‘Pequeñas ideas producen grandes resultados’

Para Pablo Claver, la felicidad no tiene ‘copyright’, es gratis y es algo que las empresas deben adoptar para lograr más productividad en sus equipos.

Pablo Claver, autor del libro ‘Empresas felices

Pablo Claver, autor del libro ‘Empresas felices, el secreto está en lo humano’.

Cortesía editorial Lid

POR:
Portafolio
noviembre 23 de 2018 - 08:39 p.m.
2018-11-23

Las empresas que se reinventan e invierten en la felicidad de sus empleados alcanzan hasta un 40% más de productividad. Esta es una de las lecciones que Pablo Claver recopila en su libro Empresas Felices, el secreto está en lo humano, en el cual identifica nueve casos de éxito en Colombia.

(¿Cómo mantener felices a sus empleados?). 


Allí, reitera que la felicidad de los trabajadores es el pilar fundamental para alcanzar resultados. En diálogo con Portafolio, el escritor menciona las ventajas que adquieren las compañías al apropiar esta práctica en sus valores corporativos, que incluye, entre otros aspectos, actividades para mejorar el bienestar y la calidad de vida.

¿Por qué las compañías que apuestan por la felicidad corporativa son más rentables?

Una organización donde hay buen ambiente funciona mejor que una donde no lo hay. Parece obvio, pero todavía hay personas que creen que las compañías funcionan mejor como se hacía en la época industrial de los siglos XIX y XX; ahora, todo ha cambiado y el verdadero secreto está en atender lo humano.

Los empresarios deben quitarse la venda de los ojos, apostar y comprometerse por el bienestar de sus equipos, como menciona el emprendedor británico Richard Branson: “Cuida de tus empleados que ellos se encargaran de cuidar a tus clientes”. Esa es la clave para que las empresas sean más rentables y sus trabajadores, felices; de esa manera, son más creativos y esto se ve en mejores resultados para las compañías.

¿Existe un momento indicado para adoptar la felicidad como un valor corporativo?

Primero que todo, y lo más importante, es el convencimiento del gerente a apostar y comprometerse con sus equipos. Tras esa búsqueda, cambiarse a la cultura de la felicidad siempre será bueno para la organización, pero no se debe hacer por obligación, por moda o desesperación, hay que hacerlo en buenos momentos, cuando no se buscan cambios desesperados.

¿Cuál es la principal característica de las empresas líderes en aplicar este concepto?

La principal característica es la claridad en sus objetivos, es decir, saber y seleccionar valores que apuesten por lo humano y que involucren a todos los equipos. Cuando se alinea correctamente lo corporativo con la felicidad, aparecen la pasión, la creatividad y los buenos resultados.

Por nombrar algunos ejemplos, tenemos a Contento BPS, el Hospital Pablo Tobón Uribe, Frisby, Siigo, Equión y muchas más que están en Colombia; es decir, ya no necesitamos mirar ejemplos del exterior, porque si estas lo lograron, más empresas pueden sumarse al cambio.

¿Qué prácticas adoptaron estas compañías que las diferencian de las demás?

Se caracterizan por hacer varias actividades que promueven un excelente clima laboral; por ejemplo, algunas celebran el aniversario de los empleados, otras hacen campañas de abrazatón, consejos de felicidad y celebración de logros personales, entre otros.

Cada caso es diferente y esas estrategias deben ser analizadas independientemente por cada compañía. Sin embargo, lo que sí tienen en común es que hacen de las ocho o diez horas de trabajo un tiempo feliz, construyendo experiencias para ellos y sus familias, y donde se sienten apoyados y no tienen miedo a equivocarse. Atrás quedaron los días en los que el salario era la motivación principal.

¿Se puede decir que es una labor conjunta, es decir, que la motivación es de la empresa, pero el empleado debe aportar su parte?

Las personas también tienen que ser arquitectos de su propia felicidad, porque eso es una decisión propia; no puedes obligar a nadie a ser feliz, el analfabetismo del siglo XXI es no conocer tu cerebro para alinearlo con tu felicidad y con tu vida, esto hay que explicárselo a las personas.

La ciencia de la felicidad ha avanzado mucho en estos últimos años, aunque de los 3.000 que lleva la humanidad hasta ahora se está estudiando lo positivo que puede ser para las personas lograr la felicidad.

¿Cuál es el principal desafío de un líder para ofrecer bienestar real a sus empleados?

Las organizaciones deben entender que no son conventos de la caridad y que necesitan beneficios y utilidades, y, por eso, lo más importante es alcanzar el equilibrio. Tampoco es muy creíble una empresa en la cual el ambiente sea muy happy, esto no es consistente; sin embargo, las empresas que han adoptado esta práctica siempre ven mejores resultados.

Hay casos en Colombia de firmas donde las incapacidades prácticamente desaparecen, como resultado de una combinación perfecta entre la felicidad de cada persona y la que imprime la organización en el clima laboral.

Teniendo en cuenta que su libro ‘Empresas felices’ se basó en compañías colombianas, ¿cómo está el país frente al mundo en felicidad corporativa?

De los 194 países que hay en la ONU alguno debía tener el lenguaje más feliz del mundo y desde ese punto de vista, Colombia ya es campeón. Es un país con un potencial increíble para desarrollar empresas más felices, con un tesoro inigualable que se debe explotar con el fin de conseguir mayor desarrollo para las empresas y sus trabajadores.

¿Algunas iniciativas para destacar?

Está la Comunidad F, un grupo creado en el 2014 por unos millennials colombianos liderados por Juan Martín Cardona, que buscan desarrollar mejores prácticas de bienestar y felicidad en las empresas. Allí, hay más de 65 organizaciones que comparten esas estrategias que funcionan en el país y que se pueden aplicar a su idiosincrasia.

Incluso, algo para destacar es que fortalecen y enseñan a otras compañías a mejorar sus prácticas y a incentivar, cada vez más, a otras para que se sumen a la causa, que está ganando más seguidores en el país.

Diana Marcela Díaz G.
Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido