS serían los más afectados.

Vivienda y acero

El desarrollo de proyectos de vivienda, afectados por el precio del acero.

Carlos González. Archivo EL TIEMPO

POR:
Roberto Casas Lugo
septiembre 22 de 2021 - 01:37 a. m.
2021-09-22

Las constructoras del país alzan la mano y vuelven a alertar sobre las consecuencias para la reactivación económica, la generación de empleo y los proyectos de Vivienda de Interés Social del incremento de los precios del acero, una materia primera imprescindible para la edificación.

La discusión resurge luego de la publicación del Índice de Costos de la Construcción de Vivienda (ICCV) por parte del Dane, donde el rubro de hierros y aceros registró una variación anual de 40,6% a corte de agosto de 2021.

(Vea: El subsidio de vivienda al que tiene derecho, según su salario).

Esto incide en alrededor de un 10% de los costos directos de nuestras obras. La escasez de insumos también genera un impacto en los ritmos de construcción, lo cual ocasiona mayor tiempo de obra que también trae costos adicionales en nuestros gastos generales”, explicó Andrés García, gerente comercial de la constructora Prodesa.

García aseguró que en la actualidad, han ajustado sus cronogramas de trabajo y entregas las cuales “no solo se vieron afectados por las restricciones de movilidad generadas por el aislamiento sino también por los retrasos en el suministro de materia prima”.

A su turno, Daniel García Cruz, arquitecto de la constructora Obrinsa, señaló que el incremento en los precios del acero es un factor “altamente determinante” a la hora de construir.

(Vea: Así de 'barato' puede comprar una casa en Venezuela).

Proyectas un valor en la prefactibilidad y con el alza del acero de manera acelerada dejan de ser viables muchos proyectos, sobre todo los más vulnerables, como pueden ser los proyectos VIS o VIP, entre los más notorios. Impacta mucho”, señaló García.

A su turno, Roberto Moreno, presidente de la constructora Amarilo, señaló que esta situación “ha afectado de manera muy importante a las obras, así como la factibilidad de los proyectos y los precios de venta de la vivienda nueva”.

Esta situación que aqueja a las empresas va de la mano con el pronunciamiento que realizó la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) acerca de los riesgos a los que se enfrenta el país en cuanto a la apuesta por las Viviendas de Interés Social que han jalonado la reactivación del sector, tanto en operaciones como en ventas.

“Esta nueva evidencia del crecimiento desmesurado del precio del acero en el país pone en riesgo la Vivienda de Interés Social y la reactivación del empleo y la demanda de insumos de 36 sectores de la economía utilizados en su construcción”, dijo Sandra Forero, presidente del gremio.

(Vea: Banco Mundial financiará proyectos de vivienda a familias vulnerables).

El precio de este insumo esencial e irremplazable para la construcción de vivienda de los colombianos registra, mes tras mes, cada vez mayores aumentos, y se suma a una menor disponibilidad de producto en el mercado y tiempos de entrega sustancialmente mayores”, agregó.

De acuerdo con el gremio actualmente existen 1.711 etapas de proyectos de vivienda social que no han iniciado su construcción.

LO QUE PIDEN LAS CONSTRUCTORAS

Las empresas constructoras de Colombia le hacen un llamado al sector acerero del país para que rápidamente puedan hacer un reajuste de los valores del material con el objetivo de lograr, lo que ellos llaman, un desarrollo equilibrado y una relación gana-gana para todos.

El llamado a la industria siderúrgica nacional es que rápidamente refleje en sus precios las importantes disminuciones que, desde hace ya varios meses, vienen dándose en los mercados internacionales. En la medida que los precios de la vivienda se mantengan en niveles razonables, las ventas se mantendrán y se beneficiará todo el sector”, señaló Roberto Moreno, presidente de la constructora Amarilo.

(Vea: Decreto que permitirá a cajas de compensación dar subsidios estatales).

A su turno, Andrés García, gerente comercial de la constructora Prodesa, mencionó que se debe “lograr la estabilidad en el abastecimiento y por ende en el precio del acero”.

Nos unimos al llamado de la industria a buscar alternativas que incentiven la producción local y la importación del acero, lo que llevará a una estabilización del precio, beneficiando a los sectores de construcción e infraestructura del país”, agregó García.

Sobre esta idea también se pronunció el arquitecto Daniel García Cruz, para quien todos los materiales de la construcción “deberían” contar con precios regulados para tener un desarrollo equilibrado y sostenible de la construcción.

LO QUE SEÑALAN LOS PRODUCTORES DE ACERO

El Comité Colombiano de Productores de Acero de la Andi salió al paso para señalar que los inventarios del acero nacional se han incrementado “significativamente” y que actualmente el país cuenta con la capacida para atender la demanda de 2,6 millones de toneladas del mercado interno.

Al tiempo, la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero) alertó sobre la posible reducción o eliminación de los aranceles de importación de este insumo, que fortalecería la presencia de este producto proveniente de China o Turquía.

(Vea: Zonas de Colombia con metro cuadrado más caro en mercado inmobiliario).

LO QUE DICE EL MINISTERIO DE VIVIENDA SOBRE EL ACERO

El Ministerio de Vivienda descartó posibles aumentos en el costo de las futuras edificaciones o aquellas en construcción. “Creemos que este desequilibrio en los precios del acero es transitorio. La respuesta a este choque de la industria siderúrgica ha sido un aumento en la producción”.

Por esta razón, desde la entidad “no esperan” que el alza en costos sea permanente o que se traduzca en aumentos en los precios de la vivienda, ni en los proyectos que ya están en curso, así como tampoco en aquellos que sean lanzados al mercado”.

A pesar de esta situación, la entidad comenzó una serie de mesas de trabajo con los empresarios del sector para “encontrar soluciones que eviten un impacto negativo en el desarrollo de proyectos, como son los VIS”.

ROBERTO CASAS LUGO
Periodista Portafolio

Destacados

  • MIS FINANZAS
  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido