Alejandro Santo Domingo heredará el emporio de su padre

El segundo hijo del fallecido empresario tiene el reto de hacer crecer las empresas familiares.

Archivo Portafolio.co

Alejandro Santo Domingo heredará el emporio de su padre

Archivo Portafolio.co

POR:
octubre 10 de 2011 - 05:35 p.m.
2011-10-10

A sus 34 años, Alejandro Santo Domingo maneja desde Nueva York todos los negocios de su padre y es uno de los herederos de una fortuna que ronda de los 8.600 millones de dólares, según Forbes.

Así mismo, es considerado uno de los hombres más elegantes del jet set internacional.

Desde muy joven, su padre lo fue vinculando paulatinamente a las empresas del Grupo y lo llevaba constantemente por todo el mundo para que aprendiera las intimidades de los negocios.

Incluso, lo enviaba con los directivos de las compañías para que sirviera como observador de los negocios que realizaban.

Desde que su padre empezó a tener problemas de salud, Alejandro se convirtió en el hombre que maneja los negocios del Grupo, razón por la cual buena parte de su tiempo permanece en un avión privado.

Su vida transcurre en medio de juntas, reuniones, cifras, viajes y oportunidades de negocios en diferentes partes del planeta. A Bogotá viaja cada vez que se realizan juntas de las empresas del Grupo, por lo que no es extraño verlo en la capital del país de manera asidua.

Es director general de la firma Capital Advisors Inc. y maneja los negocios de Valorem y Comunican.

Colabora en varias causas benéficas y culturales en Colombia y en el exterior. En Nueva York es miembro de la junta de síndicos del Museo Metropolitano de Arte y está en la junta directiva de la Fundación DKMS Americas.

Es historiador de la Universidad de Harvard y desde el año 2001 hizo parte de la junta directiva de Bavaria.

Esto le permitió estar íntimamente ligado con el mayor negocio empresarial de la historia de Colombia, cuando en el 2005 la empresa pasó a ser propiedad de SABMiller, operación estimada en unos 7.800 millones de dólares.

Alejandro también estuvo vinculado a negocios de su familia, como la venta de la empresa de telefonía Celumóvil a Bellsouth. Esta última pasó luego a manos de Movistar. También lideró la venta de Avianca al Grupo Synergy de Brasil.

El reto que enfrenta es fortalecer las operaciones nacionales e internacionales del grupo en todas las áreas de negocio, lideradas por la cerveza y los medios de comunicación, en donde están las mayores inversiones del conglomerado. Otro reto será la diversificación de las inversiones en nuevos sectores.

Hace un tiempo dijo que el Grupo había regresado a sus orígenes luego de separar los negocios de las bebidas de los otros sectores en donde tiene interés.

Alejandro Santo Domingo dice que una de las mayores cosas que aprendió de su padre en el mundo de los negocios es la necesidad de enfocarse en el manejo de la caja y la liquidez, además de ser prudente con el endeudamiento y con el manejo de todo tipo de riesgos.

No obstante, Alejandro Santo Domingo también ha señalado que, aparte de lo que aprendió en el mundo de los negocios, a su padre le agradece una de las cosas que más le interesan en la vida: su amor por Colombia.

Siga bajando para encontrar más contenido