Carvajal y su apuesta por la producción de ‘papel de caña’

De 224.000 hectáreas habilitadas para sembrar la fibra en el país, se usa solo un 20%.

Fibra de caña

Un 0,6% de la fabricación de pulpa, papel y cartón en el mundo se hace con fibra de caña.

CEET.

POR:
Portafolio
noviembre 26 de 2018 - 10:33 p.m.
2018-11-26

El bagazo de la caña, el residuo que queda después de la producción de azúcar y otros derivados, es aprovechado por la empresa Carvajal Pulpa y Papel para fabricar hojas elaboradas 100% con residuos agroindustriales (fibra de caña de azúcar).

Colombia es uno de los únicos cuatro países que produce este tipo de papel sostenible y amigable con el medioambiente, a partir de bagazo. Y una de sus líneas es la Earth Pact, que es 100% libre de químicos blanqueadores.

En el mundo, se fabrican anualmente unas 408 millones de toneladas de pulpa, papel y cartón para impresión, escritura y empaques, y el 90% proviene de fuentes maderables. Solo un 2% de la producción mundial se basa en fibras alternativas, y de este, apenas un 0,6% corresponde al fabricado con fibra de caña de azúcar.

(Lea: ‘El papel aún le gana a lo digital’

Carvajal Pulpa y Papel convierte anualmente cerca de 1.100.000 toneladas de bagazo en papel. Así, a octubre de 2018 se disminuyó un 6,1% el consumo de agua frente al mismo periodo del 2017.

“Al emplear como materia prima un subproducto agroindustrial, en la fabricación del papel no se compite por el uso de suelo ni se limita la producción de azúcar o sus derivados. Se trata además de una fuente renovable en cortos periodos, con cultivos de ciclos de 13 meses. Es una fibra 100% virgen con un alto potencial productivo en Colombia, dado que de 224.000 hectáreas habilitadas para sembrar, hoy en día solo usamos un 20%”, explicó la compañía.

(Lea: Smurfit Kappa abre gran centro de experiencias sobre empaques

El producto final se caracteriza por un tono natural estable, con el cual se desarrolla y comercializa un amplio portafolio de papeles y cartones, entre ellos libros, revistas, etiquetas autoadhesivas, impresos, escolares, fotocopias y papelería comercial.

De esta manera la Organización Carvajal, con más de 45 años de experiencia en producción de papel, plantea soluciones para la industria gráfica, editorial y oficinas.

CIFRAS DE LA INDUSTRIA

En una reciente entrevista con El Tiempo, Isabel Cristina Riveros, directora de la Cámara de la Pulpa, Papel y Cartón de la Andi, aseguró que están buscando que la ciudadanía y el sector empresarial fortalezcan la confianza en el consumo del papel y del cartón.

Riveros asegura que para hacer papel no se destruyen bosques naturales, y que el papel y el cartón no afectan al medio ambiente. Así mismo, recomienda a las personas que hagan uso de este como cualquier otro elemento renovable.

“Es mentira que nosotros destruimos bosques naturales, así como también es mentira que esto afecta el medio ambiente. Hemos analizado es que las personas, por comprar un periódico, por comprar una revista o un libro, se sienten culpables de usar papel porque piensan que están atentando contra el medio ambiente. Eso no es así. Yo los invito a que hagan uso del papel sin ningún problema”, manifestó.

A su vez, explica cuáles son y cómo se utilizan las materias primas con las que se hace el papel. “Son tres materias primas las que utilizamos: la fibra reciclada, el bagazo de caña y la madera. La fibra reciclada es la más importante. Es todo el reciclaje que se hace de cajas de cartón, cuadernos, cajas de crema dental, bolsas de papel, las cajas de medicamento, etc. Esto representa el 65% de la demanda nacional de fibra. Por otra parte, necesitamos contar con fibra virgen que viene de la madera o del bagazo de caña. Y esta fibra virgen se necesita porque, si bien el papel es reciclable, también es biodegradable. Es decir, a medida que se va utilizando, se va desgastando. Y esto representa el solo 35% de la demanda”, aseguró.

Con referencia a la tala de árboles, quizá el tema más complejo y cuestionado, y su utilidad para crear el papel, la directora explicó: “no se trata de ir a pararse en el bosque a talar cuanto árbol se atraviese porque la madera de los árboles del Amazonas no sirve para hacer papel, ni el de los Llanos, ni los del Orinoco, ni los del Pacífico”.

Se calcula que esta industria aporta más de $2.000 millones de pesos al PIB nacional.

Siga bajando para encontrar más contenido