Emprendimiento y vulnerabilidad empresarial en la economía colombiana

El desarrollo del mercado interno unido a la demanda internacional, son factores vitales para el desarrollo de la capacidad productiva.

Emprendimiento

Según esas fuentes, durante 2018 se crearon más de 300.000 empresas en Colombia.

123rf.com

POR:
Portafolio
junio 25 de 2019 - 11:29 a.m.
2019-06-25

En términos generales, un rasgo estructural que tiene la conformación de las empresas en Colombia, es que un 95 por ciento de ellas son micro, pequeñas y medianas organizaciones. Solamente un 5 por ciento tendría un gran tamaño tanto en operaciones, como ventas y con ello posicionamientos estratégicos, tendientes a ser dominantes en el mercado.

Se considera que 9 de cada 10 empresas que constituyen ese 95 por ciento conformado por pequeñas empresas, por PYMEs, tendería a no sobrevivir luego del séptimo año de operaciones. Como se sabe, las empresas en la medida que son grandes pueden llegar a establecer precios –ser “price makers”- a depender más de los niveles de solvencia que tienen, es decir de capital fijo, y con ello poder solventar los problemas de liquidez que pueden presentarse. Las grandes empresas tienden a tener posiciones dominantes de mercado y a poder acudir al sistema bancario tradicional a efecto de resolver problemas de índole coyuntural.

(Lea: Emprender a cualquier edad es la tendencia

Estas condiciones parecen ser confirmadas con los datos que, respecto a emprendimiento, se han dado a conocer recientemente en Bogotá, incluyendo reportes de la Superintendencia de Sociedades. Se trata de informes con cobertura hasta diciembre de 2018. Según esas fuentes, durante 2018 se crearon más de 300.000 empresas en Colombia. Se estima que el 70 por ciento de ellas no sobrevivirán luego del quinto año de operaciones.

Se confirma que en la medida que una empresa es pequeña, tiende a tener mayor vulnerabilidad. Depende de la rotación de sus activos y es un agente tomador de precios –“price taker”. Con el fin de contrarrestar esa dificultad de sobrevivencia de las empresas especialmente las pequeñas, se recomienda que se cuiden tres aspectos tan importantes como complementarios: (i) los márgenes efectivos de rentabilidad a partir de las ventas; (ii) los índices de rotación de inventarios, cuanto más altos mejor, y (iii) la rotación del patrimonio.

(Lea: Siete errores que comente los emprendedores al buscar financiación

En todo caso, los números que caracterizan el emprendimiento en Colombia señalan que Bogotá tiene los porcentajes mayores de creación de empresas, con un 44 por ciento, del total del país. Este indicador es de 25 por ciento en Antioquia, 18 por ciento en Cali, y 13 por ciento en Cundinamarca. Nótese que en términos de regiones, Bogotá-Cundinamarca, estaría creando 57 por ciento del total de nuevas organizaciones. Es decir, casi 6 de cada 10 nuevas empresas emergería en esta región central que por otra parte es responsable del 35 por ciento del total de producción (PIB) de la economía colombiana.

Es cierto que las inversiones, la capacidad empresarial, la movilización de recursos y la detección de oportunidades de negocio son totalmente indispensables en un robusto desarrollo empresarial. Sin embargo, no es menos cierto que la demanda efectiva –ya sea ésta proveniente de mercados externos o internos- tiene también un papel por demás significativo. De allí que -cuando de expandir y profundizar los alcances empresariales se trata- el desarrollo del mercado interno de toda economía unido a la demanda internacional, son factores vitales para el desarrollo y consolidación de la capacidad productiva.

Giovanni E. Reyes,
Ph.D. University of Pittsburgh/Harvard.
Profesor Titular y Director de la Maestría en Dirección de la Universidad del Rosario.

Siga bajando para encontrar más contenido