A junio, colombianos gastaron más de $12,4 billones en moda

En el sexto mes del año el consumo fue de $2,1 billones. Aunque la demanda nacional ha subido, estarían primando los productos importados.

Moda

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
septiembre 08 de 2019 - 07:43 p.m.
2019-09-08

Aunque cada vez hay más ofertas y marcas nacionales con valor agregado en diseño, colores y texturas, esto no estaría siendo suficiente para el mercado local, pues de acuerdo con estimaciones de Inexmoda, el gasto de los ciudadanos en este segmento se estaría concentrando, en mayor medida, en los importadores y comercializadores.

Lo anterior, teniendo en cuenta que, si bien el consumo nacional en moda durante los primeros seis meses del año creció 4,8%, totalizando $12,45 billones, el índice de venta de hiladura, tejeduría y acabado de productos textiles, y el de prendas de vestir, no han crecido al mismo ritmo, pues el primero en mención tuvo una variación negativa de 3,1% y, el segundo, creció a ritmos de 1,3% en el primer semestre del año respecto al mismo periodo de 2018.

RETOS DE LA MODA LOCAL 

Para Mario Hernández, empresario colombiano y dueño de la marca que lleva su nombre, la moda ha cambiado de la mano de la globalización. Las tendencias que antes tardaban meses o años en entrar al país están llegando de inmediato, haciendo que hoy los productos tengan diseños más libres, con materiales diferentes y cómodos.

Para Hernández, uno de los obstáculos que tiene la industria nacional, razón por la que la gente estaría prefiriendo los grandes jugadores internacionales de moda, es que los empresarios no se han actualizado. “Lo que ha pasado es que aún hay fabricantes que no están innovando, siguen mandando a hacer la ropa en talleres donde la moda y el diseño no es su preferencia. Les falta ir a ferias, ver materiales, productos y funcionalidades”.

(Las cuatro compañías de moda colombianas que llegan a Amazon). 

En esta misma línea, aunque con algunas apreciaciones, Yaneth Londoño, CEO de C.I. Hermeco (Offcorss), comentó que las marcas colombianas deben trabajar en la diferenciación del producto que les haga estar al mismo nivel de la moda internacional. “En Colombia tenemos buen diseño, calidad y confección, pero para mantenernos competitivos debemos generar innovación, no tenerle miedo a los colores y probar con distintas telas”.

Para Harry Ocampo, CEO de Giraffe Cool, otra de las razones por las que la gente estaría prefiriendo las grandes firmas internacionales es que “se dejan llevar por las marcas y estas, al tener mayor músculo financiero, logran más alcance y costos más asequibles por su producción en masa. Cosa que suele dificultársele a la mayoría de compañías locales de moda”.

Ocampo agregó que “cuando se tiene buen producto, calidad, diseño y se llenan las características para sobresalir, pero no se tiene dónde venderlos masivamente, es complicado”, razón por la que dijo que una posible salida a esto sería buscar aliados en distribución o inversionistas.

Por su parte, Andrea Olmos, psicóloga experta en moda, dijo que hace falta un poco más de apoyo a las industrias que se están desarrollando a nivel local. “Por ejemplo, al norte de Bogotá hay un lugar que es como una exposición permanente de diseño colombiano lleno de productos con valor agregado, originalidad y calidad, lo que hace que su precio sea elevado, algo que muchas veces no termina atrayendo al consumidor, que está buscando tendencias asequibles”.

Olmos añadió que lo que hace falta es una mejor cadena de valor. “No tenemos infraestructura suficiente que nos permita producir en masa y hacer que el precio disminuya y más personas puedan comprarlo, como sí pasa con grandes marcas que están en el país”.

GASTO POR CIUDADES

En junio los hogares gastaron un total de $2,1 billones en productos y servicios relacionados con moda, según un informe de Inexmoda.

De estos, el 56% se distribuyó para vestuario, 15,4% para artículos de joyería, 12,5% para calzado, 8,8% para servicios de vestuario y calzado y 7,3% para ropa de hogar.

Ahora, teniendo en cuenta que el acumulado con corte a junio asciende a $12,45 billones, la ciudad que más consumió en moda, durante ese lapso, fue Bogotá con $4,18 billones, seguida de Medellín con $1,18 billones, Cali con $699.000 millones, Barranquilla con $523.000 millones y Cartagena y Bucaramanga con $262.000 millones, cada una.

COMERCIO EXTERIOR
 
De acuerdo con datos del Dane citados en el estudio de Inexmoda, las importaciones de confección de prendas de vestir fueron de US$353,2 millones CIF en el primer semestre de este año, creciendo 5,9% respecto al mismo lapso de 2018. Por su parte, las importaciones de productos textiles y materias primas se contrajeron 0,5%, ubicándose en US$690,2 millones CIF.

Las exportaciones en confección de prendas de vestir y productos textiles y materias primas fueron de US$247,6 millones FOB y de US$114,2 millones FOB, respectivamente, según el estudio.

(Compras de moda sumaron $8,3 billones con corte a abril). 


“La industria tiene varias ventajas para exportar hacia otros países, como lo son su capacidad de producción flexible y ajustada a los requerimientos de los clientes y una oferta muy diversificada y con valor agregado”, aseguró Flavia Santoro, presidenta de ProColombia.

Valerie Cifuentes Martínez
valcif@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido