Colombia, la apuesta de Portugal para aumentar su oferta exportadora

La Agencia para la Inversión y Comercio Exterior de ese país busca que más empresas se posicionen más en el mercado colombiano.

Exportaciones

El puerto de Lisboa, capital portuguesa, es una de las salidas de Europa hacia el continente americano.

iStock

POR:
Portafolio
junio 03 de 2019 - 07:54 p.m.
2019-06-03

En momentos de tensiones comerciales entre los Estados Unidos y China, los demás países no pueden dejar de lado la búsqueda de nuevos mercados para continuar diversificándose y, así, ser menos vulnerables a la coyuntura.

Luís Castro Henriques, presidente de Aicep (Agencia para la Inversión y el Comercio Exterior de Portugal), señala que hay un largo camino para recorrer en materia de relación entre ambos países. De hecho, Colombia es el mercado número 55 en exportaciones de Portugal y 33 en materia de proveedores. Sobre este y otros temas, el directivo habló con Portafolio.

¿Por qué el interés en el mercado colombiano?

Colombia es una apuesta reciente, Aicep tiene presencia permanente desde 2011. Tenemos interés pero esto se da en dos sentidos. Las empresas portuguesas empezaron a encontrar muchas oportunidades y a tener éxito en América del Sur, tanto para exportar como para invertir (como es el caso de Jerónimo Martins con Ara) y justo esto se dio en un momento en que Colombia entró en un proceso de estabilización y consolidación económica que, afortunadamente, sigue produciéndose.

El mercado colombiano tiene temas intrínsecos, como el crecimiento económico y el potencial para desarrollarse como país y la diversificación de Bogotá hacia otras regiones, que nos parece un tema interesante. En una estrategia de diversificación, hemos incentivado traer distintas empresas. Algunas de ellas son de escala muy pequeña y por las características de su producto no van alcanzar una escala mayor, pero vemos en la clase media mayor disposición a tener cosas exclusivas y nuestra oferta se adapta a eso.

¿Qué sectores ven como una oportunidad?

En cuanto a bienes, vemos posibilidades en el sector agroalimentario, así como en algunos productos de consumo, calzado y vestuario. En servicios, hay cada vez más empresas establecidas en Colombia que están relacionadas con el sector TIC. Sabemos que Colombia tiene centros de desarrollo en el país pero también hay empresas que necesitan temas muy específicos. Hemos recibido un feedback positivo, porque tenemos muchas similitudes culturales, ya tenemos empresas desarrolladas y hemos encontrado buenos socios. Es ahí donde tenemos mucha oportunidad para crecer y por eso seguiremos trabajando en el mercado colombiano.

En cuanto a las TIC, ¿que quieren traer a Colombia?

Ahí, el foco para la inversión en Latinoamérica es México y Colombia. Hay tres áreas en las que somos competitivos, la primera es e-government, en lo que hemos trabajado hace casi 20 años, de forma destacada en los escalafones internacionales, y estamos en capacidad de exportar esas soluciones que ya han sido probadas. Luego viene un gran conjunto de ‘startups’ que están desarrollando aplicaciones móviles y soluciones de software con inteligencia artificial, ciberseguridad -entre muchas otras cosas- que tarde o temprano esperamos que conquisten el mercado colombiano. Es un proceso complejo pero tenemos empresas que tienen presencia mundial, en el tema de servicios hay mucho que hacer con Colombia por dos motivos, porque invertimos mucho en tecnología y porque tenemos un gran ecosistema de emprendedores desde hace al menos siete años y cuyos productos ya están listos para ser exportados.

¿Qué tan importante es Colombia como socio comercial para Portugal?

Es el principal caso de éxito en América Latina después de México, pero sin contar Brasil. Muchas empresas establecidas en el mercado mexicano quieren seguir diversificando, y al ser consultados sobre cuál sería el siguiente país, la mayoría dice que Colombia. Pero hay otro aspecto importante, y es que muchas empresas colombianas tienen interés de buscar socios en Europa, en ese sentido, la proximidad cultural, la semejanza lingüística, el trabajo conjunto entre empresarios colombianos y portugueses puede representar una oportunidad. En suma, queremos que las empresas portuguesas tengan un buen posicionamiento en Colombia, tanto en bienes como en servicios, y que el comercio fluya en ambos lados.

¿Cómo ganar terreno frente a socios como Estados Unidos y España?

Sabemos que por motivos históricos hay una presencia muy grande americana y española en el mercado colombiano, pero nunca ha sido obstáculo para aquellas empresas portuguesas que han crecido en el mercado de América del Sur y se han diversificado, Colombia es muy grande, con diferencias entre ciudades, tiene escala y nuestros productos serán competitivos.

Con esta coyuntura, que todos los países quedaron en medio de la guerra comercial de EE. UU. y China, ¿que impacto se espera?

En principio eso nos da más trabajo, porque nuestro fin es seguir abriendo mercados para las empresas portuguesas y atrayendo más inversiones. Lo que no sabemos es como esta situación va afectar a todas las cadenas de valor en el mundo y cuáles serán los impactos. Lo que sabemos es que una empresa bien diversificada, no se ve muy afectada. Nuestros cálculos indican que aquellas compañías que operan en más de cinco mercados tienen un crecimiento tres veces superior al de las empresas concentradas en uno solo y tienen mayores tasas de sobrevivencia.

¿Esta situación genera oportunidades?

Lo que hay que ver es si esta situación es coyuntural o es permanente. En el primer caso, se trataría de un ciclo, y las empresas ya están acostumbradas a eso; pero si se trata de algo permanente, va a afectar y alterar todas las cadenas globales de valor. Aún es muy temprano para saberlo pero lo importante es estar preparado y diversificado.

A futuro, ¿como se imagina la relación con Colombia?

Estoy pensando en un comercio más diversificado porque tenemos una oferta que puede ser de interés en el país con el ritmo económico que trae, no solo de las empresas portuguesas, sino también de lo que Colombia nos vende, porque Portugal es una plataforma para llegar a Europa, también queremos tener empresas portuguesas mucho más posicionadas.

¿Qué ventajas ofrecen como plataforma?

Son varias ventajas competitivas básicas. Una es el talento altamente calificado y la otra es la infraestructura de telecomunicaciones y transporte que está en los más altos estándares del mundo, y podemos atraer personas para formación.

Luisa Gómez Rodríguez
Subeditora de Portafolio

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido