Negocios

Atraer nuevos consumidores, una apuesta de Burger King

Con su hamburguesa a base de plantas, la marca se fija metas a largo plazo. Con operación más liviana, espera abrir más locales y mejorar resultados.

Alejandro Henao

Alejandro Henao, gerente general de Burger King, dice que es optimista sobre el 2021.

Cortesía

POR:
congom@portafolio.co
febrero 15 de 2021 - 08:54 p. m.
2021-02-15

A finales de enero la cadena Burger King presentó al mercado colombiano su Veggie Whopper, una hamburguesa a base de plantas, que busca diversificar el portafolio a quienes buscan opciones distintas a la proteína animal.

(Lea: Burger King lanza en Colombia una hamburguesa hecha 100% de plantas)

La innovación es una apuesta de largo plazo por conquistar a nuevos consumidores, explica el gerente de la cadena en Colombia, Alejandro Henao, quien es optimista sobre el negocio para el 2021.

(Lea: Burger King anuncia que dejará de usar conservantes)

¿Cómo es el producto?

Nos sentimos orgullosos de ser los primeros en tener un producto adicional del portafolio que es la Veggie Whopper.

Esto está acorde con el ADN de Burger King. Lo que hace la marca con este tipo de inversiones que, posiblemente, pueden sonar prematuras, es que trabajar para que sea relevante para los próximos años.

Esto, indiscutiblemente, es una tendencia, no es solo una opción para veganos ni para el nicho que se denomina de vegetarianos, sino que es una alternativa para las personas que quieren comer una hamburguesa con una proteína diferente a la carne de carne animal. Se les ofrece una proteína hecha de plantas.

¿Cómo se llega al producto?

La hamburguesa es elaborada por The Vegetarian Butcher, empresa de Unilever, en Estados Unidos. Me siento orgulloso, es exactamente igual a nuestra Whopper tradicional.

El mayor reto que teníamos era llegar a un producto en el que no se tenga que sacrificar el sabor, se mantiene la indulgencia, el sabor a la parrilla, todo lo que nos ha caracterizado desde el punto de vista de marca y calidad. Independientemente de la situación, tenemos el compromiso de ofrecer comida con la que los clientes se sientan bien. El carácter de la compañía es atreverse a estar adelante en lo que consideramos es la tendencia en alimentación.

¿Qué respuesta han notado en los clientes?

Nadie nos pidió lanzar esto pero desde el punto de vista de la responsabilidad este tipo de opciones las debemos tener dentro de nuestro menú, porque hay una población que tiene fuentes de información muy válidas, visualizan la sostenibilidad como una variable importante y simplemente quieren tomar decisiones que no sean parte del común. Posiblemente, en el inicio las ventas no van a ser de la dimensión habitual de un lanzamiento, pero como esta marca tiene tanto carácter, tomó la decisión correcta.

¿Y el precio?


Es de $18.900 en combo, dentro de los precios que manejamos. En este momento tiene unos costos asociados más altos, pero lo que hemos hecho es no trasladarlos a los clientes, para que las personas hagan la prueba, que es lo que más queremos este momento.

¿Vendrán otros productos novedosos?

Tenemos una noticia que para nosotros también es otra demostración de lo que queremos hacer. Antes de finalizar el primer semestre, vamos a hacer la Whoopper Clean que tiene cero colores o sabores artificiales. Esto está relacionado con las salsas y el pan porque la carne es ciento por ciento carne de res.

¿Cuáles son las perspectivas del 2021?

Yo soy muy optimista, no ha sido fácil. Tenemos tantas subidas y bajadas y es difícil mantener la calma y el rumbo, pero tengo un equipo fantástico. Nos estamos enfrentando a un año que no va a ser fácil, para nada, pero lo estamos haciendo con una compañía mucho más liviana.

Como todos en la industria y, seguramente en otras, logramos liberarnos de muchas cargas y también tuvimos que tomar decisiones difíciles. Tuvimos que salir de un número de empleados muy grande.

A la fecha hemos tenido que cerrar seis restaurantes. Esperamos que la situación mejore. Estamos haciendo una serie de sacrificios y de eficiencias porque llevamos un número negativo bien importante del año pasado y en enero traíamos una buena dinámica pero los cierres cambiaron mucho el resultado.

¿Entonces cómo queda el movimiento de locales?

Tenemos dos traslados, que son estratégicos, en Bogotá y Cartagena. Hoy operamos 36 restaurantes y a inicios del 2020 teníamos 42. Y la intención es sumar unos cuatro para llegar a unos 40 al final del año. Tenemos uno que nos hace falta que es El Dorado Internacional, pero esperemos que pronto se pueda abrir.

Destacados