‘Decisión de Coltabaco tendría impacto de $23.401 millones’

Así lo aseguró Heliodoro Campos, gerente de Fedetabaco, al señalar el costo de la cosecha de la firma en 2018. 

Cigarrillos

El comercio ilícito de cigarrillos se disparó por el aumento del impuesto al consumo en 2016 alcanzando históricos en 2018. 

POR:
Portafolio
junio 05 de 2019 - 10:28 p.m.
2019-06-05

Este miércoles la industria tabacalera recibió una noticia que no esperaba, el cese de fabricación de cigarrillos en Medellín y Barranquilla por parte de Coltabaco, firma con 100 años en el país y que desde 2005 pasó a formar parte de Philip Morris International (PMI).

(Philip Morris, fabricante de Marlboro, cierra sus plantas en Colombia). 

De acuerdo con Heliodoro Campos Castillo, gerente de la Federación Nacional de Tabacaleros, Fedetabaco, en el país se cultivan alrededor de 4.500 hectáreas, de las cuales Coltabaco estaba produciendo 1.850 según cifras de 2018, seguido por British American Tobacco con cerca de 1.300, Cdf Colombia con aproximadamente 1.000 y “hay un mercado informal que es el que se hace para cigarros en Piedecuesta, Santander, donde se cultivan cerca de 400 hectáreas para ese negocio que no se comercializa en multinacional, sino con empresarios pequeños”.

En últimas, la compra de PMI representaba más de 50% de la producción de tabaco en Colombia.

Campos agregó que la decisión de dejar fabricar cigarrillos en Medellín y Barranquilla tiene impacto de más de $23.000 millones, pues el año pasado el valor de la cosecha de Coltabaco superó esa cifra.

Ahora bien, referente a las razones que comunicó PMI para tomar la decisión de cierre de las plantas, además de la transformación de su negocio con nuevas alternativas o productos, mencionó en un comunicado el comercio ilícito que “se disparó a raíz del aumento abrupto del impuesto al consumo en 2016 y alcanzó máximos históricos en 2018 al ubicarse en un 25% del mercado (...) esta difícil realidad obliga a la compañía a revaluar su esquema de operación”.

Sobre este tema, el directivo de Fedetabaco, gremio que reúne 14 organizaciones productoras, dijo que “es una política casi que regresiva el pensar que con colocar impuestos, la gente va a dejar de fumar. Por el contrario, esto hace que empiecen a comprar cigarrillos que no paguen tributos”.

(Philip Morris da un nuevo paso en su campaña por un mundo sin humo). 


Según información del proveedor de investigación de mercado, Euromonitor, el comercio ilegal de cigarrillos en el país vendió 3.221 millones de unidades en 2017, cifra que incrementó 31,9% comparado con lo registrado en 2015 cuando fueron 2.442 millones.

Siguiendo con el tema de tributación, Campos dijo “tengo entendido que son $600.000 millones en impuestos al año los que paga la industria tabacalera”.

Sobre la segunda decisión anunciada por PMI de dejar de comprar tabaco al terminar la cosecha prevista para este año, Campos dijo que esto afecta a más de 2.500 familias “que le prestaban el servicio de cultivar el tabaco a PMI y dejarán de desarrollar esta actividad. Es preocupante porque, si bien es cierto no es la única fuente de ingresos de esas familias, sí es la principal”.

Sobre esta preocupación, PMI aseguró que “se tiene prevista la entrega de un bono a cultivadores actuales con miras a facilitar su transición a otras actividades económicas, una vez culminada la presente cosecha”.

Teniendo en cuenta el impacto que esta decisión tendría en los cultivadores, Campos dijo que se reunirán como gremio y buscarán hablar con el Ministerio de Agricultura y con directivos de esta cartera en los departamentos “para ver qué vamos a hacer con estas personas que venían desarrollando esta actividad, generación tras generación”.

Según informó PMI, como reconocimiento al trabajo de sus colaboradores, se inició un proceso de comunicación con la organización sindical y los trabajadores cubiertos por la medida, con el fin de ofrecer un acuerdo de retiro voluntario con “una propuesta económica generosa”, por encima de lo establecido en la ley.

Según datos de la página web de PMI en Colombia, Coltabaco emplea aproximadamente a 900 personas. Sin embargo, según conoció este diario la propuesta de retiro voluntario es para 250 colaboradores aproximadamente, pues las 650 restantes seguirían.

De otro lado, PMI dijo que bajo el nuevo modelo, Coltabaco “consolidará su proceso de integración con las afiliadas Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela”.

Aunque no se entregan muchos detalles, según Carlos Guzmán, vicepresidente de Coltabaco-Philip Morris International en Colombia, la compañía está comprometida con la continuidad en el país. “Somos líderes del mercado y continuaremos con nuestra operación bajo un esquema diferente, por medio del cual buscamos generar eficiencias y hacer sostenible nuestro negocio en el largo plazo”, agregó.

Según Bruce Mac Master, presidente de la Andi, todos los días llegan nuevas firmas al país, sector privado y Gobierno trabajamos mucho por atraer nueva inversión. “La ida de una planta, así sea por razones de consolidación regional es siempre muy triste. Seguiremos trabajando para que Colombia sea el sitio más atractivo para ubicar operaciones regionales”.

valcif@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido