‘Bogotá tiene mucho potencial para atraer eventos mundiales’ 

El director de BestCities Global Alliance, Paul Vallee, considera que la capital tiene buenos centros de convenciones y un aeropuerto bien calificado.

Paul Vallee, director de BestCities

Paul Vallee, director de BestCities, una red internacional de 12 destinos líderes para convenciones.

Andrés Quintero

POR:
Portafolio
enero 10 de 2019 - 07:15 p.m.
2019-01-10

Luego de que Bogotá fuera admitida en el 2016 en BestCities Global Alliance –una red internacional de 12 destinos líderes para convenciones alrededor del mundo como Tokio, Vancouver, Madrid, Berlín, entre otros–, la capital del país acogió recientemente el foro global de esta organización, que busca compartir conocimiento y expertise sobre la preparación y acogida de eventos internacionales.

En diálogo con Portafolio, Paul Vallee, director de BestCities Global Alliance, aseguró que “Bogotá tiene mucho potencial para atraer más eventos mundiales, gracias a su aeropuerto, centros de convenciones y hoteles. Sin embargo, hay que mejorar el sistema de transporte”.

¿Qué debería mejorar Bogotá de cara al futuro para acoger otros grandes eventos internacionales?

Creo que la ciudad tiene buenos centros de convenciones, lo cual es muy importante. Hay un buen aeropuerto, que en mi opinión funciona muy bien. Los hoteles también son un producto fundamental. En cuanto a transporte, para nadie es una sorpresa que siempre ha sido un problema aquí. El hecho de tener los hoteles, los centros de convenciones y el aeropuerto relativamente cerca hace las cosas un poco más fáciles. Por otro lado, hay que decir que las personas que acuden a estos eventos, que son de negocios generalmente, también quieren experimentar otros aspectos de un destino, como por ejemplo la parte cultural.

La gente quiere conectarse con la oferta local, las universidades, centros médicos, etc. Construir ese tipo de relaciones también es importante en las reuniones internacionales de negocios. Allí también se requerirá seguir trabajando en el sistema de transporte.

¿Cómo BestCities puede ayudar a Bogotá a ser un mejor destino para los encuentros mundiales o regionales?

Copenhague, Madrid, Melbourne son ciudades que han acogido eventos internacionales desde mucho tiempo. Ellos tienen el conocimiento, el expertise y los contactos, lo cual puede ser muy importante en la tarea de aprendizaje de Bogotá. Eso es una parte clave de esta alianza en el sentido de que hay voluntad y decisión para compartir información en la red entre los 12 aliados.

¿Cuál fue el propósito del foro global que hicieron hace poco en Bogotá?

El propósito fue reunir de nuevo a los socios de BestCities con cerca de 26 asociaciones internacionales, con el fin de seguir construyendo una comunidad. Cada delegado se reunió individualmente con los otros para abordar toda clase de problemas y entender el valor e impacto económico que generan ciertos tipos de encuentros. También se plantearon temas del valor social que pueden generar los eventos, por ejemplo una cita internacional de cardiólogos que ayude a disminuir los paros cardiacos. Y desde luego nos preguntamos también cómo medir ese impacto social. Lo interesante es que, por ejemplo, alguien en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) esté buscando solucionar un problema logístico y el remedio lo tenga un socio en Copenhague.

También hubo conversaciones sobre los eventos internacionales que habrá este año o cómo podrían ser seleccionados al cumplir con ciertos requerimientos de temas logísticos.

¿Qué lecciones se llevaron de Bogotá?

Para muchos de los invitados era su primera experiencia en Suramérica. E incluso los que habían viajado a países vecinos sabían poco de la ciudad o lo leyeron en algún periódico o noticias. Estuvieron intrigados y eso dio una oportunidad para la historia de Bogotá. Lo importante es que la ciudad debe evaluar cuáles son sus puntos fuertes y su expertise para poder compartirlo con el resto de ciudades.

Nos gustó el hecho de que la comunidad trabaja bien en conjunto. Bogotá tiene mucho potencial para atraer más eventos mundiales, gracias a su aeropuerto, centros de convenciones y hoteles. Sin embargo, hay que mejorar el sistema de transporte.

¿Qué ingresos pueden traer este tipo de estos eventos internacionales a Bogotá?

Cada uno de los socios tiene sus propios estudios y hay diferentes metodologías para medir esto. Hablando de manera general, eso depende de la cantidad de gente y los días que dure un evento. Algunos serán mas internacionales o regionales que otros. Hay una tendencia donde vemos que los eventos médicos tienden a durar más días. Sin embargo, hay estudios que indican que en eventos de talla mundial, cada persona puede llegar a gastar unos US$300 en su estadía. En los eventos regionales los ingresos son menores.

¿Qué otras cosas resalta de la capital de Colombia?

Lo que impresiona es lo abiertos y transparentes que son sobre las cosas por las que ha pasado el país, lo que están viviendo y adónde quieren llegar. Si siguen abiertos en este sentido la gente lo va a apreciar, porque hay extranjeros que no han venido a esta parte del mundo y han dudado en venir o hacer una convención acá. Si se habla abiertamente de lo que ha pasado y adónde se quiere llegar, será importante para atraer más extranjeros y reuniones de negocios.

¿Por qué Bogotá fue elegida para ser parte de su organización?

Bogotá tenía un gran interés en la alianza y nosotros estábamos interesados en tener una ciudad de Suramérica. Quedamos impresionados por el trabajo realizado por entidades como ProColombia y otras organizaciones con las que tuvimos contacto a través del Buró de Convenciones de Bogotá.

Tuvimos que hacer un proceso con ciertos criterios, pero sabíamos que Colombia estaba pasando por varios cambios y transiciones, con un desarrollo importante, siendo un actor relevante a nivel económico en la región, al igual que Bogotá. Los requisitos tenían que ver con diferentes tipos de información como qué tipo de facilidades tenía la ciudad, experiencia, reuniones internacionales, compromiso con las autoridades locales, con la industria, etc.

También Bogotá tuvo que demostrar que el Buró de Convenciones, como tal, era capaz de añadir valor a la alianza de BestCities, porque los otros socios querían asegurarse que la ciudad que entrara realmente aportara algo. Y eso sucedió cuando dos de los socios provenientes de Melbourne y Copenhague vinieron a Bogotá y validaron sus aptitudes.

Andrés Felipe Quintero Vega
En Twitter: @QuinterovAndres

Siga bajando para encontrar más contenido