Distrito Chocolate abrirá una tienda de experiencia

La marca se fortalece con nuevos inversionistas.

Distrito chocolate

Juan Urbano, director general de Distrito Chocolate.

Constanza Gómez G. / Portafolio

POR:
Portafolio
noviembre 15 de 2018 - 10:15 p.m.
2018-11-15

Distrito Chocolate, la tienda especializada en promover la industria del cacao en Colombia e impulsar a los productores locales, alista la inauguración de una tienda de experiencia en el norte de Bogotá.

Estará en el tradicional barrio de Quinta Camacho, al norte de la capital, y la idea es que allí los visitantes tengan servicios a la mesa con postres, bebidas calientes y frías, galletería y panadería, teniendo como producto estrella el cacao.

(Lea: Chocolates con sabor a naturaleza)

Así lo anuncia Juan Urbano, director general de Distrito Chocolate, quien explica que la nueva tienda pretende ir más allá de la venta de chocolatería que opera con el punto del barrio La Candelaria, en el centro de la capital.

Allí se ofrecen barras de chocolate, confites, bombones de autor y trufas.
Este emprendimiento de comercialización se fortalece ahora gracias a que resultó favorecido en la segunda temporada de “Shark Tank Colombia: Negociando con Tiburones”, un programa en el que expertos en inversiones y en nuevos proyectos califican y proponen planes de negocios a personas que inician en el mundo empresarial. El exigente jurado apoyó a Distrito Chocolate y creó dos fondos, a través de los cuales inyectará recursos a la iniciativa que pretende visibilizar la labor de 1.267 familias cacaocultoras.

(Lea: El 'choco-turismo', más allá del cacao

De esta manera, estos fondos quedaron con el 30% de participación en la naciente empresa.

Distrito Chocolate promueve unas 14 marcas de distintos productores colombianos, al tiempo que ofrece su marca propia. Juan Urbano destaca el acompañamiento que hace la empresa a los productores, para que el producto sea empacado adecuadamente y cuente con todas las normas para que pueda ser comercializado. En este proceso, dice el empresario, la exigencia alrededor de la calidad premium del cacao, con una compra de materia prima a un precio superior al que ofrece la industria, muestra la intención de la empresa de apoyar y elevar la calidad de los productores.

El proyecto productivo y de comercialización, recuerda Juan Urbano, es fruto del proceso que vivieron las comunidades del occidente de Boyacá, que se sumaron al plan de sustitución de cultivos ilícitos.

“El cacao se convirtió en una alternativa para que los campesinos sustituyeran los cultivos de coca y amapola y empezaran una nueva vida productiva legal y llena de esperanza. El cacao es considerado el producto de la paz”, señala el empresario.

En una segunda fase, Distrito Chocolate cree que tiene oportunidades para ampliar sus negocios en el exterior con productos intermedios, como manteca de cacao. Justo a comienzos de año, Nicolás Urbano, director administrativo, e hijo de Juan, se prepara para ir a Europa a explorar oportunidades.

Siga bajando para encontrar más contenido