Aramco, la empresa con las mayores ganancias del mundo

La petrolera saudí registró una utilidad de más de US$110.000 millones, cifra superior a la que obtuvieron, en conjunto, Facebook, Apple y Microsoft.

Aramco

Así se ve una de las principales refinerías de la compañía Aramco, ubicada en Arabia Saudí.

Archivo/Reuters

POR:
Portafolio
abril 01 de 2019 - 10:15 p.m.
2019-04-01

La petrolera saudí Aramco es la empresa con más ganancias del mundo y su beneficio neto llegó a US$111.100 millones de dólares en 2018, según datos publicados por dos agencias de riesgo, que han dado nota a la compañía por primera vez.

Aramco, la mayor petrolera del mundo, tuvo ingresos de US$355.900 millones el año pasado, según Moody’s, que ofreció datos hasta ahora mantenidos en secreto por la empresa controlada por el Estado saudí.

El resultado bruto de explotación (ebitda) ascendió a US$224.000 millones en 2018, según informó Fitch. El margen del ebitda fue del 63,7%, según Moody’s, lo que la sitúa como una empresa con muy alta rentabilidad. La petrolera también tiene una liquidez muy alta con US$48.800 millones en caja, según las agencias, que otorgaron su nota antes de una rumoreada venta de bonos. Según los informes de las agencias, Aramco produjo en 2018 un volumen de 13,6 millones de barriles de petróleo equivalente (boe) diarios y tiene acceso a reservas probadas de 256.900 billones de barriles de petróleo y gas. Moody’s le concedió una nota de A1 y Fitch, un A+, que en ambos casos están condicionadas por la calificación de la deuda soberana de Arabia Saudí.

(Lea: Arabia Saudita quiere un petróleo a 100 dólares el barril

Vale indicar, además, que el pasado miércoles, Aramco anunció la compra de un 70% del capital de Sabic, una de las mayores petroquímicas del mundo, también controlada por el Gobierno saudí, por US$69.100 millones, dentro de la estrategia de integración vertical de la compañía.

Según Moody’s, la liquidez y la flexibilidad financiera de Aramco le permitirán financiar la adquisición de Sabic sin la necesidad de recurrir a financiación externa, incluso en escenarios de precios del crudo bajos.

El gobierno saudí anunció en 2017 planes para privatizar el 5% del capital de Aramco, pero el año pasado decidió paralizar la operación, que se esperaba que fuese la mayor salida a la bolsa de la historia, sin explicar los motivos. Esa anunciada salida a bolsa tenía como objetivo obtener fondos para financiar los planes del príncipe heredero, Mohamed bin Salman, de reducir la dependencia del país del petróleo.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido