Negocios

Así afecta el coronavirus la competitividad y las cadenas de valor

Esta pandemia trae consecuencias para los negocios, los consumidores y la economía global. Líderes buscan cómo proteger a sus empleados.

Coronavirus

La presencia del coronavirus esta alterando al sector productivo y las cadenas de valor mundiales. 

Bloomberg

POR:
Portafolio
abril 07 de 2020 - 08:36 a. m.
2020-04-07

En la actualidad el mundo y sus líderes se enfrenta a uno de los retos más complejos y aleatorios que no figuraba en el pronóstico de ningún policy - maker, el de una pandemia a nivel global, que prioriza conservar la vida de los contagiados, evitar una mayor propagación del virus y analizar como se enfrentan sus consecuencias actuales y futuras, requiere por tanto de soluciones globales que involucre a todos los miembros de la sociedad de forma innovadora priorizando soluciones en pro del bien común.

(Cadenas de valor y capital intangible). 

En este contexto, es importante analizar cómo se afectan las estructuras más significativas de la productividad, la competitividad y de las cadenas de valor, ya que la pandemia esta produciendo cambios desde la forma como nos relacionamos hasta la forma como trabajamos y generamos valor en las actividades que realizamos diariamente, buscando nuevas oportunidades e innovaciones que permitan evaluar nuevas alternativas en la forma de nuevos vínculos sociales, la producción y el desarrollo de los negocios.

(Seis aprendizajes que deja a las empresas el Covid- 19). 


Los temas de salud son muy importantes para los temas de la competitividad, este es quizás uno de los elementos más preponderantes a la hora de tomar decisiones, es tanta su importancia que es uno de los pilares que conforman el índice global de competitividad y que a nivel del país en los departamentos se mide a través de tres sub-pilares y doce indicadores que lo conforman:

1. Cobertura en salud (aseguramiento, vacunas, camas hospitalarias totales y camas de servicios especializados).

2. Resultados en salud (mortalidad infantil, por desnutrición y materna).

3. Calidad en salud (inversión en salud, inversión pública en protección integral a primera infancia, tiempo de asignación de citas médicas y esperanza de vida al nacer).

Estos elementos son esencia factores claves porque permite analizar la capacidad de respuesta que puede tener un país y un departamento para responder una situación como la actual, frente a los requerimientos y controles que se requieren para asumir la pandemia de forma efectiva, teniendo en cuenta los recursos con que se cuentan y como se optimizan su uso a partir de mayores requerimientos, actuaciones bajo presión y decisiones que pueden afectar a toda la sociedad. Por ello, esta situación implica analizar más allá de los índices y puntajes la capacidad de respuesta que implica una mayor atención médica y la prevención de una mayor multiplicación del virus que pueda colapsar los sistemas de salud y generar una mayor incertidumbre en la población frente a su manejo.

(Lo que deben tener las empresas para afrontar momentos de crisis). 


Por ello, la competitividad en estas situaciones se vuelve fundamental a partir de las medidas que tomen los Estados que se concentran en una primera etapa en limitar a expansión del virus a través de acciones coordinadas de salud pública para proteger a las personas en riesgo, garantizar que los trabajadores de la salud cuentan con los equipos médicos necesarios especialmente máscaras y respiradores, promover la investigación especialmente en el tema de vacunas como una cooperación entre ciencia, tecnología e innovación, para con ello analizar y evaluar las consecuencias socio-económicas y las estrategias que permitan disminuir su impacto, apoyar a los ciudadanos y sectores económicos más vulnerables con medidas efectivas que les permitan continuar con su actividad, restaurar la confianza, el crecimiento, proteger el empleo, apoyar el comercio y la inversión mundial a través de nuevas estrategías que implican a la tecnología y el empoderamiento virtual.

La presencia del coronavirus esta alterando al sector productivo y las cadenas de valor mundiales, que son esenciales para el crecimiento económico, el desarrollo y la inclusión social, evidenciando la necesidad de que las organizaciones se centren y pongan en marcha la preparación y respuesta ante el riesgo accionando los planes con que cuenten y como pueden mitigar esta situación, visibilizando y analizando las cadenas de valor de tal manera que se puedan acortar el suministro para estar más cerca de las personas que en estos momentos lo necesitan, aprovechar las tecnologías y evaluar diferentes escenarios, lo cual permitirá tomar decisiones frente a como asumir esta situación y poder garantizar la viabilidad del negocio.

Esta pandemia trae consecuencias para los negocios, los consumidores y la economía global, implicando que los lideres empresariales esten buscando alternativas para responder preguntas urgentes sobre cómo proteger a sus empleados, garantizar la seguridad del suministro, mitigar el impacto finaciero, abordar los riesgos de imagen y reputación, operar con la incertidumbre del mercado y la reduccion de la demanda.

En esta situación, las empresas y los gobiernos se deben preparar con una serie de estrategias de urgencia a corto plazo para ser más resistentes y tomar consideraciones a largo plazo que les permita mitigar el riesgo de acuerdo a lo que recomienda el Foro Económico Mundial:

1. Análisis de las cadenas de valor en todos sus eslabones, determinando procesos criticos, fuentes alternativas, inventarios con el fin de reducir la vulnerabilidad del negocio.

2. Utilizar la tecnología para mejorar las capacidades de detección temprana.

3. Realizar actividades de planeación utilizando técnicas de prospectiva y escenarios para evaluar el negocio. 

4. Definir planes de acción que puedan desplegarse rápidamente y reponder de forma óptima ante la situación.

Mitigar el impacto de esta pandemia global es urgente y requiere un trabajo conjunto entre el gobierno, las empresas, las universidades, los científicos y demás grupos de interés para definir estrategias efectivas y catalizar una respuesta integral que favorezca a la sociedad y permita un desarrollo sostenible con equidad.


Clara Inés Pardo Martínez
Post-doctora. Profesora
Escuela de Administración y del Centro de Estudios para la Competitividad Regional – Score de la Universidad del Rosario

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido