close
close

Emprendimiento

HolaAndes, la tradición de Países Bajos en una rebanada de queso

Tobías Rijnsdorp lidera la quesería HolaAndes. Este año completan inversión por $80 millones.

HolaAndes

HolaAndes

HolaAndes

POR:
Roberto Casas Lugo
noviembre 30 de 2022 - 08:34 p. m.
2022-11-30

La curiosidad le despertó a Tobías Rijnsdorp cuando sus amigos de estudios colombianos le decían que no habían probado el queso madurado que hizo famoso a su pueblo natal Gouda, en Países Bajos.

(Lea: Emprendedores experimentan alza de 136 % en ventas ‘online’). 

Luego de marcharse al terminar sus prácticas universitarias, este neerlandés de actuales 33 años, regresó a Colombia en 2017 con la mentalidad de crear una quesería artesanal con métodos neerlandeses que contara una historia social y que aportara al desarrollo productivo de la población campesina.

Así nació HolaAndes, una fábrica de quesos artesanales que, vía su nombre original, boceta la historia de unión que tanto representa para Tobías. “Yo quería algo que creara un vínculo entre Holanda y Colombia. Ahí surgió el nombre y me encantó”.

Hoy día, tras seis años remando contracorriente, este joven neerlandés está “muy feliz de ver el impacto que tiene al crear oportunidades para los jóvenes” y aseguró que si bien “siempre hay retos siendo emprendedor”, una clave para resolverlos es “ser muy flexible constantemente”.

Los inicios

En ese intervalo del regreso a su país, Tobías trabajó en la famosa cervecera Heineken, pero la inquietud que había despertado su instancia en Colombia hicieron de esta temporada en la multinacional un breve paso de dos años pero enriquecedora.

(Además: Emprendedores: así pueden organizar sus finanzas para el final de año). 

Mientras estaba trabajando allí aprendí a hacer queso en una quesería artesanal en donde viven mis padres, Gouda. Allá hay muchos productores que aún lo hacen de forma artesanal y con ellos aprendí este arte”, explicó Rijnsdorp.

Con este conocimiento regresó al país y se unió a la Cooperativa Colega, de productores artesanales de leche, ubicados en la vereda de Monquentiva, Guatavita, socios del proyecto.

Esa era mi idea. Quiero montar una empresa no solo montando la leche y transformándola en un producto de valor, sino también incluir a los campesinos en este proyecto. Tenemos una empresa en conjunto”, mencionó Tobías Rijnsdorp.

Con acceso a un fondo para empresarios sociales de su país consiguió los recursos por $200 millones para importar la maquinaria desde Europa para hacer los quesos, la construcción del espacio y la transmisión del conocimiento por parte de maestros queseros que llegaron desde Países Bajos.

Como todo emprendimiento, recordó el neerlandés, “los dos primeros años fueron de mucha lucha”, pero ya al tercero, “estaba dando dinero para los campesinos, un adicional”, confesó.

La actualidad

El año pasado la rentabilidad del negocio llegó. La producción mensual llegó al rango de los 900 y 1.000 kilos, algo que se ha duplicado en 2022, ya que la producción mensual está sobre los 2.500 kilos.

(Siga leyendo: Crean red para impulsar el emprendimiento fenemino en Colombia)

Este año, que es el quinto en operación, “ha sido un período con mucha inversión”, duplicando el espacio del proyecto y adquiriendo maquinaria. En concreto, se está culminando una inversión de $80 millones.

Este año la utilidad estará un poco menor al año pasado, aunque estemos vendiendo más, porque todo lo estamos reinvirtiendo en la compañía”, aseguró Tobías.
Las ventas crecen

El comercio electrónico ha sido una herramienta fundamental para el repunte de las ventas de HolaAndes. En su página web se ubica un botón de compra debajo de los cinco tipos de quesos que ofrecen.

En pandemia fue muy interesante. El próximo año queremos impulsarlas aún más porque el margen de vender directamente al cliente final es distinto que hacerlo a una tienda o restaurante. Para nosotros sirve mucho este canal directo”, explicó el líder de la quesería artesanal.

La aplicación de mensajería WhatsApp, así como sus perfiles en redes sociales, también contribuyen a canalizar estas ventas directas al cliente final, ubicado mayormente en Bogotá.

“Creo que parte de nuestro éxito es contar la historia. No solo mostrar un producto, un queso, sino contar una historia de una cultura neerlandesa, una receta de 1847 que hemos traído, un proyecto social (...)”, consideró.

También, desde la Cámara Colombo Holandesa, Holland House, han apoyado a abrir mercado con una red de compradores en el país, entre esas, algunas tiendas y restaurantes especializados de alta cocina.

El 2023

De cara al próximo año, las metas de HolaAndes son claras. Entre esas, mantener el crecimiento registrado en este 2022 y lograr capitalizar más puntos de ventas prémium.
“Nuestra estrategia es mantenernos exclusivos (...) El mercado es tan grande, que siento que no es necesario meternos en grandes superficies o en supermercados, que son más complicados con negociaciones y temas de pagos”, precisó Rijnsdorp.

Roberto Casas Lugo

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido