Abren la primera tienda que alquila prendas de diseñador

Priscila Fashion Rental, con su primer local en Bogotá, es un concepto creado por la emprendedora María Fernanda Hernández. 

Priscila Fashion Rental

María Fernanda Hernández, fundadora de Priscila Fashion Rental.

Abel Cárdenas

POR:
Portafolio
diciembre 12 de 2019 - 10:22 p.m.
2019-12-12

La alta costura llevada al alquiler, pero siguiendo los preceptos de la nueva tendencia del consumo sostenible, es el eje central del emprendimiento que acaba de lanzar la empresaria María Fernanda Hernández con la primera tienda de Priscila Fashion Rental.

Es ingeniera industrial, con un MBA en marcas de lujo, y tiene una trayectoria en el sector creativo y de mercadeo con las tiendas y colecciones que ha liderado su padre, el reconocido empresario Mario Hernández. 

Priscila Fashion Rental ofrece alquiler de ropa de diario, por ejemplo, un vestido o un conjunto de pantalón y chaqueta para ir a un congreso, dice Hernández.

“Entonces en lugar de gastar mucho dinero, de pedir prestado a la amiga o a la familia, en Priscila Fashion Rental se puede acudir al préstamo”, indica.

La primera tienda está en el norte de Bogotá y funciona desde finales de noviembre. “Compro ropa de colección actual y hago la curaduría con la experiencia que tengo en el mundo de la moda y el lujo”, dice.

Esto, a su juicio, es beneficioso para los diseñadores porque les da visibilidad a muchos que son emergentes o que llevan años en el mercado pero la gente no conoce. Igualmente, permite el acceso a profesionales de renombre.

“Es cierto que de alguna manera la moda intimida. A la mujer del común no le gusta entrar a la boutique de un diseñador y a las que les interesaría llevar una prenda de estas no les alcanza la plata, no saben dónde encontrarla o cómo combinarla”, sostiene.

“Esta es una oportunidad para que las mujeres se sientan poderosas, ensayen opciones y se salgan de lo habitual. Como no hay compromiso de compra se arriesgan a medirse prendas que si tuvieran que adquirir tal vez no probarían. Entonces es una manera de descubrirse a sí mismas”, argumenta sobre las ventajas que tiene el negocio para las clientas.

La oferta comprende ropa de diario y de colección actual. Se encuentran chaquetas, vestidos, pantalones, blusas y abrigos, por ejemplo. También hay una sección exclusiva para clima cálido, en vista de que no es común que las bogotanas cuenten con prendas actuales para esos ambientes.

Además, el portafolio se complementa con bolsos.

Varias marcas hacen parte del ropero en alquiler de Priscila Fashion Rental: A Modo Mio, Alado Diseño, Andrea Landa, Atelier Crump, Bendita Seas, Bethel, Code of Conduct, Eloísa, Especia, Hernán Zajar, Judy Hazbún, Mario Hernandez, Michu Bags, Olga Piedrahita y 3LLL by Daniella Batlle. Los internacionales incluyen Ailanto, La Condesa,Tela, Klements, XD.

“La idea es que en cada temporada llegue producto nuevo, según las necesidades y lo que veamos que se demande”, comenta la empresaria. Sobre el proceso de alquiler, explica que el servicio se hace con la talla del diseñador y no tiene ajustes. En lo que paga el cliente se incluye el costo de lavado y reparaciones menores.

El precio del alquiler está en función de la prenda. Así, por 4 días oscila entre $80.000 y $380.000, pero también da la opción de préstamos por 2, 4 o 7 días.

Igualmente, ofrece un servicio por $380.000 mensuales, con el que se tiene derecho a cuatro prendas, una cada semana.

Aquí, tradicionalmente solo se alquila ropa de novia o de fiesta, pero este es un concepto que se aplica en el mundo entero, exitoso en Estados Unidos y en Europa. Uno de los casos reconocidos es el de Nuuly, al tiempo que la cadena H&M ha empezado a ponerlo en práctica en algunas tiendas.

“Creo que realmente es el futuro, muchas tenemos ropa que no usamos. Hice un estudio y las mujeres jóvenes son receptivas y están abiertas a la flexibilidad de un closet enorme, de poderse renovar y no contribuir a la contaminación del planeta con menos desperdicio y menos ropa desechada con menos posturas. De esta manera el ejercicio de sostenibilidad es un eje muy importante de este emprendimiento”, explica María Fernanda Hernández.

Siga bajando para encontrar más contenido