Marihuana alivia dolor de cabeza de bajos precios del café en Quindío

El cultivo de la planta promete generar más de 2.000 empleos en el departamento. Canadienses llegan para invertir.

Cannabis

El ciclo del cannabis dura cuatro meses.

Portafolio.co

POR:
Portafolio
marzo 05 de 2019 - 10:57 a.m.
2019-03-05

Mientras los cafeteros sufren pérdidas por cuenta de los precios del grano en los mercados internacionales, que han llevado a la carga de café por debajo del valor de producción, en el Quindío nacen plantas de cannabis que se levantan como un bálsamo para aliviar las dolencias de un departamento que ha perdido 7.000 campesinos en los últimos 20 años, castigado con una alta tasa de desempleo y con bajo presupuesto.

(Lea: Los requisitos para entrar al negocio de la marihuana en Colombia)

A 35 minutos de Armenia, en la vereda Corozal del municipio de Córdoba, se levantó el corazón de Plantas Medicinales de Colombia (Plantmedco), la primera compañía de cannabis medicinal en el Quindío y que promete ser una de las principales generadoras de empleo y desarrollo en la región.

(Lea: El negocio de la marihuana atrae a Coca-Cola y Marlboro)

Si bien este es un cultivo que por su pasado ha sido estigmatizado, el proyecto ya cuenta con la bendición del padre Carlos Eduardo Osorio, gobernador del Quindío, quien no oculta la sorpresa que sintió cuando le presentaron la iniciativa para darle luz verde a la operación de Plantmedco en el departamento.

“Cuando me dijeron por primera vez de este proyecto me sonó al revés, no obstante, hoy se nos da una oportunidad de transformarnos, de decir que Colombia produce el mejor cannabis del mundo pero porque piensa en la salud de la humanidad y no el malestar de la gente”, manifestó Osorio.

De esta manera, el Quindío entró formalmente en un mercado que promete mover para el año 2025 unos 145.000 millones de dólares, según un informe de Grand View Research. Una cifra para nada despreciable y de la cual Plantmedco busca llevarse una porción.

En este negocio también entran a jugar los pequeños y medianos cultivadores del departamento, que pueden diversificar sus cultivos de café, plátano, cítricos y aguacate con la plantación de hasta 2.000 metros cuadrados de cannabis medicinal.

Sin embargo, vale la pena aclarar que los agricultores solo podrán plantar cannabis con semillas certificadas y avaladas por Plantmedco, quien además proveerá a los interesados capacitación en técnicas agrícolas, seguridad y licencias. La cuota de responsabilidad de la compañía estipula que el 10% de la producción será comprada a ellos.

Al interés por este negocio se sumó Verabys, productora canadiense de aceites y extractos de cannabis medicinales, quien anunció hace unos días la inversión de 13 millones de dólares para que Plantmedco amplíe su operación en los próximos dos años. En total, la firma canadiense sumará de forma gradual una inversión de 40 millones de dólares.

EL NEGOCIO

La posición privilegiada del país, en la zona ecuatorial de la tierra, permite que al año se puedan sacar hasta cuatro cosechas, más que en otras partes del mundo. Además, los costos de producción son considerablemente más bajos que en Europa y Canadá, pues producir un gramo de aceite en esas latitudes puede costar 4 dólares, mientras que en Colombia vale 40 centavos de dólar.

En el mercado internacional una caneca de aceite de 55 galones puede llegar a costar hasta un millón de dólares y en una hectárea se pueden cultivar 10.000 plantas que producen 10 litros de aceite.

“Nosotros esperamos cultivar 200 hectáreas, pueden ser más. Este año vamos a techar cinco y vamos a sembrar y a extraer aceite de acuerdo a los cupos que otorgue el Ministerio de Justicia, quien controla la oferta”, señaló Iván Arias, presidente de Plantmedco.

“En este momento hay 25 países legalizados con el cannabis, pero en unos años será todo el mundo y entonces Colombia ya tendrá un camino abonado para atender la demanda. Nosotros ya tenemos clientes en Reino Unido, Alemania, México, pero en la medida que vayan legalizando esteremos enviando nuestros agentes comerciales”, precisó Arias.

Frente a los beneficios, estudios han mostrado avances en la cura y el control de enfermedades como el alzheimer, epilepsia, cáncer, artritis e insomnio. “Nuestra cultura está arraigada con el café, pero creo que el grano llevado con otras cosas puede ser la alternativa a las variaciones del precio. Esto va estar muy regulado, no quiere decir que va a ser un reemplazo del café por el cannabis”, puntualizó el gobernador Osorio.

Siga bajando para encontrar más contenido