Empresas

En San Victorino, preocupados por las restricciones

Comercio, inconforme por prohibición de madrugones.

Coronavirus Colombia

Las aglomeraciones fueron en la calle, dicen los empresarios.

Cesar Melgarejo/El Tiempo

POR:
Portafolio
enero 28 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-01-28

No cayó bien entre los comerciantes de San Victorino la decisión de la Alcaldía Mayor de suspender los madrugones, dentro de las nuevas medidas que se tomaron para contener la segunda ola de contagios en la ciudad.

(Interactividad, la apuesta del Gran San para la reactivación). 

Yansen Estupiñán, gerente del centro comercial GranSan, explicó que, luego de una asamblea de comerciantes, por ahora, se acatará la medida por las dos semanas que vienen, y si la situación no cambia “tomarán acciones”.

Dijo que, igual, atendiendo las recomendaciones de la Alcaldía Local, los empresarios en forma voluntaria en enero dejaron de hacer los madrugones que se hacen los días miércoles y sábados. Empiezan entre 2 y 4 de la mañana y termina a las 10 de la mañana.

(Comerciantes de Bogotá realizan plantón para pedir reactivación). 

“Fueron 9 jornadas que no se hicieron. Normalmente, no solo participan los comerciantes de San Victorino sino 11.500 famiempresas - de 25 bodegas- que solo trabajan esos días”
, señaló. De ese total, 450 vendedores están vinculados a las áreas comunes del GranSan bajo la modalidad de arriendo.

Agregó que estas personas son las que se ven más afectadas con la decisión.
Al referirse al impacto de la medida, Yansen Estupiñán explicó que el efecto es importante porque en este horario se atiende la comercialización al por mayor.

“Las ventas mayoristas se hacen los miércoles y los sábados porque es cuando vienen los comerciantes de otros municipios. Sale el secretario de Gobierno - Luis Ernesto Gómez- a dar ese anuncio, y simplemente le están dando esa información a la gente que está en Ipiales o en Ábrego (Norte de Santander), por citar algunos sitios de donde viene, que no vengan a la ciudad porque no va a haber madrugón”, comentó.

Explicó que en enero las ventas fueron nulas y que las personas que tienen en arriendo en el GranSan no han podido obtener ingresos para pagar a los empleados.

“Entonces empezamos con saldos que venían en materia de arriendos y de proveedores, y están con todo el stock de mercancía en los locales”,
precisó.

Sobre la situación, Miguel Calderón, vocero de una bodega que reúne a un grupo de 500 microempresarios , cada uno con entre 5 y 7 empleados, dijo que la medida es inconveniente para el sector.

“Estamos preparando una carta al Secretario de Gobierno porque nos parece inequitativa”,
señaló.

Según Calderón, los comerciantes están inconformes porque creen que ellos no son los responsables de las aglomeraciones que se generan allí y que busca controlar la administración al prohibir los madrugones.

Se quejó de que los vendedores ambulantes que no pagan impuestos, que no tienen ninguna previsión ni toman medidas de bioseguridad están a sus anchas en San Victorino.

Explicó que en la emblemática Plaza de la Mariposa están instaladas carpas autorizadas por la Alcaldía Mayor de Bogotá donde trabajan vendedores ambulantes, ocupando un sector que ya había sido recuperado.

Mientras tanto, reiteró “los vendedores formales estamos pagando impuestos no podemos facturar y no nos dejan operar”. Para Miguel Calderón, resulta evidente que las aglomeraciones y el desorden que se presentaron en diciembre fue en las calles y en las zonas exteriores a las áreas donde opera el comercio formal.

Incluso, observó, que la misma administración distrital trataba de organizar a estos vendedores, pese a que la calle no está permitida para comercialización.

“No hubo control en las calles de San Victorino y en este momento tampoco lo hay”,
indicó, al tiempo que aseguró que los comerciantes formales sí han tenido responsabilidad en el cumplimiento de las medidas de bioseguridad para evitar contagios en sus establecimientos. Criticó que a la situación se suma que los informales venden productos de origen chino de menor precio, frente a las prendas que ofrecen los locales organizados.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido