JUEVES, 22 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Comercio

12 sept 2023 - 11:52 p. m.

El camino para diversificar de verdad el comercio es complejo

Petróleo y gas representan el 40% de las exportaciones, el 20% de ingresos fiscales y 76% de regalías. Impulsar otros renglones requerirá esfuerzo.

Turismo en Colombia

Turismo en Colombia

iStock

POR:
Portafolio

En el primer semestre de este año, los ingresos por exportación de hidrocarburos sumaron US$7.159 millones, mientras que el ingreso de divisas por turismo generó US$4.120 millones en igual período.

(Únase aquí a nuestro canal de WhatsApp y reciba toda la información económica de Colombia y el mundo).

Este año la actividad petrolera se ha visto afectada por la reforma tributaria, la parálisis de varios campos de producción, el freno de la exploración por factores de Gobierno y de seguridad. 

Mientras tanto, el turismo muestra un auge interesante con un crecimiento del 29 %. Sin embargo, el país no tiene aún la oferta de camas, de vías, de seguridad y de bilingüismo necesarios para pretender que el sector turístico iguale los más de 18.724 millones de dólares que generaron las exportaciones de hidrocarburos durante el 2022. 

Además, el año pasado la industria petrolera pagó más de $45 billones en impuestos al fisco nacional. Y solo en el primer trimestre de este año ha girado US$631,9 millones en regalías, según los datos de Campetrol. 

(Lea más: Lanzan programa para que empresas de mujeres exporten a África)

Esas hacen parte de las cifras reales que deben alcanzar el turismo, el agro y la política de reindustrialización para empezar a considerarlas como un eventual sustituto de los hidrocarburos. 

La Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) sostiene que la industria del petróleo y gas representa el 40 % de las exportaciones del país, el 20 % de ingresos fiscales y el 76 % de las regalías. Ese es el reto que pretende superar el Gobierno. 

Portafolio consultó a María Claudia Lacouture, presidenta de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, quien sostuvo que “definitivamente el potencial de Colombia en estos sectores es importante, pero no es realista esperar en el corto plazo un reemplazo completo del petróleo por el turismo, el agro y/o servicios, ni es posible renunciar a los ingresos del petróleo porque de estos depende en gran medida el desarrollo social”. 

Para explicar su argumento, indicó que el sector petrolero representó el 12,7 % del PIB nacional en 2022, mientras que el sector turismo representó el 4,21 % el año pasado. 

Es decir, que estos otros sectores deben hacer un gran esfuerzo y contar con una realización de obras de infraestructura, normas y apoyos del Gobierno para alcanzar esos números, en un lapso que no será corto. 

Turismo

Turismo.

(Lea más: OMC pide 'reglobalización' frente a nueva 'guerra fría comercial')

De hecho, de acuerdo con el exministro de Minas y Energía, Tomás González, la agricultura debería ser 25 veces más grande para poder tener los recursos del sector minero energético. 

Por ello, es que definitivamente tomará tiempo, consistencia, congruencia y construir sobre lo construido para que se logre llegar a este complemento. 

“Para que el turismo esté en condiciones de generar más ingresos debe dársele la importancia que amerita para enfocar las acciones de un Ministerio completo a generar los resultados de competitividad que requiere el país y sus regiones, promoción y capacitación”, subrayó .

Y fue más allá el recalcar que no solo es decir que el turismo va a ser el nuevo petróleo, sino que se trata de poner en marcha una estrategia que ponga al turismo en el mismo nivel de otros sectores, con independencia y capacidad de gestión, seguridad, reglas claras, transparencia, actualización con las nuevas industrias, bilingüismo y la sostenibilidad capacitar en las regiones, aumentar los estándares de calidad. 

Y esto, dijo, debe complementarse con diversificar la oferta, mejorar la infraestructura que va desde la capacidad de darle una adecuada bienvenida al viajero, pasando por contar con carreteras óptimas y capacitación del talento humano en al menos un segundo idioma. “Mientras no se logre esto, seguirá siendo un sueño”

(Vea: ‘Los importadores de ropa ya buscan producción nacional’)

Por otro lado, en materia de comercio exterior, y aun con los acuerdos comerciales que Colombia tiene vigentes, el país es un jugador muy pequeño en el contexto internacional en materia de bienes no minero energéticos y servicios. El sector agropecuario puede aumentar la producción y las exportaciones, especialmente en respuesta a la creciente demanda global de alimentos de calidad. 

Sin embargo, esta semana el propio ministro de Comercio, Germán Umaña, advertía de las nuevas barreras que el bloque de la Unión Europea prepara para la entrada de alimentos de terceros países, como que los productores deben garantizar que sus actividades no deforestan. 

Los servicios, como la tecnología de la información y la educación superior, también pueden ser competitivos a nivel internacional, pero también con mejoras en capacitación, bilingüismo e infraestructura digital. La reindustrialización, enfocada en la innovación, es crucial para agregar valor a los productos colombianos y fomentar el crecimiento económico a largo plazo. 

El denominador común en estos elementos es la implementación de la Política de Desarrollo Productivo para mejorar los procesos de las empresas hacia adentro para hacerlas más productivas y que estén en condiciones de competir a nivel internacional en calidad, precio y eficiencia logística. 

“Este es un proceso que toma tiempo. Paralelo a esto no podemos perder los esfuerzos en cuanto a promoción internacional, capacitación empresarial y fomentar una cultura exportadora en donde el comercio exterior se vuelva parte del ADN empresarial y no sólo un negocio de excedentes o tasa de cambio favorable”, dice la presidenta de AmCham Colombia.  

(Vea: Por qué están cayendo las ventas de electrodomésticos y los celulares)

Y concluye que en la actualidad, las mipymes representan el 99 % del tejido empresarial, con más 1,7 millones de empresas. De este conjunto, 1,5 millones son microempresas, 103.118 pequeñas y 27.317 medianas. Emplean el 65 % de la fuerza laboral colombiana y tiene una incidencia de 35% en el PIB nacional. Sin embargo, son las que requieren más apoyo en créditos blando, tecnología, capital humano pertinente al mercado laboral, flexibilidad laboral, innovacion, entre muchas otras variables que logra generar productividad para ser competitivos en el exterior. 

Con grandes estos retos al frente, el país comienza a encarar la ruta hacia los próximos 30 años en materia comercial. 

PORTAFOLIO

Destacados

Más Portales

cerrar pauta