JUEVES, 22 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Empresas

27 oct 2023 - 8:54 p. m.

La importancia de adoptar buenas prácticas corporativas

Andrea Camacho, directora de riesgos corporativos de Compliance Asesores, explica la figura del oficial de cumplimiento. 

Ética empresarial

Ética empresarial

iStock

POR:
CONSTANZA GÓMEZ GUASCA

El cumplimiento normativo debe ser clave para garantizar transparencia y ética en las empresas. Andrea Camacho, directora de riesgos corporativos de Compliance Asesores, firma de Barranquilla, explica la importancia de adoptar buenas prácticas corporativas.

(Únase aquí a nuestro canal de WhatsApp y reciba toda la información económica de Colombia y el mundo).

¿Cómo es el mercado de asesoría en Compliance?

Tiene cuatro años y surge por la necesidad misma de tener personas expertas en el tema. Hay un mercado como muy amplio, porque son muchas las empresas que necesitan nuestro servicio, pero muy pocas la que lo prestan de manera personalizada.

Atendemos a nuestros clientes de principio a fin, y si hay algún cambio en la norma, les damos como una garantía siempre. Lo que pasa con las grandes firmas de abogados es que el socio mayoritario no es el que se encarga de atender ese tipo de casos. Esa es la diferencia. 

¿Qué necesitan las empresas?

Nos gusta conocer la empresa y adecuarnos a sus necesidades, cada una tiene una operación diferente. A la fecha hemos asesorado más de 30 empresas, hemos dictado más de 40 capacitaciones y somos oficiales de cumplimiento de más de 15 empresas.

(Lea más: Bavaria y Nubank tienen los CEO con el mayor nivel de innovación)

¿Qué es ser oficial de cumplimiento?

Es ejercer un rol que la norma obliga a ciertas empresas, y que tiene conocimientos en riesgo de lavado de dinero, corrupción y soborno. El oficial puede ser interno o externo. Lo ofrecemos de manera externa o tercerizada. Esto rige para las empresas que deben tener un Sagrilaft (para prevenir lavado de activos) y PTEE (Programa de transparencia y ética empresarial). Está relacionado con los ingresos y activos y con el objeto social. Lo establece la Supersociedades en una guía del 2020.

¿Qué tanto las empresas están pendiente de esos temas?

Muchas están muy comprometidas porque tener un sistema que gestione los riesgos hace que la compañía también crezca orgánicamente y de manera correcta.

Por ejemplo, que se vincule a alguien, un proveedor o un cliente, con un pasado dudoso puede afectar todo el recorrido de la empresa.

¿Cómo se construye un sistema de gestión de riesgos?

Estamos hablando de procedimientos internos, de conocer a quién vamos a contratar, quién es nuestra contraparte, quiénes son nuestros clientes, nuestros empleados, nuestros proveedores y nuestros accionistas. Y también de un software que va a verificar el perfil y la situación de esas personas. Es un proceso transversal en la empresa en el cual los líderes de área, el gerente, el líder que vincula, el de recursos humanos, el de proveedores, el de clientes, trabajan de la mano. 

(Vea: Las marcas del país que más estrategias medioambientales tienen)

Andrea Camacho, directora de riesgos corporativos de Compliance Asesores

Andrea Camacho, directora de riesgos corporativos de Compliance Asesores

Cortesía

(Más noticias: Los robos a supermercados ascienden a los $ 135.000 millones)

¿Las organizaciones grandes velan más por esto?

Sí, más en las grandes que medianas.

Las empresas que deciden tener un oficial de cumplimiento también son empresas robustas, que tienen la capacidad económica para poder tener un nuevo integrante. 

Desde su experiencia ¿En empresas de qué tamaño es donde más hace falta el cumplimiento de estas normas?

Esta vulnerabilidad no radica en la magnitud de la empresa en sí, sino en factores más complejos que involucran el nivel de transacciones realizadas, las relaciones comerciales forjadas y las dinámicas internas.

Hay que comprender que el tamaño de una empresa no es una variable definitiva en prácticas de cumplimiento. 

¿Qué tanto avanza Colombia frente a otros países?

La verdad es que Colombia ha trabajado el tema a través de su superintendencia e inspirada en los organismos internacionales como la Ocde, una organización que promueve, en general, las buenas prácticas y trabaja contra la corrupción en los países.

Eso lo tenemos en cuenta en el país. 

(Más noticias: Inter Rapidísimo pintó carros con colores de la competencia: ¿por qué?)

¿En qué niveles de la organización debe haber manejo de este tema?

El cumplimiento normativo (compliance) debe ser entendido y gestionado en todos los niveles de una organización para garantizar su efectividad integral. Sin embargo, se requiere de cargos puntuales para poder gestionar el riesgo de acuerdo con sus funciones o responsabilidades, por ejemplo, el encargado de vincular clientes/proveedores y empleados.

Es crucial establecer una cultura de cumplimiento y asignar recursos para implementar políticas y procedimientos. Los líderes también deben comprender los riesgos legales y éticos que enfrenta la empresa.

A nivel intermedio, los supervisores y jefes de departamento deben asegurarse de que sus equipos operen dentro de las normativas, proporcionando orientación y reportando cualquier incumplimiento, y a nivel operativo, todos los empleados deben conocer y seguir las políticas establecidas para evitar violaciones involuntarias.

CONSTANZA GÓMEZ GUASCA
Periodista de Portafolio

Destacados

Más Portales

cerrar pauta