Construcción segura en los ascensores

La instalación de estos equipos debe tener en cuenta aspectos de arquitectura, ingeniería y diseño. 

Ascensor

Antes de instalar el ascensor sus componentes deben haber sido sometidos a pruebas exhaustivas de calidad de sus propiedades.

POR:
Portafolio
noviembre 19 de 2018 - 05:16 p.m.
2018-11-19

Ascensores los hay de tantos tipos como clases de inmueble. Ya sea para uso residencial, comercial, industrial u hospitalario, para el transporte de carga o de pasajeros, sus componentes mecánicos, funcionamiento y materiales de elaboración varían en función de las necesidades de cada edificación.

(Las marcas más valiosas del país de 2018). 

A esto se suman ciertas consideraciones arquitectónicas que, de obviarse, pueden tener consecuencias estructurales para la edificación y para la seguridad de los usuarios. “No está permitido que cualquier constructor defina a su criterio el tamaño del ascensor. Ahora, por Ley, este debe cumplir unas dimensiones mínimas y eso conlleva a que los espacios del pozo, por ejemplo, estén ya definidos”, señala Jairo Castro Florián, gerente de ventas nacionales de Estilo Ingeniería.

PREVISIONES 

Entre las recomendaciones que una constructora debe tener en la instalación, Orlando José Arroyo, docente del programa de Ingeniería Civil de la Universidad de la Sabana, señala que sin importar si el elevador es para personas o de carga, “los muros que rodean al ascensor deben ser diseñados y construidos sin interrupción desde el cimiento hasta el techo de la estructura. Además, ese muro de cerramiento debe contar con resistencia al fuego, así como las puertas de los ascensores, con el fin de que evitar la propagación de una conflagración al interior”.

DIAGNÓSTICO 

La elección entre un ascensor u otro y su posterior instalación y puesta en marcha no resulta sencilla para las firmas de construcción, las cuales no solo deben escoger el equipo ideal para que sea un sistema útil y eficiente, sino que también debe contar con la calidad y el respaldo necesarios.

Todo comienza con un estudio de tráfico, un proceso en el cual “se determinan las especificaciones de capacidad, velocidad y número de ascensores necesarios para la confortabilidad del proyecto. Esto determinará las dimensiones de los fosos y la localización de los mismos”, señala Juan Carlos Ardila, gerente de proyectos de la constructora Hábitat de los Andes.

(Quala, una máquina de hacer marcas exitosas). 


Así, para el caso de un edificio residencial, por ejemplo, el constructor debe preguntarse cuántos pisos tendrá su edificación (la Ley establece que debe haber un ascensor para torres de más de cinco niveles), el número de unidades por piso y estimaciones del flujo de personas que usará el elevador diariamente.

Siga bajando para encontrar más contenido