Acción de Avianca Holdings llega a mínimos históricos

En lo que va del año, los títulos de la compañía se han desvalorizado 20,8 por ciento.

Avianca Holdings movilizó más pasajeros en el primer semestre de este año.

Archivo Portafolio.

POR:
Portafolio
mayo 15 de 2019 - 04:43 p.m.
2019-05-15

La acción de Avianca Holdings ha sufrido una fuerte desvalorización en lo que va el año y se ubica en mínimos históricos. Cada título de la compañía hoy vale 1.315 pesos y se ha desvalorizado 20,8 por ciento este año, según un análisis de Casa de Bolsa.

(Lea: Avianca acepta que United puede asumir el control)

Esta caída, de acuerdo con el análisis, ha estado presionado por dos factores principales: el incumplimiento de ‘convenants’ financieros por parte de BRW Aviation, principal accionista de Avianca Holdings, acordados en el acuerdo de préstamo celebrado con United Airlines  y la disminución de la calificación de crédito de la aerolínea por parte de S&P de B a CCC+, dado que la compañía enfrentaría un mayor riesgo de refinanciamiento e implicaciones en su costo de financiamiento.

(Lea: Avianca advierte posibles demoras en sus viajes)

Para Casa de Bolsa, los altos niveles de endeudamiento de la compañía siguen siendo una de las principales preocupaciones de los analistas, por lo cual recomienda su gradual desapalancamiento.


“La posibilidad de que United Airlines asuma el control de la compañía podrían resultar en los siguientes eventos: derecho por parte de Advent International de exigir la recompra del 30% de su participación en LifeMiles; un monto exigible del endeudamiento equivalente a 1.566 millones de dólares; provisión de recompra respecto a los bonos del 2020, ante una disminución en la calificación de dichas notas por parte de las agencias calificadoras producto del cambio de control de la compañía, donde Avianca Holdings se vería obligado a ofrecer a los tenedores el derecho a recomprarselos a un precio de 101% del monto principal”, explicó.

Finalmente resaltó que la reciente reducción de la calificación de crédito del emisor de B a CCC+ y un cambio de perspectiva de “estable” a “negativa” por parte de la calificadora S&P, un escenario de mayor riesgo de refinanciamiento e implicaciones negativas en el costo de financiamiento.

Siga bajando para encontrar más contenido