close
close

Vivienda

‘Es necesario mantener los estímulos a la vivienda social’

Constructora Bolívar espera este año comercializar cerca de 32.000 unidades, con un valor de $3,8 billones.

Carlos Arango, presidente de la Constructora Bolívar.

Carlos Arango, presidente de la Constructora Bolívar.

Archivo particular

POR:
Portafolio
julio 12 de 2021 - 09:30 p. m.
2021-07-12

En el marco de la reactivación económica, las grandes constructoras han sido protagonistas por el dinamismo que ha tenido el sector. Carlos Arango, el presidente de la Constructora Bolívar, explicó cómo se ha movido el sector y la importancia de los subsidios para la reactivación.

(Diversificación: la estrategia de Constructora Bolívar). 

¿Qué tanto ha cambiado el negocio para constructora Bolívar con la pandemia?

Para la industria y para Constructora Bolívar ha cambiado mucho. El crecimiento en los últimos doce meses con respecto al año anterior es de 40% en el número de viviendas, algo impresionante, pero si miramos el primer semestre de este año, el crecimiento es de 60% frente al año pasado y casi todas las ciudades están creciendo.

El año pasado en Constructora Bolívar crecimos alrededor de 30% en unidades vendidas y este año vamos también creciendo a ese mismo ritmo.

¿Y en iniciaciones?

En la industria se han iniciado en el último año obras que son más o menos el 75% de lo que ha crecido el mercado, hay un espacio muy grande de proyectos por iniciar con respecto a lo que se ha vendido. A junio de 2020 había 1 millón de m2 más en ventas que en iniciaciones, hoy hay como 4 millones de m2 más en ventas que en iniciaciones, porque hay cerca de 5 millones de m2 que deben iniciarse en los próximos meses.

El año pasado, en medio de la crisis, la Constructora tuvo un buen desempeño, ¿cómo lo lograron?

Se debe a dos cosas. Tenemos presencia en las principales ciudades a excepción de Medellín, donde llegaremos en los próximos 30 días; Cali ha sido un mercado muy importante para nosotros, estamos vendiendo más de 10.000 viviendas en la ciudad al año. Por otro lado tenemos unos productos muy buenos, la mayor parte están en vivienda de interés social, que es la que ha tenido mejor desempeño, y en los últimos meses la no social ha tenido una reacción muy positiva.

(En el primer semestre del 2021 se vendieron 109.342 viviendas nuevas). 


En el área comercial las ventas virtuales, sobre todo en el año pasado, fueron muy importantes, vendimos cerca de 50% así. Este año, dado que ya hay presencialidad, la gente está yendo a ver los proyectos y ese canal ha bajado a cerca del 30%.

¿Qué tanto ha impulsado las ventas los subsidios del Gobierno?

Es importantísimo el rol que tienen los subsidios y los estímulos que hay en general para la vivienda de interés social. Entre el 80% y el 90% de lo que se vende tiene subsidios, hay unos estímulos para la oferta y otros para la demanda.

En el caso de la demanda, los subsidios que se aprobaron en el presupuesto de este año eran insuficientes, pero el Presidente Iván Duque nos dijo hace un par de semanas que él estaba muy contento con la actividad de la construcción, y que nos preocupáramos de vender, que él se preocupaba por los subsidios. Ya se está acabando de formalizar el incremento de subsidios para que no hagan falta este año.

¿Se ha logrado algún compromiso con el Gobierno para que sea una política a largo plazo?

Sí, pero eso depende del presupuesto de cada año, hay que estar pendientes del presupuesto del próximo año para que haya más subsidios, pues la gente está comprando con esa promesa. Hay que trabajar con los candidatos, porque es necesario que se mantengan los estímulos a la vivienda de interés social, pues Colombia es uno de los países en que más se vende vivienda en el mundo, pero es por la política del Gobierno.

¿Cuántos proyectos tienen en proceso y cuántos lanzamientos vienen para este año?

Debemos tener activos entre 80 y 100 frentes en el país entre construcción, venta o entregas. En cuanto a los lanzamientos vienen muchas etapas de varios proyectos importantes. Deberíamos estar saliendo a vender en Bogotá en Lagos de Torca entre julio y agosto, con un proyecto de 9.000 viviendas. Este año está uno en Bosa de 5.000 viviendas, y uno de apartamentos pequeños de 35m2, para hogares unipersonales o de dos personas, pero con buenas zonas comunes, cerca a la zona del Salitre, con 5.000 viviendas.

En Cali también tenemos varios proyectos grandes, y estamos pendientes de la aprobación de un macroproyecto entre 10.000 y 15.000 viviendas.

¿Cuáles son las proyecciones para 2021?

Ya estamos en cerca de 30.000 viviendas, debemos terminar el años con cerca de 32.000 vendidas, el año pasado terminamos con 25.000, y en plata fueron cerca de $3 billones, y la meta de este año es $3,8 billones o algo por el estilo.

¿Tienen intensión de llegar a otros países?

Por ahora estamos solo a nivel nacional, para entrar a otro mercado hay que mirar muy bien la política de vivienda de cada país y la estabilidad política, entonces no es fácil llegar a desarrollos similares a Colombia en política vivienda, porque la nuestra es muy exitosa.

¿Qué destacan de la política del Gobierno?

En primer lugar, el interés del Gobierno en que se desarrolle el mercado es muy importante. Los instrumentos que hay como estímulo para la oferta también son claves, que son la exención en la renta de las utilidades obtenidas de la venta de viviendas de interés social, la devolución del IVA, y para la demanda los subsidios de la cuota inicial y a la tasa de interés.

Hay algunos programas adicionales que ha sacado el gobierno, pero que son complementarios, como el subsidio a la cuota de No VIS, que es hasta 2022, pero se está solicitando al Gobierno que lo amplíe si no se han terminado los 100.000 subsidios destinados, pues eso ha impulsado ese rango.

¿Habrá retrasos por la pandemia y el paro?

Cali fue la ciudad más afectada por el paro, de los 32 frentes de trabajo que teníamos cerramos 24 porque no llegaban los insumos. En el resto del país las obras disminuyeron también un poco su ritmo, y eso puede generar que algunas viviendas que íbamos a entregar este año se desplacen a enero y febrero.

Frente a los insumos, el incremento en varios materiales ha sido muy grande, y el de mayor impacto ha sido el acero, también el PVC y el aluminio, que es clave para la ventanería, y los cables eléctricos. El impacto para la industria ha sido muy grande, porque en viviendas en altura esto puede impactar hasta 7% de las ventas.

Laura Lucía Becerra Elejalde
En Twitter: @LauraB_Elejalde

Destacados

  • MIS FINANZAS
  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido