Consejos claves a las empresas para sobrevivir a la pandemia

Según EY las empresas deben responder al ritmo actual de cambio y tener un retorno satisfactorio a la nueva normalidad.

Trabajo en equipo

Las empresas en todo el mundo están reactivando sus operaciones pero muchas de ellas todavía no saben cómo reaccionar todavía ante los cambios.

123rf

POR:
Portafolio
julio 21 de 2020 - 12:16 p. m.
2020-07-21

La transformación se convierte en una prioridad para asegurar la sostenibilidad de los negocios en esta época de coronavirus, cuando el mundo se mueve hacia una ‘nueva normalidad’.

(Lea: Las oficinas no han muerto, pero se van a transformar)

Las empresas en todo el mundo están reactivando sus operaciones pero muchas de ellas todavía no saben cómo reaccionar todavía ante los cambios que se están dando tanto en la parte laboral como en lo que demandan los clientes.

(Lea: Transformación del negocio, la apuesta de IBM y SAP con las empresas)

“El modelo operativo de las empresas debe ajustarse al ritmo actual de cambio, esto con el fin de que tenga una operación rentable y eficiente. Para que suceda es necesario enfocar a la organización en cuatro aspectos: clientes y modelo comercial, operaciones y proveedores, productividad y bienestar de los empleados, además del manejo de la información y la tecnología”, comentó Andrés Gavenda, Strategy and Transactions Deputy / Health, Life Sciences & Wellness Leader EY Latam North.

(Lea: Pasos para llevar la transformación digital de la teoría a la práctica)

Bajo este contexto, EY,líder global en servicios de auditoría, impuestos, transacciones y consultoría, ha detectado tendencias en el mundo y da a las empresas cuatro consejos claves para sobrevivir en esta época de pandemia.

Lo primero es detectar los cambios en los hábitos de consumo. Según el estudio que realizó EY ‘Customer Sentiment Survey’, actualmente la experiencia de comprar en línea se ha acentuado considerablemente durante la crisis.

El 70% de las personas encuestadas en México y Colombia asegura estar dispuesta a seguir comprando en línea en la etapa post-pandemia, incluso, la telemedicina seguirá tomando fuerza, ya que el 58% las personas dicen querer continuar recibiendo las consultas de forma online a futuro. Por lo anterior, las empresas deben evaluar las plataformas digitales, la capacidad de respuesta y el diseño de experiencia al cliente, teniendo en cuenta que la forma de consumo seguirá en constante cambio.

En cuanto a la transformación en los negocios, las organizaciones deben centrarse en el cliente y rediseñar su propuesta de valor de acuerdo a los nuevos hábitos y comportamientos de los consumidores, además de explorar nuevas opciones que generen ingresos y repensar el modelo de negocio para hacer los ajustes necesarios y afrontar la nueva normalidad.

Así mismo, es primordial la implementación de tecnologías ágiles y disruptivas. Aquí nuevamente tomará fuerza el concepto de automatización, ya que las empresas la empiezan a ver como un aliado para reducir costos y satisfacer las necesidades de negocio.

Es clave identificar las vulnerabilidades producidas por la pandemia en sus operaciones, procesos, espacios y tecnologías para priorizar la estrategia digital. Para el regreso a la oficina, será clave contar con herramientas que diagnostiquen y controlen rápidamente los síntomas del trabajador.

En cuanto a la gestión del talento humano y la cultura empresarial, se debe tener una transformación centrada en el futuro, teniendo en cuenta comprender el impacto de covid-19 en el comportamiento y en los hábitos de los clientes, así como el efecto que esto tiene en el mercado y en la transformación que necesita el negocio para administrarlos.

En este punto es necesario tener en cuenta la innovación para superar vulnerabilidades, o aprovechar oportunidades en el modelo de negocio y operativo, se debe acelerar la estrategia digital, e innovar en las formas de trabajar.

También implementar los ajustes necesarios para cristalizar la innovación. Alinear roles, responsabilidades, métricas. Definir las habilidades requeridas en el modelo futuro y las acciones que brinden valor a los empleados.

EY le deja claro a las empresas que el trabajo en casa implica nuevas necesidades que antes no existían. Se deberán crear políticas laborales, además de implementar protocolos que incluyan medidas de protección, capacitación, reubicación, distancia en los desplazamientos, medios de transporte, reasignación de horarios y turnos, manejo de higiene y limpieza, entre otros. Es necesario sincronizar la tecnología, la forma de trabajar y las necesidades de consumidores, empleado y colaboradores.

Finalmente, recomienda que es claro que el regreso a la oficina traerá varios cambios y nuevos desafíos, pero el ideal es que las empresas se acojan a las nuevas necesidades con la agilidad necesaria para que la operación del negocio pueda continuar con efectividad.

Recomendados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido