‘El 90% de la inversión se destina para la operación en Colombia’

Richard Herbert, CEO de Frontera Energy, indicó que seguirán con la operación en el país.

Richard Herbert

"En el último año, Frontera Energy ha pagado dividendos regulares y extraordinarios a todos sus accionistas”, dijo Richard Herbert, CEO en Colombia de Frontera Energy.

Andrea Moreno/CEET

POR:
Portafolio
agosto 05 de 2019 - 10:57 p.m.
2019-08-05

En diálogo exclusivo con Portafolio, Richard Herbert, CEO de Frontera Energy en Colombia, aseguró que siguen con la operación en el país y buscan continuar con ella a largo plazo.

(Lea: Activos de Frontera Energy seducen al mercado petrolero)

Recalcó que el 90% de la inversión en exploración y producción está destinada a las tareas en Colombia, y el porcentaje restante va para las actividades en Ecuador, Perú y Guyana.

(Lea: GeoPark, lista para entrar al ‘top’ de operación petrolera del país)

Afirmó que la inversión destinada para la operación en el 2019 está entre US$325 millones y US$375 millones, y que en el último año han financiado el desarrollo del negocio con el flujo generado por las propias operaciones. Además, dijo que se han pagado dividendos regulares, para lo que se destinaron US$60 millones, y uno extraordinario, para lo que separaron US$40 millones.

En la reactivación petrolera del país, ¿cómo se ha movido Frontera?
Nuestra producción de crudo en Colombia esta en 64.000 barriles diarios (bpd). Es la segunda del país después de Ecopetrol.

Operamos alrededor de 40 bloques en la región. Ademas, se incluyen dos nuevos, cuyo contrato se firmó con la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) la semana pasada.  Con las subastas del Proceso Permanente de Asignación de Áreas (PPAA), para Frontera es positivo seguir ampliando la operación.

Del total de bloques, ¿cuántos desarrollan con Ecopetrol como operadores?

Con Ecopetrol desarrollamos un bloque Quifa, el cual es muy importante en producción, y ahí somos operadores. Este campo está al lado de Rubiales. También desarrollamos dos contratos de producción incrementada (CPI) con Ecopetrol, en dos campos: Neiva (cuenca del Valle Superior del Magdalena –VSM–) y Orito (cuenca Caguán - Putumayo).

En estos convenios, la compañía colombiana es la operadora y Frontera realiza nuevos pozos para incrementar los volúmenes de extracción. El nivel de producción con estos tres campos está entre 27.000 y 28.000 bpd, que corresponde al 40% del total de la extracción en nuestros bloques en el territorio nacional.

¿Por qué Quifa, si esta al lado de Rubiales, tiene una baja producción?
Quifa y Rubiales son dos yacimientos con características diferentes. Por eso sus condiciones de producción varían. Adicionalmente, el nivel de desarrollo de los dos campos varían en el tiempo, iniciaron operación en distintos momentos. Rubiales se descubrió en los años 80 y ha tenido un mayor tiempo.

¿Han contemplado vender parte o el total de los activos que desarrollan en Colombia? Esto por el rumor de una posible compra por parte de Geopark...

En este negocio los rumores de compra y venta de activos en la operación son frecuentes. Y por política de la organización no nos pronunciamos sobre rumores. Lo que sí confirmo es que seguimos con la operación en este país, y con un futuro a largo plazo.

Primero, buscamos mejorar la rentabilidad del negocio, ya que con campos maduros y tarifas altas en transporte, hay que ajustar los costos. Esto sin importar la cotización del barril.

Hay que generar utilidades para la empresa y los accionistas. Segundo, estamos buscando nuevas oportunidades en el país para sostener la producción.

¿Buscarán hacerse a nuevos bloques con la subasta del PPAA que está programada
para septiembre?
Sí, pero tenemos que manejar un numero fijo de bloques en la operación. Mantener un promedio de 40 campos, es decir renovando áreas, y devolviendo las que no son rentables.

Esto para asegurar que tenemos los recursos financieros y de personal para manejar el portafolio. Luego de un periodo largo sin acceso al desarrollo de bloques, tenemos el interés de renovar el portafolio con nuevos campos.

Nuestro enfoque estará en los Llanos Orientales, donde está concentrada la mayoría de nuestra operación. También tenemos exploración en campos en el Putumayo. Con Parex, comenzaremos tareas en un área en el Valle Inferior del Magdalena. No quitamos la atención de los campos de gas en el norte del país.

¿Cuál es la inversión destinada para el desarrollo de la operación en Colombia?
Para el 2019, la inversión destinada es entre US$325 millones y US$375 millones para el desarrollo de nuevos pozos e infraestructura para todo el portafolio. Pero el 90% de ese monto está destinado para la operación en Colombia.

El porcentaje restante se distribuye para las operaciones de Ecuador, Perú y Guyana. Los recursos se están desembolsando en los campos existentes para sostener la producción con nuevos pozos.

¿Y en exploración?
Para las tareas de exploración, en el primer semestre del presente año perforamos dos pozos productores al norte de Quifa, en el bloque Sabanero, que demuestran el gran potencial que posee la zona.

Así mismo, acabamos de concluir el segundo pozo exploratorio en el bloque CP06, cuyo crudo es pesado en el campo Hamaca que tiene reservas importantes para Frontera, pero con muy poco desarrollo todavía. También se han perforado los pozos Amanecer 1 y Coupler 1.

¿Cuál es la proyección en el crecimiento de utilidades para el 2019?
Al cierre de la operación en el segundo trimestre, las utilidades netas fueron de US$228 millones. El resultado fue con un alto precio en la cotización del crudo.

Vendemos la mayoría del crudo que producimos aquí en Colombia y es muy favorable por la falta de crudo pesado en el mundo, debido a la caída en la producción petrolera de Venezuela. Con un mercado que se ha comportado bien hemos logrado utilidades por más de US$200 millones en un solo trimestre.

Y, ¿cuál es la proyección para lo que resta del año?
Positiva. Si mantenemos el control sobre los costos de operación y la cotización no cae como en el 2015, seguiremos con un crecimiento sostenido. Pero, la clave en la operación, es mantener el nivel de producción entre 60.000 y 65.000 bpd. Llevamos siete trimestres consecutivos con este nivel, que es prácticamente dos años.

¿Se presentó entrada de capital para optimizar la operación?
Frontera en el último año ha financiado el desarrollo del negocio con el flujo generado por sus propias operaciones.

Adicionalmente se han pagado dividendos regulares, para lo que se destinaron US$60 millones, y uno extraordinario para lo que separaron US$40 millones, los cuales llegaron a manos de los accionistas.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido