close
close

Empresas

El divorcio entre el Alcalde de Medellín y la clase empresarial

César Tamayo, decano de Economía y Finanzas de la Universidad Eafit, habla sobre conflicto entre Daniel Quintero y empresarios. 

Daniel Quintero Calle

Daniel Quintero Calle, alcalde de Medellín, y fábrica de Nutresa, miembro del GEA.

Archivo EL TIEMPO

POR:
Portafolio
enero 12 de 2022 - 08:30 p. m.
2022-01-12

César Tamayo, decano de Economía y Finanzas de la Universidad Eafit de Medellín, considera que los señalamientos que el alcalde de la ciudad, Daniel Quintero, hizo en contra de las empresas del llamado Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), sobre a las que Grupo Sura y Nutresa se les hizo una oferta pública de adquisición (opa), le hacen daño a miles de trabajadores, accionistas y directivos de las compañías que llevan décadas generando desarrollo a la ciudad y el departamento.

(Lea también: Grupo Argos analizará acciones legales contra el Alcalde de Medellín). 

¿Qué opina de los ataques del alcalde a las empresas del GEA a las que llamó una mafia y un cartel?

Nunca es bueno que el alcalde, el encargado de la política pública, entre en estas, ya no controversia, sino una pelea personal. Esto no es positivo ni bueno para ninguna ciudad. Para nosotros en Medellín ha sido difícil recuperar una ciudad en 30 años, tras el narcotráfico y lo que dejó, en un esfuerzo entre empresa, academia y Estado.

Pero esto genera algo bueno pues despierta a la gente que no se mete en política sino que trabaja por sacar adelante la ciudad ya que los levanta de la apatía y miles de personas ya están alzando su voz para decir ya no más. Toleramos algunas de las salidas del alcalde pero esto supera todo y amenaza el porvenir y el futuro de la ciudad.

Como candidato, el alcalde se mostró  como independiente y que generaría el cambio. ¿Qué pasó?

Hubo muchos ciudadanos que compraron su discurso y creyeron que era la renovación. Es una persona joven, de una procedencia no tradicional de la política y eso parecía darle un aire de renovación y siempre apeló a cierto nivel de populismo y muchos le creyeron. Parte de acogida fue porque no era tan conocido en Medellín.

(Además: Llegan a su final opa por Sura y Nutresa: el panorama que ve Gilinski). 

Si la gente hubiera investigado un poco se habrían dado cuenta que militó en varios partidos en poco tiempo, sus propuestas no eran muy sólidas, pero como era nuevo en la política local se vio en la necesidad de tener muchos apoyos de otras regiones y de partidos tradicionales y asociarse con sectores para ganar, pues no siempre un discurso sirve para triunfar. Se asoció con políticos de la ciudad y de otras partes del país. Le tocó trabajar con ellos en la alcaldía y asignar contratos por lo que su discurso de independencia no era tan cierto.

¿Qué va a pasar con la revocatoria del alcalde?

Tenemos un reto de lograr algo raro y que parece inalcanzable, pero Medellín tiene historia en hacer cosas difíciles. Un proceso revocatorio es difícil por la capacidad de convocatoria pero la ciudadanía de Medellín podría marcar la diferencia. Si se llama a la elección se puede hacer a diferencia y veo el suficiente consenso de ciudadanos de corrientes diferentes para que salgan masivamente a votar y el mensaje de revocar al alcalde lo veo bien probable.

(Vea: 'Es grave que un funcionario ataque y mienta': Sura a Quintero Calle). 

En Colombia poco han resultado las revocatorias, pero eso a veces tiene que ver con el trámite legal. El alcalde va a enfilar baterías para que no se llame a la revocatoria o al menos a dilatarla. Sería ideal que coincida con las elecciones legislativas. Incluso, si hay una votación masiva, se podría declarar nulo el proceso.

La situación de la revocatoria es difícil, pero no por el consenso, sino por que el mecanismo no esta suficientemente reglamentado y allí es donde se va a insertar el equipo legal del alcalde. Pero el mensaje es que en Medellín se pueden hacer cosas difíciles y ese sería un hito importante, de que el alcalde le hace daño a la ciudad.

¿Se podría diluir esa indignación popular?

Lo que hemos visto en esta alcaldía es que ha crecido la indignación ciudadana y con las declaraciones y los hechos esta ha venido subiendo. Parece que su intención es acabar con programas exitosos con el fin de reorientar su contratación o darle cabida a los grupos que lo acompañaron, así como atacar con acciones legales a sectores de la ciudad que han ayudado en su progreso.

(Además: Críticas a Alcalde de Medellín por declaraciones sobre el GEA). 

¿Qué significa atacar a las empresas de la ciudad?

Es irse en contra de los buenos paradigmas de una sociedad que ha rescatado mucho. Las compañías de GEA generan más de 90.000 empleos directos, que son familias, y tienen miles de proveedores y de accionistas. En este grupo de compañías muchos de sus directivos crecieron en esa época dura y las compañías no solo generan empleo y riqueza sino que tienen una fuerte presencia social, cultural, deportiva, ambiental. Se ve a un alcalde yéndose contra todo esto.

¿Qué viene para Medellín?

Se vienen años difíciles para la ciudad pero hay que tomar nota de lo que queremos recuperar. El empresariado tiene que seguir ahí, generando valor, empleo, apoyar la iniciativas privadas y llenar espacios de lo que se elimine. Si no prospera la revocatoria en dos años vamos a retomar el rumbo. Entonces será hasta la próxima elección y Medellín debe aprender de lo que pasó.

PORTAFOLIO

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido