Avianca abre investigación interna por denuncias de sobornos de Airbus

La aerolínea busca determinar si fue víctima de actuaciones indebidas o ilegales, ante graves acusaciones contra el fabricante europeo. 

Airbus A320NEO

Avianca anunció este lunes una investigación interna para determinar si hubo sobornos.

Cortesía Avianca

POR:
Portafolio
febrero 03 de 2020 - 08:57 a.m.
2020-02-03

Un escándalo de corrupción sacudió la industria aeronáutica mundial este fin de semana, luego de que se conociera que Airbus habría cometido prácticas fraudulentas en campañas de ventas en países como Colombia, China, Corea del Sur, Rusia, Nepal, Taiwán y Emiratos Árabes Unidos.

Según las denuncias, en 2014, Airbus cerró dos contratos marco con “la autoridad central china” sobre la venta a compañías de ese país de 13 aviones de pasillo único A320 y 27 del tipo A330. Para conseguirlos, el constructor europeo financió un fondo de cooperación con hasta 24,2 millones de euros entre 2012 y 2017.

(Avianca cancela y difiere la compra de aviones a Airbus). 

Parte de este se empleó “en beneficio de agentes de la administración y de dirigentes de compañías aéreas o de entidades públicas chinas que jugaban un papel en el proceso de compra”, señalaron los investigadores de la Agencia Francesa Anticorrupción, entidad que realizó la investigación.

De acuerdo con las denuncias, el constructor europeo también organizó, en beneficio de funcionarios chinos y de su entorno, “varios viajes por China y fuera de China compuestos principalmente, o incluso exclusivamente, de actividades de entretenimiento [...], además de regalos lujosos e invitaciones a varios acontecimientos”.

En el centro de todo este entramado se encontraba una entidad de Airbus llamada Strategy and Marketing Organization (SMO), que gestionaba a los intermediarios.

Desde entonces, la SMO fue disuelta. En Corea del Sur, Airbus se comprometió a pagar 15 millones de dólares a un ex alto cargo de la aerolínea Korean Air, a cambio de la venta de 10 Airbus A330 entre 1996 y 2000.

(Con un relevo de presidente, inicia otra era en Airbus). 


En Taiwán, el constructor pagó 7,5 millones de dólares a un intermediario y medio millón de dólares a otro por su intervención en la cesión de 20 A350 (la mitad en opción de venta) a la compañía China Airlines.

Ahora bien, "sus contratos fueron firmados después de que se cerrara la campaña de venta y mencionan remuneraciones sustancialmente inferiores a las prometidas", advirtió la justicia.

En Rusia, por la venta de dos satélites al operador público RSCC, Airbus contrató de forma retroactiva a un intermediario y le pagó 8,7 millones de dólares, aunque "la sede de [su] empresa no se pudo identificar, no había disponible ninguna cuenta financiera y su capacidad para proveer las prestaciones propuestas era discutible".

Al final de la investigación, la Agencia Francesa Anticorrupción consideró que el programa de cumplimiento puesto en marcha por Airbus estaba "terminado", aunque el grupo tuvo que comprometerse a pagar los gastos de las auditorías de la AFA durante tres años.

Tras las denuncias y luego de que se conociera que estas prácticas también se habría realizado en Colombia, Avianca anunció este lunes una investigación interna.

(Avianca revisa pedido de flota para lograr un alivio en sus cuentas). 

“En atención al reciente acuerdo entre Airbus SE (“Airbus”) y las autoridades de Francia, Reino Unido y Estados Unidos, en relación con prácticas de negocio corruptas en Airbus, Avianca informa que contrató los servicios de Ropes & Gray, un reconocido bufete de abogados internacional, para realizar una investigación interna independiente sobre el vínculo comercial entre Avianca y Airbus y determinar de esta manera si Avianca fue víctima de actuaciones indebidas o ilegales”, señaló la aerolínea colombiana a través de un comunicado.

Avianca manifestó, además, que tomará todas las medidas y acciones legales necesarias encaminadas a defender la compañía y sus accionistas, y colaborará con las autoridades competentes en Francia, Estados Unidos, Reino Unido y los demás países donde sea necesario.

“El acuerdo entre Airbus y las autoridades contiene acusaciones muy delicadas y preocupantes sobre el actuar de un individuo de Avianca en el periodo previo a marzo de 2016. Todos los miembros de la administración actual de la compañía rechazamos enfáticamente cualquier actuación o comportamiento que no refleje integridad y transparencia en el mundo corporativo, y en particular en nuestra organización. Tomaremos todas las medidas necesarias para defender los intereses de Avianca, en colaboración con las autoridades competentes,” enfatizó Anko van der Werff, Presidente y CEO de Avianca Holdings.

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido