‘Al 31 de mayo, Argos tendrá activo el 30% de sus empleos’

Los sectores de infraestructura y vivienda no le podemos fallar al país, dice el presidente de la cementera, Juan Esteban Calle.

Juan Esteban Calle

Juan Esteban Calle, presidente de Cementos Argos, dice que la reactivación del negocio va al ritmo presupuestado.

Cortesía Argos

POR:
edmtov@portafolio.co
mayo 06 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-05-06

Luego de tres semanas de reactivación del sector de infraestructura y 7 días hábiles del reinicio de la actividad edificadora, el presidente de Cementos Argos, Juan Esteban Calle, asegura que la operación de la compañía se ha recuperado 30% en los dos negocios.

Es más, los resultados financieros del primer trimestre fueron similares a los de igual lapso de 2019. Calle dice que la empresa ha despachado cemento a 2.800 clientes masivos y a 430 proyectos industriales, que equivalen al 30% del total de su mercado.

¿Cómo ha evolucionado la apertura de los sectores de infraestructura y construcción de vivienda?

Creo que estamos haciendo la tarea de la mejor manera, con seriedad y responsabilidad, buscando proteger la vida, la salud y el bienestar de todos, y al mismo tiempo entendiendo que hay que reactivar la economía de forma segura.

Se lo digo con sinceridad: en los dos sectores nuestros vamos a un ritmo adecuado de reactivación, en el entendido de que los protocolos los tenemos que tomar con seriedad y responsabilidad.

Quienes estamos en los sectores de infraestructura y edificaciones no le podemos fallar al país en la confianza que nos han dado de llamarnos a reactivar la economía. Los despachos y la actividad vienen creciendo y eso nos tiene motivados y esperanzados.

¿Sienten que ambos sectores han restablecido sus labores a buen ritmo?

Entendemos que esta es una recuperación gradual, no solo la de los dos sectores, sino la de la economía. Cremos que vamos a llegar al 30 de mayo con mejor actividad de la que estábamos presupuestando.

¿Eso significa que están por encima de las expectativas?

Sí. Eso lo estamos viendo tanto en la reactivación de proyectos de infraestructura como de edificaciones. Es más, con las medidas que el Gobierno tomó para acabar de reactivar la cadena, creemos que mayo va terminar con el 40% de la actividad normal.

¿Qué tanto empleo han podido recuperar?

En Cementos Argos tenemos el compromiso, como lo tienen otras empresas en Colombia, de proteger el empleo, porque eso es mantener el tejido social. A finales de mayo, de los cerca de 3.000 colaboradores que tenemos en Colombia, unos 800 o 900 estarán plenamente activos. Los demás seguirán en licencias remuneradas. Eso es más o menos el 30% de nuestra nómina.

¿A qué nivel de la capacidad instalada están trabajando?

Como teníamos inventarios de cemento en nuestras plantas, entonces estamos en el 40% de despachos, pero el 30% de la capacidad operativa.

¿Qué cuellos de botella han encontrado en el proceso de reactivación?

Ninguno. Hemos visto que cada municipio está haciendo las cosas con juicio y responsabilidad, y con sus particularidades. Entendemos los esfuerzos que hay que realizar, pero consideramos que las cosas van bien.

¿Qué ha pasado con el acceso a las materias primas para la producción de cemento?

No hemos tenido inconveniente porque nosotros tenemos reservas propias de caliza para el clinker, que es la materia prima más importante en la producción de cemento.
Entonces, no hemos tenido ningún inconveniente en la cadena de suministro. Estamos preparados para atender la demanda.

¿Los costos de producción se han incrementado?

La industria nuestra es de altos costos fijos, y estos se han incrementado. Por su parte, los variables han disminuido, especialmente por el lado de la energía y los combustibles, que vienen bajando, incluso antes de la pandemia.

Sin embargo, lanzamos el programa Reset, con el que buscamos eficiencias de entre 75 millones y 100 millones de dólares.

Nosotros no hemos parado las exportaciones y siempre estuvimos haciendo unos pocos despachos nacionales para proyectos considerados críticos como la infraestructura de salud del país.

¿Qué tanto pesa en el mercado del cemento el sector de la autoconstrucción, que aún sigue paralizado?

Ese es un sector importante, pues representa el 50% del nuestro mercado.
Y esperamos que una vez se abra, tengamos una buena demanda.

¿Cómo les ha ido con el mercado de Argos en Estados Unidos y Centroamérica?

En Estados Unidos nosotros venimos entregando cemento de manera normal en medio de la pandemia. En ese país el sector de la construcción de vivienda fue considerado clave para la economía, y por eso no se suspendió. Tomamos medidas para proteger a nuestros empleados en esas plantas.

Por eso nos sentimos muy satisfechos, pues el volumen de cemento vendido en el primer trimestre de este año tuvo un crecimiento del 9%, el mismo registrado en 2019. El otro país es Haití, donde la covid-19 no ha sufrido grandes contagios y seguimos trabajando normalmente.

En Panamá llevamos seis semanas por fuera de operación. En Honduras se reactivó hace dos semanas y estamos regresando a la operación. En República Dominicana vamos en una recuperación del 40%.

¿Qué esperan en lo que resta del presente año?

Estamos esperando un segundo trimestre muy difícil en materia de resultados, porque tendremos entre cuatro y 6 más semanas sin operación. Estamos esperando un año retador.

Pero lo primero es proteger el mayor número de vidas. Nosotros nos sentimos tranquilos en materia de liquidez, y esperamos un cifras decentes, pero que claramente van a ser inferiores a las del año pasado, pero protegiendo el empleo.

No dudamos que este va a ser un año de menor demanda en el que vamos a tener que reinventarnos todos.

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido