El campo, propicio para negocios sociales

Christina Jaeger, Socia Directora de Grameen Creative Lab, explica cómo avanza el concepto que abandera el Nobel de Paz, Muhammad Yunus.

Christina Jaeger

Christina Jaeger, socia directora de Grameen Creative Lab, analizó el negocio social en el país.

Cortesía

POR:
Portafolio
diciembre 05 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-12-05

Aunque el potencial del negocio social está en etapa incipiente de difusión, en Colombia se práctica sin reconocer el concepto como tal. Esto es notorio especialmente en las comunidades rurales. Así lo señala Christina Jaeger, Socia Directora de Grameen Creative Lab, y Co-fundadora y Directora de Yunus Environment Hub.

(Lea: Bogotá tiene el primer centro de CEmprende de Colombia)

La experta en esta estrategia que apuntan al beneficio de las poblaciones vulnerables estuvo recientemente en Colombia en la segunda edición del ‘Social Business Forum Colombia 2019’ y explicó cómo avanza la aplicación del concepto en el país.

(Lea: La plataforma que le ayuda a buscar empleo formal)

¿Para ustedes que es un negocio social?, ¿Es lo mismo que uno inclusivo?

El concepto de negocios sociales fue creado por el Premio Nobel de Paz Profesor Muhammad Yunus. Con este innovador concepto se busca resolver problemas sociales o ambientales. El negocio social es una empresa en la que no se busca ganar dinero para si mismo, pero resuelve el problema de financiamiento con su modelo de negocio. Esto es diferente de otros modelos de negocios, tales como negocios inclusivos o emprendimiento social. Es una forma revolucionaria de ver los negocios, no como una herramienta para generar ganancias, sino como un mecanismo para lograr un cambio social.

¿Cómo han crecido los negocios sociales en el mundo y en Colombia?

El primer negocio social que creó fue Grameen Bank en 1983 para proveer servicios financieros para que las personas pudieran escapar de la pobreza. Posteriormente, el profesor Yunus creó más de 50 negocios sociales adicionales, cada uno enfocado en un problema social diferente.

En 2006, la primera empresa conjunta de negocios sociales ‘Grameen Danone Foods Ltd.’ fue creada por Grameen y Danone Corporation con el propósito de abordar la desnutrición infantil en Bangladesh. A esta iniciativa la siguieron otras empresas conjuntas con multinacionales como Veolia, Intel, Uniqlo o McCain.

En Colombia, el término está en etapas incipientes de difusión. Muchos emprendedores están construyendo negocios sociales, sin definirlo como tal. Especialmente en las zonas rurales donde comunidades pobres necesitan confiar en su perspicacia comercial para desarrollar sus propios servicios y productos. Hay mucho talento y capacidad dispuesta a tener un impacto en sus comunidades.

Es por eso que en nuestros programas y actividades tratamos de animar a los emprendedores de las comunidades rurales a postularse en nuestros programas de incubación, a también participar en talleres. Nuestras actividades y eventos se centran en crear conciencia y educación sobre los conceptos y también les da herramientas.

¿Cuál es el impacto de este tipo de negocios en la comunidad?

El negocio social es un mecanismo para resolver problemas sociales. Las ganancias se reinvierte para fortalecer la misión. El impacto se puede crear a través del producto o servicio que ofrece o a través de su cadena de valor (producción, comercialización, distribución, abastecimiento, etc.), por ejemplo, mediante el empleo de un determinado grupo objetivo.

¿Realmente en el mundo hay un movimiento a favor de esto?

El concepto de Grameen Creative Lab se ha implementado en más de 60 países, 80 universidades tienen Yunus Centros de Negocio Social y dos eventos globales unen a la comunidad global de negocios sociales cada año: El ‘Social Business Day’ y El ‘Global Social Business Summit’.

¿Los gobiernos se muestran a favor de estas iniciativas, qué tanto?

Cada vez más los apoyan. En Colombia, la promoción de la economía naranja se encuentra alineada con la filosofía de los negocios sociales, en donde todos pueden usar su creatividad para solucionar problemas y liberar el potencial de las comunidades.

¿Qué casos de negocios sociales destacaría?

En Colombia, estamos apoyando a emprendedores de negocios sociales a través de un Programa de Incubación de Negocios Sociales. Durante un período de seis meses, brindamos capacitación, tutoría, entrenamiento y networking. Los emprendedores vienen de diferentes regiones de Colombia y representan diversas industrias - desde la producción de café y cacao, distribución de frutas y verduras, restauración, turismo, servicios de consultoría, moda y diseño.

Por ejemplo, Frutichar es un negocio social de la región del Pacífico que brinda empleo a jóvenes y madres solteras. Compran frutas exóticas directamente de los agricultores de la región, para producir pulpa de fruta sin conservantes.

Esta cadena de valor crea nuevas oportunidades para el empleo rural, apoyando la economía de los agricultores, además de contribuir la producción de alimentos en la región y reducir las tasas de desnutrición en el área. Frutichar es un grupo de jóvenes emprendedores de El Charco, Nariño.

¿Cómo se aplican conceptos como los de transformación tecnológica  y la innovación a una estrategia de estímulos a los negocios sociales?

La tecnología desempeña un rol importante para encontrar soluciones a los problemas más graves en la sociedad. En los negocios sociales se utiliza la tecnología como impulsor del impacto social.

¿Hay inversores atraídos por este tipo de negocios? Cuál es el perfil de esos inversiones y a cuánto ascienden?

Los negocios sociales atraen inversores filantrópicos que buscan un retorno social en lugar de un retorno financiero. Las inversiones en negocios sociales son más poderosas que las donaciones, ya que el dinero se invierte y regresa, entendiendo que es un modelo comercial.

Los inversores pueden recuperar su inversión y reinvertirla en otros negocios sociales. Un dólar de caridad tiene una sola vida, mientras que un dólar de negocios sociales tiene una vida sin fin.

Siga bajando para encontrar más contenido