Las claves de la renovación a la Ley de Emprendimiento

Si bien es necesaria la actualización de la norma, se piden varias revisiones para tener una reactivación efectiva.

Emprendimiento

El año pasado el país inauguró el Centro para la Cuarta Revolución Industrial para impulsar las industrias 4.0.

Cortesía

POR:
Portafolio
julio 26 de 2020 - 08:00 p.m.
2020-07-26

El proyecto de ley para apoyar el emprendimiento en el país propuesto por el Gobierno Nacional ha sido uno de los mejor recibidos, pues además de ser necesaria una actualización en la norma, busca darle una mayor relevancia a un sector empresarial que ha sido fuertemente afectado por la pandemia.

(Lea: La Mercatón campesina para apoyar a los agricultores en la pandemia)

En medio de la coyuntura, apostar por el crecimiento y mejorar el tejido empresarial nacional son la respuesta, pero el tiempo apremia.

(Lea: Planeación financiera, reto de los nuevos emprendimientos)

“Sí consideramos que es necesario y hay unos capítulos muy interesantes en la propuesta, que son los ejes y que precisamente nosotros veníamos estudiando para reformar esa ley mipyme, así como las tarifas diferenciales en el registro mercantil y que las micro no paguen Invima. Asimismo, que las compras públicas representen el 15% del PIB da una mejor opción a un crecimiento sostenible”, explicó Rosmery Quintero, presidenta de Acopi.

(Lea: Buscan empresas digitales en el país para impulsar sus negocios)

Asimismo el acceso de las mipymes a la mínima cuantía, convocatorias exclusivas y la relevancia en el tema de género, son parte relevante para el gremio, pues allí se estaban trabajando desde antes.

“En el tema de institucionalidad es vital y parece ser así para el presidente: mejorar el tema de la informalidad y especialmente en las microempresas que es donde se concentra más y tomar ejemplos regionales para trabajarlo. Estamos felices de que este proyecto se pueda analizar y también buscaremos que se incluyan otros o se les dé mayor relevancia. Esperaremos a la discusión en el Senado para que se destaquen o se agreguen, esta ley es un instrumento necesario, pero no es lo único, sí es valioso que se hagan estos ajustes y más ahora que son urgente, pero no lo es todo”, afirmó la directiva.

Quintero fue enfática en que en los casos de los consejos superiores mipymes, estos deben hacer parte efectiva de la estructura de competitividad del país.

“Si este consejo es consultado, fortalecido y convertido en un observatorio de la micro y mediana empresa para tener información suficiente para medir impactos como el normativo para proponer ajustes”, agregó.

De acuerdo con Ignacio Gaitán, presidente de Innpulsa Colombia, el emprendimiento ha sido lo que más ha cambiado en todo el ecosistema.

“Esta renovación se viene trabajando desde el 2018 y por eso pudimos definirlo en cinco ejes que son la base de esta ley: las tarifas, la financiación, educación e institucionalidad. Esto nos servirá en las regiones y luego a nivel nacional. Queremos que Colombia se vuelva un referente en microcrédito y, en el caso de Innpulsa, tener mayores apoyos”, dijo Gaitán.

Según el directivo, Colombia tiene más de 20 instrumentos de emprendimiento y entidades dedicadas a fortalecerlas, “que si bien pueden estar muy bien articulados, están muy atomizados y muchas veces los que más impacto tienen no son a los que se les da mayor importancia.

Así que lo que haremos es ordenar la casa y llegar a tener un mayor impacto en el ecosistema, no para perder protagonismo, sino para hacerlo de una manera adecuada para llegar a tener un mejor efecto”.

Para el capítulo de capacidades para el emprendimiento, es vital la formación. “Si empezamos a temprana edad a educar a los jóvenes y dar a los profesores enfoques de los alumnos que tengan como opción de vida crear negocios con impacto en las comunidades, tenemos un país emprendedor, lo demás son habilitadores y necesitamos cerrar las brechas”, afirmó Gaitán.

La diferencia entre la renovación que significará este proyecto de ley y lo que ya está andando en el país al respecto radica en las capacidades actuales.

“En temas de financiamiento no tenemos tantas posibilidades y ahora en la pandemia hemos generado un gran impacto, en compras públicas por ahora no hay acceso y es importante abrir esas llaves, también las tarifas diferenciadas, porque no existen, también el abrir al país en regulación e innovación será determinante. Las diferencias son estructurales pero recogen las necesidades actuales”, señaló Gaitán.

Para la reactivación, la idea es que en el semestre del debate se retomen los instrumentos actuales y se reorientar.

“Estamos haciéndolo con el Departamento Nacional de Planeación con Arco para poder unirlos y en paralelo en financiación se ha cambiado la oferta de Innpulsa y vamos a repotenciarlos, también seguiremos viendo las recomendaciones hechas para que sea una ley robusta y responda a los emprendedores”, apuntó.

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido