Aval a primeras cinco variedades de cannabis en el país

La histórica aprobación fue otorgada a la empresa Medcann. La meta es comenzar a exportar en junio del próximo año, según su presidente, Jon Ruiz.

Jon Ruiz, presidente Ejecutivo de Medcann.

Jon Ruiz, presidente Ejecutivo de Medcann.

Cortesía

POR:
Portafolio
noviembre 18 de 2018 - 08:00 p.m.
2018-11-18

Fueron cinco las variedades de cannabis medicinal que le aprobó el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) a la firma colombiana Medicamentos de Cannabis SAS, Medcann. Se trata de algo histórico teniendo en cuenta que es la primera empresa a la que el ICA le da luz verde, en cuanto a cannabis psicoactivo.

En diálogo con Portafolio, Jon Ruiz, presidente Ejecutivo de Medcann, aseguró que el objetivo es poder exportar las primeras extracciones de aceite de cannabis medicinal en junio del próximo año.

(Lea: Las trabas para que Colombia pueda exportar marihuana a Canadá

¿Cómo reciben la aprobación de las cinco variedades de cannabis psicoactivo, por parte del ICA?

El ICA exige que cualquier nueva variedad que se vaya a utilizar en un cultivo pase por una prueba de evaluación agronómica y nosotros ya la finalizamos. Hemos presentado los resultados ante la subgerencia de protección vegetal de la dirección técnica de semillas y nos han autorizado el registro de los cultivares de cannabis psicoactivo, con cinco variedades. Podemos decir orgullosamente que somos los primeros, no solo dentro de los productos de cannabis, sino también los primeros privados en recibir una certificación en una variedad psicoactiva. Nadie ha conseguido cumplir esta etapa. Medcann es el primer proyecto en cumplirlo y la verdad es que estamos encantados.

(Lea: Los requisitos para entrar al negocio de la marihuana en Colombia

¿Qué va a implicar esta noticia en el negocio de Medcann?

Ya nos empezamos a preparar para la siembra del primer cultivo comercial, que esperamos que sea a finales de este año o principios de enero y, ya en abril, tener la primera cosecha para que en mayo se hagan las primeras extracciones de aceite y así comenzar el proceso de exportación en mayo o junio del año que viene.

(Lea: Los destinos de exportación para el cannabis colombiano

¿Qué tanta área propia tienen para atender la demanda internacional?

Hemos ampliado la finca a 89 hectáreas, porque de alguna forma nosotros somos el único proyecto que tiene previsto el cultivo al aire libre, ya que entendemos que el mundo va a demandar mucho volumen. De hecho, con la legalización en Canadá, ya se está hablando de una falta de producto.

Precisamente en términos de producción es más barato cultivar en Colombia que en Canadá...

Tiene una razón puramente geográfica. El cannabis es una flor y esta, para maximizar su productividad, se beneficia de una estabilidad de luz y de oscuridad. Aquí en Colombia a las seis de la mañana es de día y a las seis es de noche todos los días del año.

Sin embargo, recientemente en el hemisferio norte han cambiado la hora y ahora tienen ocho o nueve horas de luz y el resto es oscuridad, por tanto, para que las plantas tengan esa productividad tienen que utilizar lámparas artificiales, meterlas bajo techo y, en algunos casos, como en Canadá, usar calefacción. Eso es consumo energético, que afortunadamente en Colombia, por estar en el Ecuador, la estabilidad nos la da gratis la naturaleza, por lo que no tenemos ese gasto. Además, acá la falta de agua no es el problema, sino manejar el exceso de esta, mientras que en California tienen que conectarse al acueducto y eso cuesta mucha plata.

Un gramo de flor seca nos cuesta producirlo, a nosotros particularmente, cerca de un centavo de dólar, mientras en países como Canadá ese mismo gramo puede estar por encima del dólar con cincuenta, por puro consumo de agua o de luz.

¿Qué países tienen en la mira para exportar?

Cada vez se están abriendo más. Canadá ya lo hizo y Alemania es un mercado potencialmente interesante, porque es el primer país que ha metido el consumo de cannabis en el sistema de la seguridad social para paliativo de dolores, centrado en el adulto mayor y, por tanto, está muy necesitado de volumen.

Reino Unido acaba de abrirse también; en España ya se está hablando del tema; Japón está abierto y Australia también. Hay ya muchos mercados desarrollados con altos márgenes que ya tienen la posibilidad de importar. Acabo de tener una conversación con un colega peruano que también me estaba comentando que allá se está creando el marco regulatorio, en Ecuador igual y en Argentina ya se puede importar, porque lo tienen regulado.

¿Qué otros proyectos tiene Medcann?

Estamos con un plan de inversiones en Fuente de Oro, en Meta. Nos metimos en esta zona precisamente pensando en que esto tiene que tener escalabilidad a un costo marginal bajo y donde se puede dar esto es en los Llanos. Empezamos con un proyecto de 10 hectáreas, pero viendo cómo ha reaccionado un mercado como el canadiense, tenemos que estar preparados para crecer y, por tanto, tenemos la capacidad de crecer hasta 89 hectáreas, que es la finca que tenemos comprometida para comprar.

Las inversiones van encaminadas a eso, a asegurar la propiedad, a construir una planta de estación y a garantizar que tenemos el capital para empezar a sembrar el área que nos vienen demandando los clientes.

¿En qué va el proyecto de la planta?

Estamos ya con todos los permisos, con las fases de diseño, estamos arrancando la licitación, la contratación de la empresa de construcción y básicamente es una planta donde se va extraer y secar la flor una vez cortada. Una vez seca, se extrae el aceite y este se almacena para su posterior exportación. Nosotros no nos planteamos una transformación del aceite en el producto final, sino que estamos viendo opciones de dónde sería interesante abrir una planta de transformación de ese aceite o si podemos encontrar alianzas que nos puedan acelerar ese acceso.

¿Prefieren exportar el aceite nada más o también como producto transformado?

Hay espacio para las dos cosas. En una primera etapa, estamos buscando y negociando con clientes en Canadá una venta de futuros del aceite refinado, sin una posterior transformación y, en paralelo, estamos hablando con maquiladores en Colombia y en otros países para poder llegar a acuerdos y no tener que hacer inversiones que aumenten la capacidad ociosa de la industria.

'CANNABIS MEDICINAL TENDRÁ IMPACTO EN LA ECONOMÍA’

Según calculó la Universidad del Rosario, la apuesta para la economía es que el país entre con paso firme en la dinámica de la llamada industria del siglo XXI, de manera que logre generar 0,4 por ciento del producto interno bruto (PIB) o más.

Y así lo entiende Jon Ruiz, presidente Ejecutivo de Medcann, al argumentar que él cree que “el cannabis medicinal tendrá un impacto significativo en la economía de Colombia, no solo por los ingresos, sino también por el tema de impuestos y generación de impuestos, que este sector puede llegar a producir”.

Para el directivo, los márgenes de este negocio al principio serán muy buenos y luego se convertirá en un producto agrícola normal, con utilidades normales.

Andrés Felipe Quintero Vega
En Twitter: @QuinterovAndres

Siga bajando para encontrar más contenido