close
close

Empresas

Drones buscan impulsar la agroindustria en el país

El uso de la tecnología se ha convertido en un factor clave para la producción de alimentos.

Jessica Aguirre

Jessica Aguirre gerente general de Drone Innovation Lab.

POR:
Portafolio
marzo 02 de 2022 - 05:45 p. m.
2022-03-02

Desde hace años las tecnologías influyen en el desarrollo y crecimiento de diferentes sectores económicos, promoviendo un salto a los procesos productivos tras involucrar el análisis e interpretación de datos, la interconectividad, la digitalización y la monitorización para la optimización de los procesos. Y es que el sector agro no es ajeno a esta revolución, en donde los drones se vuelven herramientas necesarias para la fumigación eficiente de cultivos y el mapeo de los campos.

(Drones: un negocio que alza vuelo en Colombia). 

De acuerdo con la consultora Allied Market Research, el tamaño del mercado mundial de drones agrícolas se valoró en aproximadamente un billón de dólares en 2020 y se prevé que alcance los 5,8 billones de dólares en 2030.

En Colombia, donde aproximadamente hay 40 millones de hectáreas cultivables, de las cuales 6 millones se encuentran en uso y un gran porcentaje de la población vive del campo y la ganadería, se convirtió en un reto y una necesidad el poder hacer uso de estas tecnologías.

Buscando impulsar este sector en el país, en 2014 Jessica Aguirre gerente general de Drone Innovation Lab, empresa que se especializa en la venta de drones y quien fue la primera en traer a Colombia a DJI, la marca china que lidera la fabricación de este tipo de equipos a nivel mundial.

Hoy en día, está colombiana que está detrás del manejo de esta compañía, logró trasladar sus oficinas principales a Miami, Estados Unidos, en donde expandió su mercado a toda América Latina, creció en medio de una industria de hombres y logró facturar el año pasado USD 1.5 millones.

(Las reglas de juego para el uso de drones en Colombia). 

“La clave para satisfacer las demandas del siglo XXI en la agricultura está determinada por el empleo de este tipo de tecnologías. Los productores de hoy necesitan optimizar cada parte de sus operaciones, desde la fumigación del campo hasta los ciclos y la salud de sus cultivos. Por lo tanto, la precisión a través de prácticas basadas en evidencias y datos, permitirán a quienes trabajan en el campo eliminar conjeturas, producir más y reducir el desperdicio de recursos como agua, fertilizantes, pesticidas y mano de obra”, resaltó Aguirre, quien ahora es considerada como una de las mayores expertas en este tipo de herramientas.

Actualmente, esta empresa diversifica su línea en tres campos: el primero es la supervisión audiovisual de cultivos o fotogrametría con drones, que es el levantamiento de información georeferenciada para identificar y mapear los terrenos de cultivo. La segunda, fotogrametría multiespectral, que permite analizar el estado de los cultivos a nivel térmico y energético, por medio de sensores de alta precisión que permiten a los agrónomos tomar decisiones a corto plazo.

Y, por último, la aspersión y fumigación de cultivos, en donde los drones son programados por medio de puntos de control, asegurando que el perímetro sea regado de forma efectiva y óptima.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), cerca del 95% de la producción de alimentos proviene en forma directa o indirecta de los suelos. Además, el suelo es un recurso natural no renovable y, en la actualidad, el 33% se encuentra degradado en diferentes niveles debido a la erosión, la salinización, la polución y la falta de nutrientes, entre otros factores.

Para garantizar la seguridad alimentaria a nivel mundial, la agricultura moderna exige proteger al máximo los recursos naturales, esenciales en toda la cadena agrícola. Por esa razón, el uso de las tecnologías va a ser determinante para que los productores puedan saber con precisión cuántos insumos agrícolas, nutrientes o cantidad de agua se necesitan para determinado cultivo.

La gerente general de Drone Innovation Lab resalta que aún en Colombia quedan grandes retos para asumir la transformación del Agro 4.0, pero la tecnificación de este permitirá generar una rentabilidad superior al 40%. Además, será un factor clave para enriquecer la economía del campo, generar trabajo y disminuir los índices de pobreza.

“Por lo tanto, considero que se debe seguir luchando por la promoción de proyectos agrícolas en los que se haga una mayor inversión para su tecnificación y desarrollo a partir de las nuevas tecnologías. El crecimiento de este sector en el país es fundamental en todo sentido y potencia la economía colombiana”, agregó Aguirre.

Incluso con el fin de promover un mayor acceso y conocimiento en este tipo de tecnologías, la empresa da una serie de capacitaciones en las que enseña sobre los Reglamentos Aeronáuticos de Colombia para la operación de sistemas de aeronaves no tripuladas; la clasificación y conceptos básicos de funcionamiento de un dron; la planificación de misiones y las características y funciones avanzadas del equipo DJI.

Ahora, está empresaria que busca generar un hito en la transformación de la agricultura, proyecta aumentar sus ventas en un 66 % para el cierre de 2022 y llegar a exportar más de 80 drones que apoyan a pequeños, medianos y grandes productores del sector.

Colombia tiene grandes oportunidades de hacer un cambio en la agricultura moderna, pero para ello requiere de innovación y tecnología, esto teniendo en cuenta que somos el cuarto país de América Latina con mayor cantidad de agua disponible.

Destacados

  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido