close
close

Empresas

6 de cada 10 beneficiarios de piso de protección social serían hombres

Casi la mitad de los trabajadores ganan menos del mínimo. En Valle, Bogotá, Antioquia, Atlántico y Nariño están 34% de estos ciudadanos.

Pobreza Latinoamérica

Archivo EL TIEMPO

POR:
Laura Lucía Becerra Elejalde
septiembre 19 de 2021 - 07:30 p. m.
2021-09-19

Con el artículo 193 del Plan Nacional de Desarrollo se incorporó dentro del sistema laboral colombiano una figura que busca que los trabajadores que devengan menos de un salario mínimo y trabajen por tiempo parcial tengan un mecanismo que les dé garantías laborales: el Piso de Protección Social (PPS).

(Lea: Corte declara constitucional piso de protección social)

Si bien la discusión no es nueva, y en las últimas semanas el sistema ha vuelto a llamar la atención ya que la Sala Plena de la Corte Constitucional declaró ajustado a la Constitución dicho artículo tras varias discusiones, el mecanismo que ahora está en firme podría beneficiar a por lo menos 10 millones de personas, de las cuales el 60% son hombres.

(Lea: Corte Constitucional da luz verde al piso de protección social)

De acuerdo con la Administradora Colombiana de Pensiones (Colpensiones), entidad encargada de operar el PPS, esta es la población con potencial de acceder al piso, pues trabajan por tiempo parcial y ganan menos de un mínimo. De modo que con esta alternativa podrían acceder al programa de Beneficios Económicos Periódicos (Beps), que permite un ahorro flexible y voluntario.

(Lea: ‘Hay que fortalecer los sistemas de seguridad social’)

Según los datos de la entidad, entre la población viable para acceder a este piso de protección social hay 6,04 millones de hombres y 3,95 millones mujeres, lo que implica que por cada 6 hombres que podrían aprovechar el mecanismo, solo hay 4 mujeres.

Él presidente de Colpensiones, Juan Miguel Villa, afirmó que esta población “representan el 45% de los ocupados en el país con ingresos mensuales inferiores al mínimo”.

De esos 10 millones, según explicó Villa, “3 millones aproximadamente son susceptibles de pertenecer al esquema obligatorio donde los empleadores o contratantes serán quienes hagan el aporte equivalente del 15% del ingreso, sin que se le descuente al trabajador o al contratista, y 7 millones pueden vincularse de manera voluntaria”.

En Colombia, de acuerdo con cifras del Ministerio de Trabajo, menos de una cuarta parte de los adultos mayores tienen acceso a una pensión, y para acceder legalmente a ella se conforma un ahorro del trabajador, un aporte del empleador y subsidios del Estado.

Sin embargo, los ingresos de estos 10 millones de ciudadanos les limitan acceder a este esquema. De allí que el PPS esté integrado por tres componentes: el régimen subsidiado del sistema general de seguridad en salud, el servicio social complementario de Beps, como mecanismo de protección a la vejez, y el seguro inclusivo que ampara al trabajador de los riesgos de su actividad u oficio y de enfermedades, cubierto por los Beps.

El modelo plantea un aporte de 15% del ingreso mensual obtenido por el periodo en que se realiza el aporte, adicional al valor convenido entre trabajador y contratante por el desarrollo de dicha actividad. Y este aporte deberá efectuarse mensualmente por el empleador.

De este porcentaje, 14 puntos van a proteger su vejez con ingreso fijo con Beps, y el punto restante para seguro inclusivo que cubre ante fallecimiento, amparo exequial, enfermedades graves, desmembraciones y una indemnización fija para las personas que hayan sufrido una hospitalización grave que les haya impedido trabajar”, aclaró Villa.

Para Adrian Garlati, director del programa de Economía de la Universidad Javeriana, “la idea del piso de protección social es bien interesante como alternativa para las personas que ganan por debajo del mínimo. En esencia está pensado para personas del campo, que trabajan por temporadas o por días, o incluso en las ciudades para personas que por diversas razones no ganan un mínimo, lo que impide que coticen a pensiones”.

Según Garlati, “esto sí es una solución para ese grupo de personas”, pero defendió que si bien lo ideal es que ganaran por lo menos el mínimo, hay muchas zonas del país donde es muy difícil, y casi la mitad de los trabajadores ganan por debajo de este rango.

Aunque el modelo del piso de protección social se incluyó en el Plan de Desarrollo en 2019, no fue hasta la reglamentación del Decreto 1174 del 27 agosto de 2020 que se oficializó y se fijo como fecha de inicio para su operación el 1 de febrero de 2021.

Sin embargo, en algunos sectores, especialmente los sindicatos, despertó críticas por considerar que podía abrir la puerta a una reforma pensional o laboral, lo que llevó a una demanda por inconstitucionalidad y a que la Corte Constitucional tuviera que revisar las bases legales de la herramienta.

Desagregado regional

Si se analiza esta población con potencial de ser beneficiada por el programa, en la capital hay 1,14 millones de ciudadanos para quienes aplican estas condiciones, de estos, 543.674 son hombres y 597.490 son mujeres. En la capital, a diferencia de las regiones, se revierte la relación que hay en materia de género y la posibilidad de acceder al programa.

En Antioquia la cifra asciende a 859.903 personas, con 463.810 hombres y 396.093 mujeres, mientras que en el Valle del Cauca, dentro de los 763.616 posibles beneficiarios 415.619 son hombres y 347.997 son mujeres.

A estos departamentos les sigue Atlántico, con una población identificada de 712.746 personas, de las cuales 431.042 son hombres y 281.704 mujeres, y Nariño, con 632.559 ciudadanos que podrían acceder al sistema de Beps gracias al piso de protección social. De ellos habría 372.742 hombres y 259.816 mujeres. Entre estas cinco regiones se contra el 34% de la población.

En Bolívar se tienen 608.022 trabajadores devengando menos del mínimo, en Santander 541.853 y en el Cauca 503.557. En Cundinamarca hay también 463.293 personas.

¿Cómo hacer el aporte a los BEPS?

Para el proceso de aporte a los Beps no es necesario procesos de vinculación o diligenciar formatos.

Los empleadores o contratantes, deben seleccionar a cualquiera de los operadores PILA (Aportes en Línea, Mi Planilla, ARUS, SOI, Simple y Asopagos), registrarse y gestionar la planilla B. El pago se puede hacer por PSE o por los puntos de recaudo autorizados por Colprensiones (Supergiros, SuRed o Punto de Pago).

Para las personas voluntarias es posible hacer uso de las redes de recaudo, o también aportar por medio del sistema PSE en las sedes electrónicas de los operadores PILA.

Laura Lucía Becerra Elejalde
Twitter:@LauraB_Elejalde

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido