Acabar lo que falta del Bacatá tomaría catorce meses más

Se ultiman otros contratos para reanudar trabajos de lo que quedó pendiente, sobre todo del hotel.

Proyecto Bacata

En el edificio más alto de Bogotá han invertido más de 6.000 personas.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
diciembre 06 de 2018 - 10:56 p.m.
2018-12-06

En el 2013, Sara invirtió $80 millones en un Fidi o derecho fiduciario, con el cual BD Promotores comercializó el que hasta el momento es el edificio más grande del país: el BD Bacatá, ubicado en el centro de Bogotá.

“Tenía mis ahorros, cesantías, plata de mi mamá; nos ilusionaron con una rentabilidad del 15% anual y hasta el momento eso no ha sucedido”,
explicó junto con otros 50 inversionistas que protestaron ayer frente a la sede de Acción Fiduciaria (AF), en el norte de Bogotá y quienes dijeron sentirse estafados.

Esta organización es la encargada de administrar los recursos que más de 6.000 inversionistas depositaron para su administración, mientras se desarrollaba la obra y esperaban los dividendos.

(Lea: Supersociedades admite reorganización empresarial de BD Promotores Colombia

Su presidente, Pablo Trujillo, le dijo a Portafolio que “aunque uno entiende a las personas, ellos también deben comprender que su dinero está invertido en un activo que ahora tiene como reto terminar la construcción”. Y agregó que “la parálisis se debe a la falta de recursos que el promotor no le ha suministrado a la fiduciaria”. Al respecto, Venerando Lamelas, presidente de BD Promotores –que en abril pasado entró a proceso de reorganización empresarial en los términos de la Ley 1116– dijo que AF les hizo varias observaciones, las cuales contestaron.

Según el directivo, “el 4 de septiembre pasado radicamos un contrato en AF, en el cual dice que la firma española Aluman participará para terminar la obra, pero estamos pendientes de un otro sí”.

A esta compañía se sumó Prabyc Ingenieros, que estuvo en la construcción desde el principio y volvería. Su presidente, Carlos Alberto Barberi, quien le dijo a Portafolio que los más afectados son los proveedores, anotó que el fideicomiso está saneado. “Queremos aportar para terminar lo que falta, sobre todo el hotel”.

Sin embargo, una pregunta recurrente de los inversionistas es “¿cuándo la entregarán?”. Según Trujillo, “queremos hacer las cosas bien. Estamos ultimando los nuevos contratos, que son complejos; en enero comenzarían a trabajar, para entregar al operador hotelero en 6 meses; luego, el equipamiento y otros detalles tomarían otros 8”.

Esa es la esperanza de Raúl Gonzalez, un pensionado que le apostó al BD Bacatá. “Esperaba disfrutar los años de retiro con una ganancia extra; sin embargo, hasta ahora no he podido ver nada”, concluyó.

Siga bajando para encontrar más contenido