‘Avantel no se va del país, no está en quiebra y no dejará de existir’

Según Ignacio Román, el proceso de reorganización por el que pasa la compañía es normal y se da por las deudas con Claro, Tigo y Movistar.

Ignacio Román, presidente de Avantel

Ignacio Román, presidente de Avantel, explicó de que se trata el proceso de reorganización de la compañía.

Cortesía

POR:
Portafolio
diciembre 12 de 2019 - 10:44 p.m.
2019-12-12

El presidente de Avantel, Ignacio Román, explicó detalles del proceso de reorganización empresarial por el cual está pasando el operador.

“Este es un proceso normal, por el que pasan algunas empresas y en el que se evalúa si son o no viables para el mismo proceso, además de buscar dar una prioridad a las deudas, también busca que los usuarios no se queden sin sus servicios”, dijo el directivo.

(Avantel entra en proceso de reorganización empresarial). 

Según Román, lo que llevo a Avantel a este trámite fue el alto costo de RAN (Roaming Automático Nacional) que debe pagar a Claro, Movistar y Tigo.

“Esto tiene que ver con que nosotros estamos pagando más por el roaming, incluso nuestra tarifa es más alta que la que tienen sus usuarios, es más, es el 60% o 70% más de cualquier operador virtual en el país. Esto que hacemos es para evitar que estos operadores, que son nuestra competencia, tengan la posibilidad de sacarnos y que no puedan quitarnos el acceso a sus redes”, afirmó.

En octubre pasado, Tigo tomó la decisión de interrumpir el servicio de voz como proveedor de roaming automático nacional, afectando aproximadamente un 2% de los usuarios de Avantel, es decir, 50.000 usuarios.

“Nosotros hacemos este proceso para reorganizar nuestras deudas, establecer plazos de pago; el plan de reorganización, se tomó con el objetivo de garantizar la sostenibilidad y continuidad de la operación y asegurar la existencia del cuarto operador en Colombia”, agregó.

(50.000 usuarios de Avantel afectados por desconexión de Tigo). 


El parte, para los usuarios de Avantel, dice el directivo, debe ser de normalidad y de tranquilidad.

“Este proceso de recuperación en los términos de la Ley 1116 de 2006 no constituye una reorganización, ni en ningún caso la quiebra de la compañía, sino que por el contrario garantiza la viabilidad y la continuidad de la operación, todo con el fin de proteger a los usuarios”, señaló.

La empresa no participará en el subasta del espectro de las bandas de 700 MHz, 900 MHz y 2.500 MHz, lo cual ha sido calificado como injusto por Román, pues por ahora no podrá ampliar cobertura en el país.

“Pero con la llegada de un nuevo operador, se vendrán una buena época para las comunicaciones, pues con la nueva ley y con mayor competencia los beneficiados serán los colombianos, así mismo, confiamos y sabemos que las tarifas de RAN, se van a revisar y van a bajar, lo cual nos motiva”, puntualizó.

ANTE LA SUPER 

De acuerdo con la Superintendencia de Sociedades, Avantel deberá entregar en los próximos 10 días, una actualización del inventario de activos y pasivos, incluyendo las acreencias entre la fecha de corte de la solicitud y la fecha del día anterior al auto, en un estado de situación financiera, suscritos por el representante legal, contador y revisor fiscal.

El pasivo total de la sociedad asciende actualmente a $1,17 billones, dentro de las cuales se encuentran vencidas por más de 90 días, deudas por un valor de $238.000 millones, correspondientes al 20,38%% del pasivo total de la compañía.

KATTAN, DE LA ETB A AVANTEL

En el proceso, la Supersociedades designó como promotor el economista Saúl Kattan Cohen, experto en finanzas y reestructuraciones, con experiencia en el sector de las telecomunicaciones.

Kattan, es expresidente de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) y de hecho el pasado l.° de octubre de 2019, la Superintendencia Financiera le confirmó una sanción por $60 millones, por no informar oportunamente al mercado de la reversión de intereses por $120.000 millones en el litigio con Comcel (hoy Claro), que el directivo había registrado como ingresos financieros el 30 de septiembre de 2015.

El pleito sobre el que hace referencia la sanción se remite a una disputa que tiene más de 10 años entre los dos operadores y se dio en 2006 por cargos de interconexión entre las dos empresas. Este pleito pasó por varios tribunales de arbitramento, que inicialmente le dieron la razón a Comcel y ETB pagó la sanción.

No obstante, en 2015 el Tribunal Andino determinó que Comcel debía devolver esos recursos a ETB, para lo cual la compañía bogotana comenzó un proceso ejecutivo que aún sigue en curso.

Según la Resolución 1307 de 2019 de la Superfinaciera, la situación fue utilizada por el entonces presidente Kattan para registrar los dineros como si se hubieran recibido, mostrando así una utilidad de la compañía.

En 2015, la Junta Directiva de la ETB tomó la decisión de revertir estos ingresos y la empresa pasó de registrar una utilidad no real de $43.000 millones en el tercer trimestre, a una pérdida de $68.000 millones al 31 de diciembre.

La Superintendencia dijo que esa información se debe divulgar de forma veraz, clara y oportuna.

El cambio generó una polémica entre la administración de Gustavo Petro y Enrique Peñalosa por la posibilidad de venta de la ETB.

Siga bajando para encontrar más contenido