Edge computing, la tecnología para impulsar empresas

Esta alternativa al ‘cloud’ de Schneider Electric ofrece una mayor disponibilidad y rapidez para el procesamiento de los datos.

Data center

Los data centers son una de las partes básicas en el funcionamiento de Edge Computing.

iStock

POR:
Portafolio
noviembre 07 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-11-07

Uno de los principales retos que enfrentan hoy las empresas es su paso hacia la economía digital, un viaje en el que el uso de los datos se ha convertido en uno de los mayores activos no solo para tener éxito, sino simplemente para sobrevivir.

(Lea: Cuatro pasos para la construcción de una cultura digital empresarial)

De hecho, el 80% de las compañías en el mundo que no implementen esta transformación, desaparecerán en el próximo lustro.

Es por esta situación que han surgido en los últimos años diversas tecnologías enfocadas en ayudar a las empresas a ser más efectivas y productivas a través del almacenamiento y procesamiento de los datos que se generan en su operación. Edge Computing, de Schneider Electric destaca entre ellas al ofrecer algunas ventajas para diferenciarse del resto.

En concreto, la mayor diferencia es que esta tecnología es una solución en la cual se hace un procesamiento de datos a nivel local, es decir, más cerca de donde se producen, y no en la nube. “Lo que cambia es que la expectativa del usuario en cuanto a rendimiento y velocidad es mucho más alta, al igual que al hablar de disponibilidad, lo que al final del día se traduce en mayor productividad de las empresas”, explica Kevin Brown, vicepresidente senior de innovación para la división de Secure Power en Schneider Electric.

Las razones que explican por qué implementar este tipo de tecnologías es clave para las empresas cada día, quedan más patentes. De acuerdo con Glen Duncan, director asociado de investigaciones para IDC Asia Pacífico, “el teléfono móvil y todo lo que lo acompaña es la mayor innovación y lo más disruptivo que ha ocurrido en décadas, y eso hace que todas las compañías traten de estar al día con esa tecnología, ofrecer servicios y plataformas a través de él. Edge Computing es lo que está entre el núcleo de esas firmas y los dispositivos”.

Es más, como afirma Natalya Mokarochkina, vicepresidente senior de TI para la división comercial internacional de Schneider Electric, “el 70% de las empresas que realmente no se centren en el mundo digital y en este uso de los datos, tendrá problemas en su negocio. Aunque realmente vemos que el 70% de las compañías sí que está muy preocupado por llevar adelante este proceso”.

Y esta tecnología no solo aplica para la operación de las plataformas o ‘apps’, sino que casi cualquier industria puede necesitarla en su transformación digital. Por poner un ejemplo, “si una empresa tiene un proceso crítico como el de facturación o la producción continua de sus productos, debe asegurar la continuidad de su operación, y en estos casos la mejor alternativa será la de implementar la solución de Edge dentro de la compañía para que este procesamiento de datos se haga localmente de una manera más conectada y eficiente”, indican los expertos de la compañía.

Es por esto que, como agrega Luis Cuevas, director de Secure Power para el Clúster Andino, “las principales ventajas que trae Edge Computing son la disminución de la latencia (tiempo que tardan los datos en estar disponibles) y la aceleración de la computación de estos.

Por ejemplo, para las aplicaciones en las que queremos participar, como EcoStruxure, es realmente importante tener la aplicación Edge para evitar que se detengan los procesos. El mercado general está viendo estos problemas, por lo que Edge Computing es visto como una herramienta para manejarlos. Al hacerlo, la adopción en las empresas ayudará a conservar y mantener los procesos clave y los procesos comerciales centrales”.

Y, como se ha dicho, esto aplica a casi todo tipo de empresas. Según Dave Johnson, vicepresidente ejecutivo para la división de Secure Power en Schneider Electric, “todas las compañías de todas las industrias están en la transformación digital, y nuestro objetivo es mantener todo funcionando en el proceso. Por eso las soluciones las puede utilizar casi cualquiera, desde el retail, la educación o las finanzas, hasta empresas industriales, de petróleo y gas, minería, de salud o de telecomunicaciones”.

Ante esto, ¿cómo funciona? Como explica Mokarochkina, “la infraestructura física de Edge Computing puede estar compuesta por un micro centro de datos ubicado en exteriores, o puede ser una unidad de distribución de energía, más una UPS y un servidor dentro de un entorno con aire acondicionado. Todas estas soluciones evitan problemas de latencia, ya que fomenta un ecosistema de conectividad entre Edge y la nube, que es donde ocurren la mayoría de las fallas actualmente”.

Por último, a pesar de los retos que todavía se plantean por delante, Colombia y Latinoamérica siguen avanzando en ese camino. “Lo que me gusta de la región, específicamente de Colombia, es que no solo las personas están muy centradas en el camino hacia la digitalización, sino que además el gobierno continúa fortaleciendo los planes de digitalización del país.

Este contexto lleva a que las empresas busquen nuevas vías de transformación para avanzar en la economía digital”, apunta Mokarochkina.

No obstante, como señala Cuevas, el próximo reto para la tecnología en el país es explicar el funcionamiento de Edge Computing y los beneficios para las empresas, como llevar a cabo los procesos de transferencia desde servicios de ‘cloud’ a este tipo de soluciones.

Economía y Negocios
En Singapur, por invitación de Schneider Electic.

Siga bajando para encontrar más contenido