El capitalismo consciente es la filosofía de Whole Foods

Para la compañía, una empresa que no tenga un propósito más allá del monetario estará condenada a desaparecer al largo plazo.

Whole Foods

Para tener un ecosistema de negocio completo es necesario aplicar los cuatro principios y vincular a todos los partícipes.

Archivo particular

POR:
Portafolio
noviembre 26 de 2019 - 12:20 a.m.
2019-11-26

Whole foods Market es una cadena estadounidense de supermercados que tiene como base de su negocio a la agricultura sostenible y como eje al capitalismo consciente, con el que ha alcanzado sus propósitos y ha evolucionado como compañía.

La empresa americana lleva la bandera del impacto social, a través de sus fundaciones, Whole Cities, Whole Kids y Whole Planet que siguen la línea de Whole foods, de crear y fomentar un ecosistema de gran productividad, beneficio, logro profesional y satisfacción personal, para todos los actores.

Precisamente, estos son los conceptos que ha expuesto John P. Kloninger Director Regional de las Américas para Whole Planet Foundation, en esta oportunidad en diálogo con Portafolio le explicó por qué una empresa sin un propósito más allá del monetario está condenada a desaparecer y cuáles son las oportunidades que genera aplicar el capitalismo consciente en cada nivel.

¿Cuál ha sido el impacto social de Whole Planet?

Con Whole Planet, en particular, hemos desarrollado proyectos en 80 países alrededor del mundo, hemos desembolsado para micropréstamos más de 80 millones de dólares, a septiembre de 2019. El dólar que se invierte se vuelve mucho más que eso porque rota en varios préstamos y tiene un efecto multiplicativo para reducción de pobreza, especialmente en mujeres a nivel mundial, en países donde Whole foods tiene negocio.

¿Cuál es el objetivo con esas ayudas?

Nosotros definitivamente nos basamos en el modelo de capitalismo consciente y sus principios. Creemos que todos los partícipes en el ecosistema de negocio son igualmente esenciales, entonces no pensamos que sencillamente es una obra de caridad sino que se beneficia a todo el ecosistema, en ese caso a todo el mundo.

En nuestro caso nos brinda solidez en las economías locales y con eso se beneficia nuestro negocio, se crea una cadena de suministro más robusta y una relación gana-gana con todos los partícipes, eso incluye las personas que están en la base de la pirámide económica, que son parte esencial de las comunidades que producen no solo para nosotros sino para muchos a nivel mundial.

¿Cómo llegan a esa filosofía?

Es un fenómeno que está en evolución, cuando Whole Foods era una sola tienda en Austin, Texas, el local sufrió una inundación y el negocio casi se cierra, pero entraron varios actores de la comunidad, incluyendo vecinos y su ayuda fue vital para que se volviera a levantar el negocio. Algunos llegaron con cosas aparentemente sencillas, pero muy importantes, como limpiar, también entraron entes financieros que ofrecieron créditos cuando no necesariamente estábamos en una estado financiero óptima para un prestamista, entonces fue una experiencia que nos hizo reconocer la importancia de lo que es un ecosistema, que los clientes son tan importante como el fundador, como el banco, como el agricultor que provee el producto, entre otros.

Así Whole Foods empezó a cristalizar su filosofía con lo que hoy en día llamamos el capitalismo consciente.

¿Cuáles son los principios del capitalismo consciente?

Primero, hay que tener un propósito elevado, aunque cada compañía tiene unos objetivos que siempre apuntan hacia las ganancias, estos deben ir mucho más allá. Si su meta es más elevada, inspira a otros a desarrollar y a trabajar de la misma forma. Es importante cuestionarse para qué existe el negocio, pensando en el bienestar de la sociedad y los valores que componen la base de la compañía.

La orientación integral es clave, las compañías están compuestas de personas, y las relaciones con todos deben ser saludables y se deben responder las necesidades de cada grupo.

Hay que tener un liderazgo consciente, la visión, pasión y talento son las características implícitas de estos líderes que tienen claro los beneficios que sus productos tienen para mejorar la calidad de vida de los demás.

Con todo ello se puede pensar y crear una cultura consciente donde cada integrante tome decisiones responsables.

¿Qué pasa si una empresa no lo aplica?

No toda empresa valora la importancia de tener bien definidos una serie de valores, pero aquellas que no tengan un propósito duradero puede ser riesgoso y asegurar la superviviencia de la compañía a largo plazo no será sencillo.

Es muy difícil hoy en día avanzar con modelos de negocio o maneras de pensar tradicionales, sobrevivir así es todo un reto.

¿Qué oportunidades tienen quienes apliquen estos principios?

Tenerlos como el ADN en todos los niveles de la empresa, tiene un efecto comunicativo muy beneficios para la compañía, con eso resultan mejores negocios, mejores productos, clientes más satisfechos y todos tenemos una mejor experiencia porque todos ganamos.

La persona, en general, para convencerse del valor de algo necesitan ver resultados, pero este es un concepto que está en proceso, que reconoce la integración y crece a nivel mundial.

Siga bajando para encontrar más contenido