El mercado de vestidos de baño crecerá 41% al 2023

Las marcas que lideran este segmento en Colombia son Leonisa, Onda de Mar y Touché con 39% de participación, según Euromonitor.

Los vestidos de baño ya están en varias ciudades de Estados Unidos.

Los vestidos de baño locales se han posicionado en el mundo por su diseño y calidad

Cortesía Proexport.

POR:
Portafolio
mayo 27 de 2019 - 10:25 p.m.
2019-05-27

El negocio de vestidos de baño hechos en Colombia moverá $282.800 millones en ventas al 2023, lo cual significará un crecimiento de 41,1% si se compara con lo obtenido durante el año pasado cuando este fue de $200.400 millones, según estimaciones del proveedor de investigación de mercado Euromonitor International.

En la categoría analizada por la firma en mención, que incluye vestidos de baño de una pieza, bikinis y prendas por separado para mujeres y pantalonetas o trajes de baño para hombres, las marcas líderes en el país son Leonisa, Onda de Mar y Touché que al sumar su participación abarcan 39% del mercado total a 2018.

Referente al comportamiento que han tenido las firmas este año, Juan Manuel Pérez, gerente de Leonisa Swimwear, dijo que con corte a abril la compañía presentó un buen desempeño con crecimiento de dos dígitos en este nicho.

(Lea: Vestidos de baño Palmacea ‘nadan’ en varios países

Y agregó que en las diferentes unidades de negocio de la categoría de baño de Leonisa, “es importante destacar la especial dinámica de crecimiento de los portafolios premium o de alta diferenciación y el aumento de las ventas online, que superan 70%”.

Por su parte, Juan Germán Carvajal, presidente de Onda de Mar afirmó que este año aún no presenta las tendencias de recuperación anunciadas por expertos, pero aseguró que esperan tener aumento de 8% en facturación. “Tendremos crecimiento, aunque moderado, nos permitirá satisfacer las expectativas de los accionistas”, dijo.

(Lea: Vestidos de baño colombianos conquistan Estados Unidos

Es de resaltar que, debido a la gran variedad en diseños, colores y materiales de los vestidos de baño colombianos, estos también han sobresalido en mercados internacionales.

Según Flavia Santoro, presidenta de ProColombia, estos productos llegan a más de 50 naciones. “Somos el primer exportador de vestidos de baño en Suramérica y vemos posibilidades de consolidación y crecimiento en un mercado tan importante como el europeo, con el cual se pueden aprovechar las ventajas arancelarias que Colombia tiene vigentes”, resaltó.

(Lea: Colombia también exporta ropa interior en San Valentín

La funcionaria además indicó que durante los primeros tres meses del año, las exportaciones de vestidos de baño “ya superaron los US$5,4 millones, con un aumento en las compras desde Estados Unidos, México, Panamá y Guatemala, entre otros destinos”.

Ahora bien, según Pérez, respecto a las tendencias, los enteros dejaron de ser productos de nicho “y se convirtieron en el infaltable universal para todas las edades con diseños de cortes en tul, entrelazados y boleros”.

Para Carvajal, la combinación de estampados, que también son fuertes en los looks de calle, entran a jugar un papel importante en el mundo swimwear, asegurando que lo mismo sucede con los bloques de color en donde entran a competir mezclas más arriesgadas, creadas con colores fuertes y llamativos.

Con base en lo anterior, ambos directivos coincidieron en que aunque están primando otros colores, la elegancia que dan los azules, negros o blancos, no se desplaza.

DATOS SECTOR TEXTIL


El año pasado, el PIB de la cadena textil - confección fue de US$2.900 millones, lo que significó 1,2% más que lo registrado en 2017, según información de la Cámara de la Moda y Textiles de la Andi. En ventas, estas fueron de US$4.600 millones, 1% más que en 2017. Cerca de 555.000 empleos pertenecieron a la cadena durante 2018.

Valerie Cifuentes Martínez

Siga bajando para encontrar más contenido