DOMINGO, 03 DE MARZO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Empresas

09 jul 2023 - 6:29 p. m.

El ABC del 'pulso' que hay por la venta del Aguardiente Amarillo

El producto está teniendo problemas de distribución en diferentes partes del país.

Aguardiente Amarillo

Aguardiente Amarillo.

ILC

POR:
Portafolio

El Aguardiente Sin Azúcar Amarillo de Manzanares 24°, más conocido como Aguardiente Amarillo y el cual es el producto estrella de la Industria Licorera de Caldas (ILC), está teniendo problemas de distribución en Cundinamarca, Bogotá y otras regiones del país.

¿A qué se debe la situación que está viviendo? Le contamos todo lo que se sabe, hasta ahora, de lo que se está viviendo con su comercialización.

(Vea: ¿Suspenderán venta de Aguardiente Amarillo en Bogotá? Esto se sabe).

Qué está pasando con el suministro

Según explicó la ILC en un comunicado, para que las licoreras puedan vender sus productos en otros departamentos requieren un permiso por parte de los gobernadores. Dicho permiso es por 10 años y se puede prorrogar.

"Estos permisos no podrán ser discriminatorios ni podrán generar barreras de acceso ni restricciones arbitrarias al libre comercio ni al principio de libre competencia, de acuerdo con la Ley de Licores (la 1816 de 2016), es decir, se aplicarán de manera general para todas las empresas que pretendan ingresar aguardientes a distintos territorios", aseguró la ILC.

Agregó que Cundinamarca le otorgó ese permiso en 2017 y dos años después, en 2019, incluyó al Aguardiente Amarillo en el mismo.

No obstante, la Dirección de Rentas y Gestión Tributaria adscrita a la Secretaría de Hacienda del Departamento de Cundinamarca expidió el pasado 6 de junio de 2023 la Resolución 797, por la cual revocó la autorización de la adición del producto Aguardiente Amarillo para su ingreso al departamento.

(Vea: Las pérdidas que dejaría la salida del Aguardiente Amarillo de Bogotá).

Qué dice la ILC

En charla con Portafolio, Andrés Elías Borrero, gerente general de la ILC, aseguró que la Secretaría de Hacienda de Cundinamarca no informó con antelación la decisión.

"La revocación del permiso se hizo de manera arbitraria, pues no se siguió el proceso de ley para tal fin, afectando el derecho al debido proceso, al no haber solicitado el permiso escrito y expreso para la cancelación del permiso. Adicionalmente, tampoco se otorgaron los recursos de apelación y reposición, para poder controvertir esta medida", dijo el directo, a su vez, en un comunicado.

(Vea: La historia detrás del origen del Aguardiente Amarillo de Manzanares).

Ante esto, la ILC dijo que presentará una acción judicial para pedir la nulidad de la Resolución 797.

Qué dicen desde Cundinamarca

El diario EL TIEMPO consultó con la Gobernación de Cundinamarca y confirmó que, como todos los departamentos, ellos se acogieron a la norma de monopolios desde 2019 y que, por ejemplo, en Caldas, no venden aguardiente de Cundinamarca. 

Frente esto, el medio explicó: "El objeto del monopolio como arbitrio rentístico sobre los licores destilados es el de obtener recursos para los departamentos, con una finalidad social asociada a la financiación preferente de los servicios de educación y salud y al de garantizar la protección de la salud pública".

Aguardiente Amarillo

Aguardiente Amarillo.

Industria Licorera de Caldas

Dónde más está teniendo problemas de distribución

Pese a que la noticia de la suspensión de la venta de Aguardiente Amarillo ha causado revuelo por tratarse de Bogotá y Cundinamarca, de los mercados más grandes e importantes del país, el gerente de la ILC también advirtió que la restricción se presenta en otros departamentos como Antioquia, Valle, Huila, Caquetá y Cauca, entre otras, razón por la cual señala que hay unos vacíos en la Ley colombiana que están imponiendo obstáculos al desarrollo de la industria de licores en el país.

(Vea: Aguardiente Amarillo: otras regiones donde tampoco se está vendiendo).

De cuánto son las pérdidas

Según aseveró Borrero, la decisión de que no vender más Aguardiente Amarillo en Cundinamarca le dejaría pérdidas al departamento de unos 73.000 millones de pesos en impuestos este año, afectando las rentas departamentales que van a parar a la salud de los colombianos.

Así mismo, la empresa dejaría de ganar en 2023 unos 55.000 millones de pesos por concepto de ventas, y se dejarían de vender al menos 5 millones de unidades en lo que resta de este año.

(Vea: Tapa Roja, el aguardiente tolimense que tiene su propia festividad).

PORTAFOLIO

Destacados

Más Portales

cerrar pauta