‘Colombia y América Latina son un centro
de talento para Dell’

El presidente de la tecnológica en la región explica la importancia de apoyar a las pymes en medio de los retos de la revolución digital.

Diego Majdalani, presidente de Dell en Latinoamérica.

Diego Majdalani, presidente de Dell en Latinoamérica.

Constanza Gómez /Portafolio

POR:
Portafolio
noviembre 13 de 2018 - 10:04 p.m.
2018-11-13

Diego Majdalani, presidente de Dell en Latinoamérica, estuvo en Colombia celebrando los 20 años de operaciones en el país. Su balance es positivo y las perspectivas a futuro favorables, según expresó en diálogo con Portafolio.

¿Cuál es el camino que ha recorrido la compañía en estos 20 años en Colombia y en la región?

Siempre hemos estado cerca a los clientes para poder ayudar al progreso humano. Hace 20 años el tema era que la gente pudiera acceder a una computadora y se generó una brecha digital, y una de las cosas que hizo Dell fue dar acceso a equipos de menor precio para democratizar la tecnología.

(Lea: Los multimillonarios que hicieron sus fortunas desde el garaje de su casa

Y hoy estamos evolucionando hacia una transformación digital y el reto es el mismo: cómo ayudar a las empresas a subirse a ese cambio.

¿Cuál es el diferencial en esa revolución digital?, porque el concepto ya es un lugar común

Suena a lugar común porque todos estamos de acuerdo de que es una realidad en los países y cada uno tiene la manera de hacerlo. Nuestro enfoque es simple. La explosión de tecnologías muy interesantes pero simultáneas es clave: Internet de las cosas, realidad ampliada, aprendizaje de máquinas, las empresas digitales nativas.

Ante estas alternativas, los clientes tienen un desafío que es identificar qué le sirve para mantenerse en el mercado y no ser devorados por la competencia.

(Lea: Michael Dell se rehúsa a matar al PC

Aquí entonces lo importante es “qué priorizo y cómo lo llevo a la práctica”. Y como es un ecosistema que va más allá de un producto, la visión de Dell es que ayudemos a simplificar el contexto y lo hacemos siendo un proveedor de punta a punta, desde el computador, hacia el centro de cómputo, el procesamiento, el almacenamiento y el software. Eso permite integrar el ecosistema. Y ese fue un valor de la fusión de la cual nació DellEMC.

¿Cómo ven la respuesta de los clientes?

Dos años después parece que tenemos la razón. Las encuestas de satisfacción superan el promedio de la industria. Además, los indicadores sobre participación de mercado evidencian nuestro crecimiento frente a la competencia. Los resultados de la región superan los globales.

¿Están concentrados en el segmento corporativo?

Sí, pero para nosotros son muy importantes las pymes, y más en la región. Las grandes ideas en los últimos 10 años vienen de grupos de personas que desarrollan un concepto innovador. Los hemos acompañado desde que empezaron.

Pero el mercado de consumidores sigue creciendo.El 75% es corporativo y el resto corresponde a consumidor.

¿Cómo enfrentan las restricciones de presupuesto en el caso de las pymes?

Hay varios factores para tener en cuenta. Con muchos clientes buscamos formas de financiamiento. También tenemos socios de negocios que ofrecen soluciones y que les ayudan. Los grandes distribuidores y mayoristas también tienen capacidad. Buscamos soluciones que no requieran una amplia solución inicial, sino que los clientes van creciendo con sus negocios.

¿Qué es Latinoamérica para la corporación?

Representamos entre el 5 y el 7%, que es lo que representa la región para las empresas de tecnología a nivel mundial. Pero es un centro de desarrollo de talento. Los desafíos que tenemos genera en el profesional latinoamericano una capacidad de adaptación única. Eso se reconoce y cada año se van a trabajar a algún lugar del mundo. Acá tenemos 10.000 empleados y una cantera. Colombia es un ejemplo claro.

¿Cómo está Colombia?

Es extraordinario lo que ha logrado. Ha tenido el mejor año, gracias a lo que se ha hecho de sembrar talento y de llegar a los clientes a tiempo. Colombia, fuera de México y Brasil, que son los países más grandes, es el mercado más relevante para nosotros.

¿Cuáles son los retos de la compañía?

Son varios. El contexto de la transformación digital es variable y a veces medio nublado por que no es tan claro lo que viene después. Con esas dos problemáticas, nuestro reto es que para el cliente eso sea un problema ya resuelto y no sea uno más en su mesa.

Nuestro presupuesto global de innovación y desarrollo es de más de US$4.000 millones por año. Eso tiene que ver que con la claridad de que si se frena la innovación se deja de aportar valor a los clientes. Con todo, por ahora venimos bien, pero el reto es seguir con el ritmo que traemos con unos resultados espectaculares.

HITOS DE LA OPERACIÓN EN EL PAÍS

En 1998 Dell inició su operación en el país con poco menos de 10 empleados.
Para 2004, ya contaba con 45 colaboradores vinculados directamente. En el 2007, los equipos de Dell permiten que la tecnología llegue a lugares del país como la población indígena de Leticia.

En 2008 recibió el Premio Nacional de Logística. En 2016 inauguró el primer Laboratorio Solar de América Latina en Cazucá, Soacha.

Este mismo años fue la unión de Dell y EMC, un hito mundial. Para ese año la compañía de tecnología contaba con cerca de 80 personas laborando y hoy tiene 250 empleados directos a nivel nacional.

Siga bajando para encontrar más contenido