Las mujeres emprenden porque quieren, los hombres porque lo necesitan 

Entre 2014 y 2018, la participación del género femenino en la creación de empresas respecto a los hombres ha aumentado, pasando de 44,1% a 48,3%.

Emprendimiento de mujeres

México fue el único de la región que fue incluido dentro del ‘ranking’ de la firma Dell.

123rf

POR:
Portafolio
marzo 08 de 2019 - 02:37 p.m.
2019-03-08

Aunque aún existe una gran brecha, la mujer toma un papel más representativo en el mundo empresarial, y no solo abriéndose paso en los cargos directivos sino también en el desarrollo de nuevas ideas de negocios.

Según un estudio del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) que muestra el panorama emprendedor en el país durante el 2017, en Colombia la proporción de mujeres emprendedoras es casi la misma que la de hombres.

Solo en el 2016, el emprendimiento femenino creció un 68% y pasó del 15% en el 2014 al 25% en el 2017, posicionando al país como el de mayor incremento en esta materia en Latinoamérica y el Caribe.

(Lea: Colombia, entre los países donde menos se discrimina a las mujeres

“En Colombia, las brechas históricas en emprendimiento por género han mostrado una tendencia decreciente. En el 2017, la proporción de hombres emprendedores con respecto a mujeres emprendedoras ha llegado a ser 1, de modo que fue este el año con la razón más baja en cuanto a emprendimiento por género se refiere”, concluyó el informe.

Pero esto no es todo. Según cifras la Cámara de Comercio de Bogotá del total de empresarios en la capital, el 38,7% de los representantes legales son mujeres. Adicional entre 2016 y 2018 las mujeres crearon 5.074 empresas con ayuda de la CCB.

(Lea: Día de la mujer: el país avanza en equidad de género

“Desde los servicios empresariales de la CCB se han atendido a más de 69.000 mujeres emprendedoras. La participación de las mujeres en el emprendimiento respecto a los hombres también ha aumentado entre el 2014 y el 2018, pasando de 44,1% a 48,3%”, señaló la CCB.

Y, ¿qué ha llevado a la mujer a emprender en el país? Para la consultora, conferencista y escritora, Paola Rueda López, entre los factores que han permitido que las mujeres incursionen más en el mundo de los negocios están el empoderamiento y la generación de ecosistemas enfocados en apoyar el emprendimiento femenino.

“Primero el despertar de las mujeres, el empoderarse y acceder a un ecosistema que se ha enfocado en apoyar el emprendimiento femenino. A su vez, el país desde el Gobierno Nacional está evidenciando la importancia de la mujer en el mundo laboral teniendo por primera vez a una vicepresidenta y a un equipo de gobierno integrado 50% por mujeres”, señaló Rueda López.

Por su parte, Paola Restrepo, presidenta de la Federación Colombiana de la Industria de Software y TI  (Fedesoft), aseguró que además de las políticas públicas tanto nacionales como internacionales, la formación de las mujeres también ha permitido el incremento de su participación en la creación de empresas.

“Según datos de Corewoman, en Colombia actualmente las mujeres sobrepasan el nivel educativo de los hombres en la mayor parte de las industrias, donde la industria de Software y TI es una de las excepciones a esa regla. Sin embargo, esto ha ayudado a la mujer a empoderarse de su papel en la sociedad como un ser productivo que tiene mucho por aportar en el mundo empresarial”, afirmó Restrepo.

Según un estudio de la Asociación de Emprendedores de Colombia y Asela, la principal motivación de las mujeres para crear empresa en todas las edades es buscar una mayor flexibilidad, mientras que en los hombres la principal motivación fue emplearse. Esto quiere decir, que mientras el género femenino emprende porque quiere, el masculino lo hace porque lo necesita.

“La necesidad de cambiar su entorno, de salir de círculos de pobreza, de tener un impacto social más allá de los resultados económicos de un negocio, son algunas de las razones. Está demostrado que la autonomía económica es causa raíz de la disminución de las violencias contra las mujeres”, afirmó Rueda López.

Restrepo agrega que “una mujer decide emprender por la familia, el manejo del tiempo, la desigualdad salarial que todavía existe en algunos sectores”.

Por otro lado, según la CCB los principales sectores de emprendimiento femenino corresponden a servicios empresariales (14.1%), moda (11%) y turismo (8.8%).

“Las mujeres están demostrando que el género no debe limitar el acceso al conocimiento por áreas sino que es necesario desarrollar competencias para lograr perfiles mucho más efectivos. Falta todavía mucho pero hay un avance significativo gracias a contenidos de valor que nos hemos arriesgado a generar y con películas como Talentos Ocultos hacen visibles estas barreras y, lo más importante, cómo superarlas”, afirmó la experta.

Adicional a esto, Rueda López asegura que la participación de la mujer en la creación de emprendimientos y nuevos negocios en el país brinda un aporte significativo a la economía del país dado que se incluiría al 50% de la población, así mismo se cortarían los círculos y patrones de pobreza.

LOS OBSTÁCULOS

Tanto Rueda López como Restrepo consideran que aunque la mujer se ha abierto campo en el mundo empresarial aún existen obstáculos que impiden el total desarrollo del género femenino en el emprendimiento.

Para Rueda López, los sesgos que se aprenden de generación en generación, el no sentirse capaz y las brechas que se crean desde la crianza y la educación, son algunos de los baches que encuentran las mujeres al crear empresa.

“Por eso es tan importante la educación no sexista, la que cambia roles y estereotipos, aquella que es capaz de generar la complementariedad entre hombres y mujeres, la de las muevas masculinidades en las que se vale que los hombres y las mujeres hagan juntos las tareas del hogar y cuiden juntos el hogar”, afirmó.

Por su parte, la presidenta de Fedesoft asegura que, en el caso del sector de la industria del software en Colombia, el principal obstáculo que tienen las mujeres para la creación de empresas es la falta de interés para emprender en esta industria. “No es que no existan las oportunidades, sino que las mujeres no se encuentran motivadas a estudiar disciplinas STEM que se encuentran directamente relacionadas con esta industria”, mencionó.

Siga bajando para encontrar más contenido