Acesco apostará a la innovación y a sacarle el jugo a sus inversiones

El presidente de la empresa, Felipe González, manifestó que este año cerrarán con aproximadamente $600.000 millones en ingresos. 

Felipe González, presidente de Acesco

Felipe González, presidente de Acesco, en la Feria Internacional Industrial.

Rodrigo Sepúlveda/ET

POR:
Portafolio
septiembre 30 de 2018 - 08:00 p.m.
2018-09-30

Para Acesco, el 2018 ha sido uno de los años con más piedras en el camino. Con un sector de construcción con cifras en rojo y los aranceles al acero de Estados Unidos, la compañía le apunta a cerrar este año con ingresos al menos similares a los del año pasado, es decir, unos $600.000 millones.

(Lea: Acesco: construyendo el desarrollo responsable de país)

En diálogo con Portafolio, Felipe González, presidente de Acesco, señaló que en los últimos 10 años han destinado cerca de US$70 millones para infraestructura y que el objetivo, de aquí en adelante, es sacarle provecho a esta inversión, y profundizar en innovación.

(Lea: ACESCO, un modelo de desarrollo sostenible a seguir)

¿En qué nivel de ingresos esperan cerrar este año?
Tenemos un plan de negocio que debe llevarnos a tener unas ventas iguales a las del año pasado, lo cual ya de por sí es muy retador. En nuestra compañía, los productos que hacemos están prácticamente en un 80% dedicados a la industria de la construcción y esta ha estado muy golpeada desde el año pasado. En 2017, en el segmento en donde participamos principalmente, que es edificaciones, cerró al -20% y para mitad de este año llevaba un acumulado del -7%. Este año calculamos que pueden ser $600.000 millones, algo similar a la facturación del 2017. Y en producción, unas 220.000 toneladas aproximadamente, que es muy parecido a lo del año antepasado. Perdimos una inercia muy buena que se veía en el 2016.

¿Qué nuevas inversiones tienen proyectadas? ¿Han pensando en una segunda planta para aumentar su capacidad productiva?
Los proyectos de inversión están del lado de
la innovación en productos y en infraestructura, y habrá líneas de producción que tendrán que agregarse, pero no está en los planes una nueva planta. Acesco invirtió en los últimos 10 años más de 70 millones de dólares en infraestructura. Estamos en la etapa de sacarle el jugo a esa inversión.

¿Qué proyectos tienen para el año entrante?
Desde hace unos años venimos trabajando fuertemente en un modelo de innovación. Hoy ya tenemos nuestra unidad de innovación, investigación y desarrollo; ya está certificada por Colciencias. Eso nos va a permitir que en los próximos meses y años tengamos un plan de lanzamientos, ya sea de mejoras de los productos actuales o de productos que no tenemos actualmente en el mercado. Por ejemplo, tendremos un nuevo catálogo de pinturas, dado que somos uno de los principales galvanizadores del país.

¿Van a profundizar en otros sectores?
Todavía nos vemos en el acero. Ciertamente nuestro propósito superior no está amarrado ya al acero necesariamente, pero toda nuestra energía y nuestro foco sigue en productos de acero.

¿En cuáles grandes proyectos de construcción van a participar?
Eso lo podemos ver en tres segmentos y el más importante, en términos de volumen, es el de comercio, porque el 70% de nuestra venta es a través de nuestros grandes aliados distribuidores. Y en ese terreno lo que estamos haciendo es desarrollando modelos colaborativos con ellos para la mejora en la comercialización de nuestros catálogos. Allí tenemos unos 350 clientes; esa red de distribuidores nos permite llegar a prácticamente todo el país. Los otros dos segmentos son industria y construcción. Parte de nuestro catálogo se vende a empresas que usan el acero para transformarlo y hacer a su vez sus productos.

En ese sentido, lo que hemos venido haciendo es una transformación en nuestro enfoque comercial, basado mucho en soporte técnico, de modo tal que nuestro objetivo con ellos es, no solo venderles acero, sino también convertirnos en sus aliados técnicos.
Y en construcción, vemos que en el país se utiliza todavía mucho concreto. Los beneficios del acero, ya sea en construcción única en acero o en uso mixto con concreto, son muy grandes y estamos en esa tarea con las empresas constructoras de llevarlos a que entiendan eso.

El comercio exterior de acero ha crecido bastante en lo corrido del año,  ¿cuál es su lectura  de este dinamismo?
Nosotros el año pasado veníamos creciendo en exportaciones entre un 60% y un 70% el año pasado. No hemos desaparecido en las ventas externas hacia EE. UU., pero en estos ultimos meses las exportaciones se han ido casi a cero. Mientras que hace tres años exportamos unas 6.000 toneladas. Hay que tener cuidado de cómo se leen esos aumentos en exportaciones, porque se pueden ver grandes porcentajes, pero porque la cantidad antes vendida era muy baja. Sé que la tubería petrolera venía creciendo a buen ritmo, pero con esto de los aranceles de Trump se va a ver una caída en el cierre de este año, sobre todo en el segundo semestre, con una caída estrepitosa. En las importaciones se ha dado un incremento que es el reflejo del desvío de comercio a raíz de los gravámenes de EE. UU.

¿Cómo los ha impactado esa decisión de Trump?
Claramente esto es un golpe importante y fuerte. Lo que en el fondo ha generado es un desvío de comercio muy grande. De las 33 millones de toneladas que EE. UU. importa de acero, en sus distintas categorías, dentro de esta medida 12,5 millones de toneladas fueron afectadas.

Esos países que llegaban a EE. UU. con acero están moviendo esa oferta a países como Colombia, México y Argentina.

ROBOTS APILADORES

Acesco ha integrado a su planta de producción un par de robots que se encargarán del proceso de apilado de perfiles de acero que pueden llegar a pesar hasta 180 kilogramos. Se prevé que estos apiladores aumentarán en un 20% la productividad de la planta, ya que pueden movilizar ocho perfiles por minuto de forma constante, frente a tres o cinco perfiles que se movilizaban de forma manual y con pausas en el día.

Por otro lado, Felipe González, presidente de Acesco, dijo que “hay cotizaciones que uno hace, por ejemplo, hacia Europa y hacia África, pero para ser franco, son mercados que no vemos tan fácil de abordar. Esos destinos se atienden con producto muy barato desde China y ahí no hay tanta regulación”.

Andrés Felipe Quintero Vega
En Twitter: @QuinterovAndres

Siga bajando para encontrar más contenido