Negocios

Levantar la demanda, uno de los retos para los empresarios

Los comerciantes confían en que el veto al contacto social por la crisis sanitaria se supere poco a poco para retomar las ventas.

Demanda

La evolución de la pandemia al cierre del 2020, no muestra un panorama claro para la industria y el comercio en enero.

César Melgarejo / EL TIEMPO

POR:
Portafolio
diciembre 23 de 2020 - 09:00 p. m.
2020-12-23

Recuperar el ritmo de los negocios y levantar el consumo, después de un 2020 que alcanzó a tener ventas nulas. Así se pueden resumir las expectativas de los comerciantes para el año que comienza.

Sin embargo, todo indica que para comienzos del año ese objetivo muestra nubarrones por cuenta de un enero que podría tener señales preocupantes por el ritmo que han tomado las cifras sobre la evolución de la pandemia por estos días en el país.

La Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, indagó en una encuesta reciente a sus agremiados sobre cuándo creen que alcanzarán el mismo nivel de ventas que tenían sus negocios antes de la pandemia y el 39,20% consideró que eso se logrará al cierre del año entrante.

El 18,50%, menos optimista, vislumbra esa opción para el primer semestre del 2022.
En menor porcentaje, 15,70% cree que alcanzar las ventas que tenían antes de que apareciera el coronavirus será posible al finalizar el primer semestre del 2021.
Un 9,40% apuesta por llevar sus negocios a ese nivel hasta finales del 2022, en tanto que un 9,10% considera que ya lo alcanzó.

El 8,10% es el grupo de los más pesimistas. Aseguran que la recuperación de los negocios en las condiciones que tenían antes de la pandemia solo se conseguirá en el 2023.

Por el lado de los consumidores, los analistas han visto cómo la tendencia es hacia una mejoría en la confianza, lo que puede significar que la demanda mejore con el paso de los meses.

De hecho, los recientes anuncios sobre el plan de vacunación contra el virus han puesto una dosis de optimismo entre los colombianos.

En una encuesta que hizo este mes para medir el ánimo de las compras para fin de año, el propio Fenalco indagó a las personas sobre cuándo creían que la pandemia podría estar controlada y se podría dar fin a la emergencia sanitaria. El 32,4% opinó que en el segundo semestre del año entrante.

El 19,9% considera que el panorama se despejará en el primer semestre del 2022 y otro 15,8% de los consultados no se compromete con una fecha. Apenas un 12,0% señala que en el primer semestre del 2021. Otro 11,4% apuesta por el 2023 y solo 8,5% cree que la crisis sanitaria será superada hasta el segundo semestre del 2022, señala la consulta de Fenalco a los encuestados.

Al margen de la percepción, varias actividades del comercio tendrán que ‘levantar’ cabeza para salir adelante. El sector automotriz, el de calzado y el de confecciones, tienen que mejorar los indicadores que han estado negativos en estos meses de pandemia. Las jornadas especiales de descuentos como los días sin IVA, que en el 2020 fueron claves para reactivar el comercio, serán también importantes para mejorar la situación de almacenes y centros comerciales.

El próximo año también se espera que las compras virtuales marquen una pauta en el desarrollo del comercio y los hábitos de los consumidores colombianos.

EN LA INDUSTRIA

Por el lado de la industria, la reactivación de la demanda es fundamental para que las actividades manufactureras se recuperen.

OSIsoft, firma mundial especializada en habilitación de inteligencia operativa cree que de cara al 2021, el sector industrial enfrentará un panorama completamente distinto al que las compañías están acostumbradas, con nuevas necesidades y retos que serán parte de su ‘nueva normalidad’.

“Cabe mencionar que la actividad industrial del país enfrentará un escenario de recuperación para el año próximo, ya que se ha visto afectada derivado de la pandemia”, comenta el análisis.

Para la firma, se mantiene como un reto persistir en el trabajo remoto. Considera que las compañías están cada vez más acostumbradas a tener personal trabajando a distancia y en múltiples ubicaciones a la vez. Esto, si bien no es nuevo, es una necesidad que se aceleró con la crisis y tendrá incidencia en la evolución industrial hacia el próximo año.

“El acceso a datos críticos, en tiempo real, ayuda a los colaboradores a eficientar la toma de decisiones, prevenir fallas en la maquinaria, y anticiparse a errores sin necesidad de estar presentes en las instalaciones, algo crucial en el entorno actual”, dice el estudio.

Cabe destacar que el 85% de las empresas, según OSIsoft, asegura que su productividad ha aumentado como resultado de una mayor flexibilidad, otorgada por el trabajo remoto hacia sus colaboradores.

Otro aspecto importante en la industria tiene que ver con la necesidad de ahorrar. Una forma de hacerlo será anticiparse a posibles fallas, realizar revisiones y prevenir los errores a través de estrategias de mantenimiento basadas en inteligencia operativa, y no de forma reactiva una vez que los fallos presentan consecuencias. Para lograrlo se requiere una plataforma que brinde visualización en tiempo real de los datos que se generan, con el fin de convertirlos en información de valor.

Los industriales y el comercio, tendrán que estar atentos a los hábitos de los consumidores que, seguramente, al igual que en el 2020 estará marcado por la preferencia de hacer más actividades en casa, mientras cede el virus y avanzan los planes de vacunación que hasta el momento han planeado las autoridades.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido