¿Es buen momento para pedir un crédito de vivienda?

Según Asobancaria las condiciones están dadas para que los colombianos accedan a créditos hipotecarios. Tasas y precios bajos, las razones.

Compra de vivienda

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
febrero 20 de 2019 - 10:54 p.m.
2019-02-20

La estabilidad de las condiciones y normas que regulan el otorgamiento de financiación de vivienda y el ajuste en los precios de los inmuebles en todo el país, son algunas de las ventajas que ofrecen los establecimientos financieros actualmente y que son favorables para que los colombianos accedan a créditos de vivienda este año.

Así lo señaló el presidente de Asobancaria, Santiago Castro, quien destacó cómo en los últimos años diversos factores como los programas del Gobierno, en el caso de la vivienda de interés social (VIS), y el comportamiento de la inflación, dentro del rango de la meta que ha fijado anualmente el Banco de la República, han sido determinantes para mantener un buen desempeño.

(La vivienda usada impulsa la solicitud de créditos hipotecarios). 

Sobre este último, Castro recordó que el 2018 cerró en 3,2 por ciento, resultado cercano al punto medio de la meta del Emisor. “El continuo seguimiento realizado sobre el comportamiento de esta variable y la ausencia de fenómenos externos que pudieran generar presiones alcistas significativas en los precios permitió que continuara con su política monetaria expansiva a lo largo del año pasado”, enfatizó.

(Los desembolsos para créditos de vivienda se incrementaron 17,9%). 


A esto le sumó la importancia que ha tenido en algunos municipios el otorgamiento de subsidios destinados a cuota inicial del precio vivienda y a la tasa de interés de las operaciones de financiación, lo que –según el directivo– permite presagiar que “es un buen momento para evaluar la adquisición de vivienda con financiación bancaria”.

Igualmente, resaltó que en el 2018 se consolidaron cerca de 147.000 operaciones para respaldar la inversión (créditos hipotecarios individuales de largo plazo y leasing habitacional) por un valor total cercano a los 17 billones de pesos.

Incluso, en línea con Asobancaria, un reciente reporte de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), destacó cómo las tasas de interés aún son manejables, en un promedio de 10,5 por ciento.

Al respecto, en el caso de las operaciones de financiación de vivienda, el año pasado se registraron las tasas más bajas de la última década, situación que -según Castro- por sí misma se constituyó en un importante incentivo para la toma de decisiones de endeudamiento para adquisición de vivienda por los hogares colombianos.

Siga bajando para encontrar más contenido