20 años del Banco Agrario: una entidad que nació grande

Hoy cuenta con 784 oficinas en 754 poblaciones, 5.248 corresponsables bancarios y está presente en 1.039 municipios. 

Banco Agrario

Fachada de la sede principal del Banco Agrario, en Bogotá.

Archivo particular

POR:
Portafolio
junio 27 de 2019 - 10:44 p.m.
2019-06-27

El Banco Agrario de Colombia es una de las pocas empresas del país que se dio el lujo de nacer grande. El 28 de junio de 1999, en el edificio de la esquina nororiental de la carrera séptima con calle 72, en Bogotá, empezó a operar producto de la transformación de la compañía estatal Leasing Colvalores Compañía de Financiamiento Comercial.

(Banco Agrario, para el campo). 

Ese lunes, la nueva entidad abrió las puertas al público con 521 oficinas y 162 agencias de servicio, ubicadas en 651 municipios del país. Hoy cuenta con 784 oficinas en 754 poblaciones, 5.248 corresponsables bancarios y está presente en 1.039 municipios, es decir, en el 94,3% del territorio nacional. El Banco opera la red de oficinas y servicios financieros más grande de Colombia.

Lo que parecía más un capricho del gobierno de Andrés Pastrana, que apenas dos días atrás había sometido a liquidación a la ineficiente e inviable Caja Agraria, se convirtió en la nueva entidad estatal creada para financiar al campo colombiano, hasta el punto de que fue obligado a destinar al menos el 70% de sus colocaciones de crédito en proyectos agropecuarios.

Sus operaciones activas están dirigidas fundamentalmente a actividades rurales, agrícolas, pecuarias, pesqueras, forestales, agroindustriales y a entes territoriales.

A la naciente institución financiera le fueron transferidos todos los bienes, muebles e inmuebles, de la Caja Agraria, institución que entró en liquidación, luego de 70 años de operación.

Fue algo así como surgir de los escombros dejados por el sindicato Sintracreditario, una de las organizaciones de trabajadores más radicales del país. Por ejemplo en el edificio principal de la Avenida Jiménez de Bogotá solo quedaron cientos de escritorios arrumados, montañas de carpetas y documentos tirados en el piso, como si acabara de ocurrir un terremoto.

(‘El Banco Agrario empezó a mejorar sus principales indicadores’). 


Rápidamente, el Banco Agrario de Colombia comenzó a mostrar su nueva cara, en medio de las dificultades generadas por la transición y los enormes problemas heredados de la Caja Agraria, pues los clientes de esa entidad pasaron al naciente banco, presidido por el ex senador boyacense, Juan B. Pérez Rubiano.

La institución es una sociedad de economía mixta del orden nacional, de tipo anónima, sujeta al régimen de empresa industrial y comercial del Estado, vinculada al Ministerio de Agricultura, y hace parte del Sistema Nacional de Crédito Agropecuario.

Desde sus primeros años, el Banco ha sido una entidad financieramente sólida, hasta el punto de que se ha convertido en una importante fuente de transferencia de recursos a la Nación.

El Banco Agrario de Colombia es el principal financiador del campo. En la actualidad, alrededor del 90% de los recursos de redescuento que coloca Finagro, corresponden a créditos otorgados por el banco en todo tipo de líneas y con tasas de interés diferenciales para pequeños, medianos y grandes productores.

OBJETIVOS ESTRATÉGICOS 

Los principales objetivos estratégicos consisten en asegurar la sostenibilidad financiera en el largo plazo, maximizar el impacto social sobre los grupos de interés, promover la financiación que conlleve al buen uso de los recursos ambientales, ser el principal aliado financiero del sector rural y agropecuario, aumentar el nivel de vinculación, fidelización y satisfacción de los clientes maximizando su rentabilidad, ofrecer un modelo de atención diferenciado para cada segmento, brindar oportunidad y calidad en sus operaciones, garantizar accesibilidad, disponibilidad y facilidad de uso en de los canales de atención y transacción, y disponer de una plataformas tecnológica integrada, flexible, funcional y segura, que soporte las necesidades y crecimiento del negocio.

SU ADMINISTRACIÓN 

El Banco Agrario ha tenido 10 presidentes, es decir, uno cada dos años, en promedio, siendo Jorge Restrepo Londoño quien más tiempo permaneció en el cargo, al ejercer la presidencia entre mediados del 2000 y el 2005.

La lista de presidentes es la siguiente: Juan B. Pérez Rubiano, Jorge Restrepo Londoño, César Pardo Villaba, José Fernando Bautista Quintero, David Guerrero Pérez, Francisco Estupiñán Heredia, Álvaro Navas Pinzón, Francisco Solano Mendoza, Luis Enrique Dussán y el actual, Francisco José Mejía Sendoya.

El actual presidente es un ingeniero agrónomo ibaguereño, egresado de la Universidad del Tolima, con un MBA y un máster en finanzas de Louisiana State University.

El funcionario señaló que la entidad sigue mejorando sus indicadores, gracias a la reducción del gasto y la eficiencia administrativa. Por ejemplo, en los últimos 10 meses los gastos disminuyeron en $53.035 millones, en tanto que la cartera bruta creció casi 4%.

Siga bajando para encontrar más contenido