close
close

Emprendimiento

Empresario indio impulsa en Bogotá su cocina neo asiática

Este concepto reúnen lo mejor de la cocina colombiana e internacional.

Karma Asian Lounge.

Equipo de Karma Asian Lounge.

POR:
Portafolio
agosto 15 de 2022 - 07:35 a. m.
2022-08-15

La capital colombiana se ha consolidado como una de las ciudades más representativas en temas gastronómicos en el mundo y la revista Time lo confirma al incluirla entre los 50 mejores lugares del mundo en cuanto a su oferta culinaria de alto nivel gracias a sus importantes zonas como La Candelaria, el parque de la 93, la zona T y la zonaG, lugares que reúnen lo mejor de la cocina colombiana e internacional.

(Una chef, tres estrellas Michelín, en un periplo por el Amazonas). 

Gracias a este reconocimiento mundial, el empresario hindú-americano Raman Singh le apostó a crear un concepto único en el que deja de lado los ya conocidos platos japoneses como el Sushi, la Tempura o el Ramen, para encontrar lo mejor del continente en alternativas de alimentos que ofrecen países como Corea, China, Vietnam, Tailandia. Esta exploración gastronómica de Asia es algo que trajo Karma Asian Lounge a Colombia, un restaurante ubicado en la zona G de Bogotá, que está junto a El Cielo, y que combina lo mejor del sudeste asiático para hacer platos de autor neo-asiáticos y cócteles de vanguardia.

La inspiración para la creación de este concepto nace gracias a ese eslabón que Raman Singh, empresario y fundador de Karma Asian Lounge, sintió que le hacía falta a la gastronomía en Colombia. Con más de 13 años en el país, Raman no encontró un lugar que contara con una referencia decorosa sobre la cultura y la cocina de Asia Oriental. Sin embargo, la experiencia adquirida en sus viajes por distintos rincones del mundo le dio los recursos y la autonomía requerida para representar de manera impecable la cultura del otro lado del mundo.

A raíz de esta necesidad innovadora, Raman se abre paso en el mundo gastronómico con su restaurante el cual busca darle frente a la falta de originalidad e interés de crear nuevos sabores para los comensales de la mano de su chef principal Cristhian camilo Melo, el creador de aquellas obras culinarias que representan, sin error alguno, la comida neo-asiática en todo su esplendor.

(Cinco habilidades que deben tener quienes quieran estudiar gastronomía). 

“Buscamos brindar a los bogotanos una experiencia definitiva en la cocina neo-asiática, donde todas las recetas se desarrollan desde cero y se hace hincapié en la experiencia del sabor, en tener ingredientes frescos y disfrutar de la comida. Nuestro karma es brindar lo mejor de esta cocina con sabores japoneses, chinos, tailandeses, malayos, en un espacio inigualable que permitirá a nuestros comensales brindar y celebrar la vida”, resaltó el dueño de este restaurante.

Han sido los grandes chefs del mundo quienes aseguran que la cocina asiática destaca por su finalidad curativa para el alma y el cuerpo, llevando a que sea un concepto gastronómico bastante excepcional que reúne una sinfonía de sabores que lo hace diferente y admirable.

Justamente es esto lo que refleja Karma con sus platos neo-asiáticos hechos para compartir con los amantes de esta cocina. Entre una gran variedad habría que resaltar su Milhoja de Búfalo: cuatro piezas de asado de tira de búfalo ahumado, desmechado y mojado en salsa de tamarindo sobre una milhoja de papa crocante y alioli de kimchi o, el Bakra en Salsa Blanca, un plato compuesto de tres gyozas al vapor rellenas de cabro y selladas en plancha, acompañadas de una salsa de queso de cabra y aceite de hierbabuena, junto a una ensalada de cebolla morada con cilantro y salsa guindilla.

El empresario brinda una experiencia sensorial con su restaurante, pues inicia con un ritual con un trasfondo espiritual fascinante donde el comensal recibe una bebida con la que deberá limpiar su paladar y una toalla para limpiar sus manos, pues según Singh, se recomienda consumir los alimentos sin cubiertos para despertar los cinco sentidos, brindando una experiencia que más allá de ofrecer algo visual te llega al alma y al corazón.

Además de las técnicas cuidadosas implementadas y la explosión de sabores en cada plato, su arquitectura mantiene un diseño que, con solo ingresar, se respira un profundo significado espiritual, pues el karma no viene siendo nada más que el desarrollo personal moldeado por las acciones y pensamientos, lema con el que Raman define su restaurante.

“Para la mayoría de hindúes y budistas, el “karma”, es una idea en la que todo lo que hacemos genera una reacción, lo que significa, que si haces una buena acción recibes buenos resultados y al contrario, esto es lo que representa para mi la vida misma y es lo que quiero ofrecer a los comensales” asegura Singh.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido