close
close

Empresas

La salida y el regreso al negocio cervecero de Ardila Lülle

Le contamos las situaciones por las que pasó para estar en el negocio de la cerveza.

Ardila Lülle

Ardila Lülle, uno de los empresarios colombianos más importantes de la historia.

Archivo EL TIEMPO

POR:
Portafolio
agosto 14 de 2021 - 01:34 a. m.
2021-08-14

En la trayectoria del empresario santandereano Carlos Ardila Lülle, quien falleció este viernes 13 de agosto del 2021, se recuerdan todas las situaciones por las que pasó para estar en el negocio de la cerveza.

Con la experiencia que tenía en el mercado de las bebidas, a mediados de los 90 fue claro su deseo de competir en ese segmento de las bebidas con el Grupo Santodomingo, otro poderoso conglomerado del momento que tenía el control con Bavaria.

(Vea: Carlos Ardila Lülle, el adiós a un líder empresarial).

Con ese objetivo montó una moderna planta, en 1996, en el municipio de Tocancipá.

De esa actividad industrial, nacieron marcas que hicieron historia como Leona y Cerveza Cachorra. Y, justamente, la capacidad de distribución de Postobón era considerada como una de sus mayores fortalezas para hacer frente a lo que en su momento se llamó ‘la guerra de las polas’.

Sin embargo, en el 2004, el empresario tuvo que tomar la decisión de venderle esa fábrica a Bavaria y ver frustrado el proyecto de dar la pelea por el mercado, en un momento en el que Organización Ardila Lülle pasaba por una coyuntura compleja relacionada con la crisis de la economía nacional.

(Vea: Líderes envían mensajes de condolencia por muerte de Ardila Lülle).

Vino luego ‘la revancha’ para este conglomerado. En 2014, la Organización anunció una asociación de Postobón con la empresa chilena CCU (Compañía Cervecerías Unidas S.A.), lo que dio paso a Central Cervecera de Colombia S.A.S.

Y con este nuevo negocio vino el montaje de una nueva planta de producción de cerveza en el municipio de Sesquilé, Cundinamarca, con una inversión que ascendió a los US$400 millones.

(Vea: Postobón, la empresa insignia del conglomerado de Ardila Lülle).

La planta, con una capacidad de tres millones de hectolitros, fue inaugurada por sus hijos en el 2019, sin la presencia de Carlos Ardila Lülle, quien desde hace varios años estaba retirado de la actividad pública, aunque pendiente de sus negocios.

Desde esa época, la cerveza Andina entró al segmento masivo y hoy se considera un jugador en ese competido segmento.

(Vea: Estas son las empresas de la organización Ardila Lülle).

Adicionalmente, gracias a la alianza con la empresa chilena, Central Cervecera de Colombia, tiene en sus manos la importación y distribución de Heineken, considerada una marca líder a nivel mundial.

PORTAFOLIO

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido