Así será la millonaria renovación que hará
el Hotel Tequendama

Inversión en las zonas comunes y actualizaciones tecnológicas son algunas de las novedades que llegarán con la franquicia de Marriott.

Hotel Tequendama

El hotel ahora pasará a llamarse 'Four Points By Sheraton Tequendama Bogotá' y será operado por la compañía GHL.

Archivo particular

POR:
Portafolio
abril 24 de 2019 - 09:52 p.m.
2019-04-24

Llegó la hora para el gran paso hacia la modernización del Hotel Tequendama Bogotá. Con una fuerte apuesta por renovar habitaciones, mejorar los servicios tecnológicos y, sobre todo, transformar las áreas comunes como los emblemáticos salones Rojo, Esmeralda y Monserrate, entre otros, este ícono del sector hotelero en el país empieza la ruta para acogerse a los estándares de la franquicia ‘Four Points By Sheraton’ de Marriott, bajo la operación del Grupo Hotelero Londoño (GHL).

(Hotel Tequendama pasa a ser franquicia de Marriott Internacional). 

“En este momento un 85% de nuestros clientes son gente de negocios y un 15% son viajeros que vienen por descanso, ocio o turismo. Queremos llegar a una combinación de 60% (viajeros de negocios) - 40% (viajeros por turismo)”. Así describe el contralmirante Jorge Gómez Bejarano, gerente general de la Sociedad Hotelera Tequendama (SHT), uno de los grandes propósitos con el que será el renovado ‘Four Points By Sheraton Tequendama Bogotá’, que se prevé que esté listo en el último trimestre del 2020.

De acuerdo con Gómez, se está estimando una tarifa de 80 dólares por noche, una vez empiecen a operar bajo la franquicia de Marriot. “Va a ser una tarifa muy competitiva”, señala el gerente de SHT, quien también destacó que la idea es que el precio se adecúe al nivel de servicio recibido por el cliente.

Desde luego, todo el optimismo en torno a la operación no es ajeno al Grupo Hotelero Londoño, y su director de desarrollo, Andrés Sánchez, habló sobre lo que serán los nuevos servicios en los que se enfocan.

(GHL operará el ‘nuevo’ hotel Tequendama). 

Por un lado, la apuesta va por “estar actualizados con todos los sistemas de seguridad que exigen las cadenas y el mercado a día de hoy”, sumado a lo que menciona, son “los sistemas de confort en la habitación” que impulsan ajustes, principalmente, en la calefacción y el aire acondicionado dentro de los cuartos. Por lo demás, dice Sánchez, los reparos giran en torno a “acabados, decoración y alguna modificación en arquitectura”.

Pero las áreas comunes, que son el reto principal, van a percibir gran parte de los cambios que se proyectan. Para ello, uno de los principales aliados es la tecnología. En este sentido, el hotel realizará actualizaciones importantes, como la incorporación de equipos de audio y proyección más sofisticados, así como un servicio de internet más veloz.

Otro de los propósitos es potenciar los restaurantes que complementan el hotel, como es el caso del Virrey, junto a otras zonas como la cafetería del interior. Todo esto en aras de “mantener al Tequendama como el hotel tradicional de las reuniones en Bogotá”, tema al que Jorge Gómez se refirió como una evolución puesto que, según él, “antiguamente se privilegiaba mucho la privacidad en las habitaciones y la tranquilidad y el silencio en áreas comunes”, mientras que hoy “los jóvenes quieren espacios donde haya actividad, se pueda hacer coworking y conocer personas de otras culturas”.

Sumado al trabajo por satisfacer la demanda de servicios modernos entre los clientes, otra de las novedades del Tequendama sería la generación de nuevos puestos de trabajo, un tema al que no le cierran la puerta. “Creemos que, como se van a generar nuevas áreas de interacción entre los clientes y los niveles de ocupación se van a subir, lo más seguro es que, aún con un proceso de optimización del personal, se va a requerir la contratación de más personas”, afirmó Gómez Bejarano.

EL PROCESO

Pero para llegar a todos los estándares exigidos, el acuerdo establecido entre la Sociedad Hotelera Tequendama y GHL -que fue firmado por 20 años- establece tres fases.

La primera fue el convenio de asistencia técnica integral para la remodelación del Tequendama y los ajustes a lo que requiere para acoger la franquicia Four Points By Sheraton.

En segundo lugar se encuentra la operación, que inició con la firma del contrato, y en la que actualmente SHT Y GHL se encuentran en una etapa de empalme que irá hasta julio. Además, en esta segunda fase está incluido todo el negocio de renovación; GHL opera los pisos del 9 al 17 (lo que representa cerca de 311 habitaciones) y en paralelo trabaja en la remodelación de 262 habitaciones, áreas públicas y sistemas de ingeniería del edificio que se encuentran entre los pisos 3 y 7. Dichas modificaciones suponen una inversión de US$10 millones.

Finalmente, en un periodo de 24 meses llegará la última etapa, en la que GHL asumirá la operación del ‘Four Points By Sheraton Tequendama Bogotá’.

Todo este proceso espera resultar en un importante incremento de la ocupación en el tradicional hotel, que actualmente cuenta con un porcentaje poco superior a 30% en este índice y tiene presupuestado llegar al 70%.

Para que los planes sean fructíferos, Bogotá, y en especial el centro internacional de la capital, cobran importancia. “Tenemos que mejorar la capacidad de llegada de viajeros a través del aeropuerto El Dorado, requerimos la ampliación de manera urgente y unas tarifas de las aerolíneas más competitivas”, dice el gerente general de SHT sobre los aspectos para corregir en la búsqueda de incrementar el turismo en la ciudad. Sumado a esto, agrega que “hay que trabajar en la movilidad y lo más importante, mejorar la seguridad para los viajeros”.

Por ahora, el proceso de modernización se enfoca en la definición del tamaño y concepto de lo que serán las nuevas áreas, de acuerdo con GHL, el operador de la franquicia que le dará una ‘nueva cara’ al Tequendama, que dentro de su experiencia ha tenido ya 13 operaciones con la cadena Marriott.

Diego Vargas Riaño
Twitter: @vardie_

Siga bajando para encontrar más contenido