Costos del transporte, el trago amargo de exportadores de café

Gustavo Gómez, director de Asoexport Analdex, pide incentivar el consumo interno del grano. La cumbre gremial hablará de productividad y eficiencia.

Gustavo Andrés Gómez

Gustavo Andrés Gómez Montero, director Ejecutivo de Asoexport Analdex, dice que el grano colombiano tiene mercado asegurado en el mundo.

Cortesía Asoexport

POR:
Portafolio
octubre 21 de 2018 - 07:55 p.m.
2018-10-21

Los exportadores privados de café están empeñados en entrar en una etapa transformación de fondo. Para ello, han diseñado un programa nacional de transformación productiva enfocado en aumentar la productividad y la eficiencia en costos del sector.

(Lea: El país da los primeros pasos para sembrar café robusta)

Gustavo Andrés Gómez Montero, director Ejecutivo de Asoexport Analdex, asegura que esto se logra mediante la implementación de nuevas tecnologías tales como: blockchain y agricultura de precisión que le permita al sector incrementar la rentabilidad de todos los actores de la cadena de valor y asegurar su sostenibilidad en el tiempo.

(Lea: Precio del café sube y vuelve a niveles de hace 13 meses)

Estos temas de vital importancia para el futuro del sector se discutirán en el marco de la versión 82 de la Cumbre Cafetera que se llevará a cabo los días 1 y 2 de noviembre en la ciudad de Cartagena, evento organizado por Asoexport.

Portafolio habló con Gómez Montero sobre las expectativas de los exportadores del grano acerca del evento.

¿Cuál es su opinión sobre la crisis de precios que viven los productores nacionales?
Es una situación esperada debido al aumento en la producción de países como Brasil con una producción de arábiga de 44,2 millones de sacos, Honduras 7,7 millones y Etiopía 7,65 millones de sacos.

Esto ha generado una sobre oferta del grano, que ha terminado por impactar el precio internacional.

¿Cuál es el impacto de la caída de los precios internos para los empresarios dedicados a la exportación del grano? ​
La afectación es total, en este momento el negocio para los exportadores no es rentable, ya que esta coyuntura reduce los márgenes de utilidad y con estos pequeños márgenes la empresa debe asumir elevados costos de exportación que para Colombia son superiores al promedio de los países de América Latina y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde).

¿Cuál es la expectativa sobre el mercado mundial de café sobre el mercado mundial de café para lo que resta del año en materia de oferta y demanda?
El mercado mundial sigue demandando café y lo más importante es que Colombia exporta 12,9 millones de los 14 millones de sacos producidos, una evidencia clara de que nuestro café tiene un mercado asegurado en el mundo.

Sin embargo, uno de los retos para nuestro país es incentivar el consumo del mercado interno, pues es un segmento con gran potencial de crecimiento y con menores costos de comercialización.

¿Cuáles son los cuellos de botella que enfrentan los exportadores de café de Colombia?
Sin duda alguna, los costos de transporte terrestre desde trilladoras son muy altos, el multimodalismo sigue siendo una asignatura pendiente en Colombia.

Asimismo, la falta de centros de consolidación al interior del país, hace que el café que llega en sacos deba ser almacenado en un contenedor en puerto pagando altos costos de bodegaje y generándose congestión en las terminales portuarias principalmente en épocas de cosecha.

¿Cuál debe ser el rumbo que debe tomar la caficultura colombiana?
El sector requiere una transformación de fondo, un programa nacional de transformación productiva enfocado en aumentar la productividad y la eficiencia en costos del sector.

Esto se logra mediante la implementación de nuevas tecnologías tales como: blockchain y agricultura de precisión que le permita al sector incrementar la rentabilidad de todos los actores de la cadena de valor y asegurar su sostenibilidad en el tiempo.

Estos temas de vital importancia para el futuro del sector se discutirán en el marco de la versión 82 de la Cumbre Cafetera que se llevará a cabo los días 1 y 2 de noviembre en la ciudad de Cartagena, evento organizado por Asoexport.

¿Los exportadores de café están de acuerdo con que el país produzca café robusta?
En la industria de café hay un concepto llamado sabores aprendidos, que hace referencia a que son los gustos del mercado los que definen la demanda; y ésta en cuanto a café robusta ha venido creciendo a tasas mayores que las de café arábiga, por lo cual Colombia debería explorar la rentabilidad de diferentes variedades, sin descuidar su posicionamiento mundial como segundo mayor productor de café arábiga.

¿Para dónde va el mercado mundial del café?
El mercado mundial de café está demandando cada vez más cafés especiales y sostenibles. Los clientes quieren cada vez más un café que se adapte a sus gustos y la industria mundial está comprometida con la compra de café con sellos de sostenibilidad. En ese sentido, Colombia tiene un gran camino recorrido, pero aún muchos retos por delante.

A propósito de retos, ¿cuál ha sido el aporte de Asoexport a la innovación del sector cafetero?
El primer paso para un cambio está en la mentalidad y la cultura; por ello, desde Asoexport, vemos la necesidad de promover la innovación como una estrategia de desarrollo económico.

En ese sentido venimos liderando el Premio InnovaCafé que en su segunda versión se entregará en el marco de la Cumbre Cafetera, pues se busca motivar a los emprendedores y a los centros de investigación e innovación a que se involucren en el sector cafetero y comiencen a identificar y solucionar los problemas de nuestros caficultores y exportadores del grano.

Siga bajando para encontrar más contenido