Comienza revocatoria de operación de Medimás

Afiliados de los departamentos de Chocó, Sucre y Cesar deberán ser trasladados a otras EPS por mal servicio. 

Medimás

Según el informe de la Superintendencia, hoy Medimás tiene 9313 afiliados en Chocó, 28417 en Sucre y 31282 en Cesar.

Archivo particular.

POR:
Portafolio
enero 30 de 2019 - 11:54 a.m.
2019-01-30

La Superintendencia Nacional de Salud, por medio de la resolución 158 del 2019, dio inicio a la revocatoria de servicios de la EPS Medimás en Chocó, Sucre y Cesar.

Se trata de una de las primeras actuaciones de la Superintendencia de Salud contra las EPS que presten un mal servicio, lo que abre paso para que Medimás reciba multas sucesivas. 

(Así es la estadounidense que quiere comprar Medimás). 

En la práctica, la decisión da pie para el cierre de servicios de la EPS, que hoy tiene 4,1 millones de afiliados, en los territorios donde, luego del análisis de varios meses de la Superintendencia, se presentan mayores dificultades de la atención.

“Medimás no garantiza que la prestación de servicios de salud a la población afiliada en los departamentos de Chocó, Sucre y Cesar cumpla las condiciones de calidad, oportunidad, accesibilidad, seguridad, pertinencia y continuidad”, asegura la resolución.

Esos departamentos fueron los de menor calificación en un escalafón de riesgo de aseguramiento de construido por la Superintendencia a partir de indicadores como el número de quejas, el número de afiliados y la cartera con los prestadores de servicios de salud. “Se destaca que el Chocó la tasa de quejas ha venido aumentando desde el 2018”, indica la resolución.

Según el informe de la Superintendencia, hoy Medimás tiene 9313 afiliados en Chocó, 28417 en Sucre y 31282 en Cesar. Todos ellos, una vez surtido el trámite, deberán ser movidos a otras empresas aseguradoras que garanticen la atención integral.

LOS HALLAZGOS 

En concreto, la EPS no cuenta en esas regiones con los requisitos para tener habilitada la prestación de servicios, por el incumplimiento reiterado e injustificado de las condiciones técnico administrativas, tecnológicas o científicas que ponen en riesgo a los afiliados; así como las condiciones de habilitación financiera y el giro oportuno a los prestadores de servicios de salud, según detalla la resolución.

Según anota un informe de la delegada para la protección al usuario de la Superintendencia, se pudo comprobar que Medimás tampoco cumplió en los indicadores de tiempo promedio para inicio del tratamiento para el cáncer de mama, en el tiempo de entrega para la entrega de medicamentos del plan de beneficios, en fórmulas médicas entregadas de manera completa y oportuna. Y menos en la meta de reducir el número de quejas en los dos regímenes.

La decisión, por ahora, se encuentra en un periodo de notificación. La empresa tendrá cinco días para hacer uso de su derecho de contradicción, aunque se espera que emita un comunicado en breve.

Siga bajando para encontrar más contenido